Diputados 845x117

Miércoles, 01 Septiembre 2021 12:22

Vuelos de la muerte en el Delta: llevará meses el estudio genético de los restos hallados en Villa Paranacito

Escrito por Santiago Mac Yntyre

Este martes terminó la exhumación de siete tumbas NN en el cementerio de Villa Paranacito en el marco de la causa que investiga vuelos de la muerte en el delta entrerriano durante de última dictadura militar. El Equipo Argentino de Antropología Forense buscará material genético en las muestras halladas y, eventualmente, determinará si hay coincidencias con el banco de datos genéticos de familiares de desaparecidos. Organismos de derechos humanos resaltaron el impulso que la fiscal Minatta imprimió a la causa.

La causa que investiga los vuelos de la muerte en el delta entrerriano durante la dictadura cívico militar, sigue avanzando a paso firme, con recolección de testimonios y pruebas que generan optimismo en torno a la posibilidad de reconstruir parte de la verdad histórica sobre lo ocurrido en aquellos años sombríos.

Radicada en el Juzgado Federal de Concepción del Uruguay, la causa se inició a partir de una denuncia realizada en 2003, pero con escaso avance hasta que se produjeron dos hechos decisivos: la investigación periodística de Fabián Magnotta, reflejada en el libro El lugar perfecto (2013), que recogió importantes testimonios a partir de aquella denuncia inicial y, dos años después, la asunción como fiscal federal de Concepción del Uruguay de la joven abogada Josefina Minatta, que desde fines del año pasado, dio un fuerte impulso a la investigación por la que poco pudo hacer por casi nulo respaldo de la gestión Cambiemos a todo lo que tuvo que ver con causas por delitos de lesa humanidad.

A poco de asumir, la fiscal se apoyó en las organizaciones de derechos humanos –estatales y de la sociedad civil– como la secretaría de Derechos Humanos de la Nación, HIJOS Regional Paraná, la dirección de Derechos Humanos de la Municipalidad de Gualeguaychú y el Registro Único de la Verdad de la provincia de Entre Ríos, con el objetivo de poder abordar la investigación y trabajarla en forma articulada, en virtud de que se trata de un lugar bastante inhóspito.

El dato clave

Como parte de la recolección de testimonios, llegó a oídos de la fiscal un relato sobre la existencia de enterramientos NN en el cementerio de Villa Paranacito y pudieron dar con quien se desempeñó como sepulturero en aquellos años.

"Eso permitió identificar las tumbas en los que se habrían enterrado personas como NN y él relató que estas personas eran traídas al muelle del cementerio por personal de seguridad que estaba acá en la zona", contó a Río Bravo la abogada querellante por la secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Lucía Tejera, de vasta trayectoria en materia de causas por delitos de lesa humanidad.

Meses de estudio

Así, entre este lunes y el martes, el Equipo Argentino de Antropología Forensa (EAAF), por disposición del juez Seró, procedió a la exhumación de siete tumbas NN según estrictos procedimientos.

Ahora, los restos extraídos fueron trasladados bajo rigurosos protocolos de seguridad al laboratorio del EAAF, donde serán analizados y, según prevén por trabajos previos, será una tarea que llevará meses de estudio.

Ahora el equipo deberá que avaluar todo lo que se encontró y, mediante un análisis antropométrico, determinar  determinar si existe material  genético para cruzar con la base de datos de ADN de la Iniciativa Latinoamericana para la Identificación de Personas Desaparecidas, coordinada por el EAAF, donde cientos de los familiares de desaparecidos han ido presentando muestras de sangre que se utilizan para contrastar con las muestras obtenidas.

La relevancia de los testimonios

La representante de la secretaría de Derechos Humanos reconoció que se trata de una causa "bastante difícil porque nosotros estamos intentando hallar restos de personas que fueron arrojadas desde aviones, helicópteros, por nuestro delta, por nuestros ríos, lo que significa una geografía bastante dificultosa para el hallazgo de esos restos". La descripción de las condiciones en que se desarrolla la investigación –a lo que habría que sumar el paso del tiempo, entre 38 y 45 años– permite hacerse una idea de las dificultades de la misión.

CementerioVillaParanacito1

"Muchos de los testimonios dan cuenta de que veían los restos y los dejaban correr y eso quiere decir que seguían su curso y no fueron enterrados en algún lugar", añadió la abogada.

Es por eso que hacen especial énfasis en los datos que puedan aportar los vecinos del lugar, quienes viven o vivieron en la zona, que hayan visto, escuchado o tengan constancia de información sobre el tema, y piden que se comuniquen con la secretaría de Derechos Humanos de la Nación o la dirección de Derechos Humanos de Gualeguaychú (3446-629285 o Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) que largó una campaña para recabar información, garantizando la reserva de identidad para quienes no quieran dar su nombre y apellido.

Desde el área de Derechos Humanos y el conjunto de organismos y actores involucrados en la investigación ven con expectativas cada paso que se va dando en la causa: "Quizás esta medida pueda llegar a darnos algún dato que nos permita saber de dónde provinieron esos vuelos, dónde estaban estas personas detenidas, secuestradas y mantenidas en cautiverio y luego asesinadas así que para nosotros esta medida fue sumamente importante en ese sentido", redondeó Tejera.

Sobko: "Es muy fuerte la posibilidad de que hayan existido vuelos de la muerte en territorio entrerriano"

Junto con la disposición del juez Seró, que ordenó la exhumación de tumbas en el cementerio de Villa Paranacito, otra de las novedades que tuvo la causa en estos días, fue la aprobación como parte querellante en la causa de la Regional Paraná de HIJOS.

Clarisa Sobko, militante de la organización estuvo presenciando los trabajos desarrollados por el EAAF y calificó como "muy fuerte y emblemática la posibilidad de que hayan existido vuelos de la muerte en territorio entrerriano, que haya sido un plan sistemático, una utilización estructurada y diseñada en el terrorismo, aprovechando la geografía de nuestro Delta para la eliminación de cuerpos".

Sobko, al igual que Tejera, elogió el desempeño de la fiscal Minatta, resaltó el impulso que está teniendo la causa y las medidas de prueba tomadas esta semana. "Es tarde pero lo estamos haciendo, lo están haciendo y eso es muy importante", dijo, para luego respaldar al trabajo del EAAF, su profesionalidad, el cuidado con desarrollan su tarea y la confianza "sean cuales sean los resultados".

"Llegando a estos lugares uno dimensiona diferente, estar presenciando la medida, garantizando que esto sea un proceso legal también es muy importante", valoró la militante de HIJOS en diálogo con Río Bravo y resumió el sentido de esta investigación y la búsqueda en "dos grandes objetivos: uno es la búsqueda de la verdad, la reconstrucción del genocidio y después la posibilidad por supuesto de encontrar y traer de nuevo a estos compañeros y compañeras, sus restos, que permiten saber muchas cosas. Hay familias que no saben dónde fueron secuestrados, dónde los mantuvieron desaparecidos y cuál fue el destino final de su familiar".

Publicado en Río Bravo el 1 de septiembre de 2021

Modificado por última vez en Miércoles, 01 Septiembre 2021 23:04

845x117 Prueba