Diputados 845x117

Domingo, 27 Junio 2021 05:55

La situación hídrica en la cuenca del Plata (¿sequía histórica?)

Escrito por Jorge Temporetti (*)
La situación hídrica en la cuenca del Plata (¿sequía histórica?) Imagen de la bajante del Paraná en mayo de 2020.

Mientras ciclos de grandes sequías e inundaciones se suceden en nuestra región, un factor importante se oculta de la opinión pública y más aún del sentido común detrás de la explicación del cambio climático: cómo la actividad humana, sobre todo en torno al uso del suelo, agrava esos extremos climáticos. En este artículo pone el centro en la necesidad de otra perspectiva, partiendo de la necesidad de políticas públicas en pos del uso y la protección de los recursos naturales, principalmente del modelo agrícola, en beneficio de nuestras comunidades.

(*) Especial para Río Bravo

Jorge Temporetti es contador y docente, expresidente de la filial Delta de Federación Agraria Argentina (FAA) y activo participante de la entidad desde inicios de los '80 y exsecretario de Producción de la Municipalidad de Villa Paranacito. Isleño.

El informe mensual emitido por el Instituto Nacional del Agua (INA)1 el pasado 8 de junio señala: “En el litoral argentino se espera un trimestre con condiciones deficitarias de precipitación, al igual que para la cuenca del río Uruguay. Para las cuencas de los ríos Paraguay y Paraná se espera un trimestre con condiciones normales a deficitarias. La región del ENSO2 presenta una transición a fase neutral durante los próximos trimestres”.

Este informe es la continuación de más de un año de “condiciones deficitarias de precipitación”.

Una situación que, como contiene aspectos relativamente novedosos, da lugar a diversas explicaciones; la mayoría de ellas interesadas en ocultar responsabilidad aunque también proliferan otras con cierta superficialidad y unilateralidad. En cualquiera de los casos, esto no contribuye a la lucha por mejorar las condiciones que permitan enfrentar con mayor eficacia los extremos de la naturaleza que la acción humana agrava con su accionar, interesado por beneficios económicos que nunca contabilizan los desastres que contribuyen a generar.

Con la voluntad de hacer una introducción a lo que debe ser abordado por los excelentes especialistas que tiene nuestro país, es necesario dejar en claro que muchos de los que sufrimos las inundaciones y queremos que no se agraven, somos partícipes de la lucha por nuestra soberanía como nación desde estas denuncias desde hace muchos años, empalmando con la actual situación de disputa sobre la soberanía para, al menos, administrar desde el Estado y controlar lo que se transporta por nuestros grandes ríos, hoy en manos extranjeras. Porque, claro, los que vivimos en el Delta del Paraná, no tenemos mucho problema con la sequía, que se sufre en las tierras que no se inundan.

Tomando este tema, hace tres años publiqué un trabajo titulado Algebra Nacional: + agronegocios + deforestación = + sequía + inundación 3. Porque en aquel momento también se atravesaba un ciclo de sequía, cortado por una importante lluvia que dio lugar a una tremenda inundación en nuestra provincia y que está allí tratado.

ArbolFuncion

El maltrato criminal sobre nuestras tierras que, como se ha expresado con sentido gráfico, “sangra por las barrancas del Paraná”, es responsable del agravamiento de las condiciones extremas. Por ello, es una necesidad de vida (o muerte) no muy distinta a la de la pandemia que atravesamos, que el Estado adopte medidas que permitan pasar de una política económica criminal de extracción y agravamiento de los extremos de la naturaleza a una de cuidado y prevención, nada distinto de lo que hacen los países “desarrollados” como Alemania, que tiene el 35% de su superficie forestada.

Basta acordarse de que cuando en verano vamos a algún lugar, lo primero que se hace es buscar un árbol para que el vehículo no se “recaliente”. Eso da la pauta de cómo se agrava la evaporación cuando se hacen los desmontes salvajes que se han hecho en toda la cuenca del Plata. Y es solo uno de los efectos. Las raíces también generan comunicaciones que mejoran los extremos hídricos. Por algo los pone la naturaleza.

Como forma de ejemplificar lo que se puede hacer y no se hace, cito sólo lo que cualquier persona que pase por el puente sobre el río Gualeguay al llegar a la RioGualeguayciudad puede ver: el viejo puente, derrumbado en parte, yace acumulando troncos y otros elementos que van constituyendo un verdadero dique en el propio lecho, lo que facilita que cualquier lluvia genere una inundación que se puede ver a ambos lados de la carretera. ¿Es necesario decirle a las autoridades que este es el momento de remover, fácilmente, ese obstáculo? Porque es verdad que aguas abajo hay un “agolletamiento” de la desembocadura, producto de gigantescos diques, pero si ni siquiera se puede hacer esa acción mínima para mejorar el drenaje, es difícil imaginar abordar cuestiones más complejas.

La nota citada es suficientemente explicativa para quién tenga interés en el tema, solo menciono además que esa sequía, e incluso ésta, mucho más extensa en tiempo, aún no tiene la intensidad de aquella que se produjo en el año 2008, año de rebelión agraria e incendios. Vale recordar los incendios que se decían “intencionales” (y es posible que algunos lo hayan sido, aunque lamentablemente no se investigue el origen), hacían llegar el humo a las oficinas de Buenos Aires y le costaron la vida a dos bomberos en Victoria. Allí, hasta en el Delta se habían alejado las napas freáticas.

InformePrecipitacionesEl mapa de precipitaciones esperadas que se publica en el informe de INA -consultado para este artículo- facilita el acceso a la idea que se busca plasmar. Volviendo al título de esta nota, sequías son nombradas por Florentino Ameghino y hasta por Charles Darwin, que cita un relato de una sequía tal que en las lagunas de la hoy provincia de Buenos Aires se apilaban los cadáveres de animales muertos de sed por 1820.

 

 

1 Informe mensual del INA: https://www.ina.gov.ar/archivos/alerta/Escenario2021_Junio.pdf

2 El Niño Southern Oscilation (en español El Niño Oscilación del Sur).

3 Fuente: https://infoydata.com/infoydata/algebra-nacional-agronegocios-deforestacion-sequia-inundacion/

Publicado en Río Bravo el 27 de junio de 2021

Modificado por última vez en Lunes, 28 Junio 2021 13:20

845x117 Prueba