Diputados 845x117

Lunes, 03 Enero 2022 03:32

En Entre Ríos también repudiaron a la Gestapo Macrista y la persecución sindical

Escrito por Ignacio González Lowy

Más allá de la horrorosa expresión de deseos sobre una Gestapo para barrer con el sindicalismo, la filtración del video de la reunión donde así se expresa el ex ministro bonaerense de Trabajo, Marcelo Villegas, es una foto del entramado montado entonces para la persecución judicial de opositores y sindicalistas. La práctica antidemocrática que quedó evidenciada generó repudios también en Entre Ríos.

Durante esta semana conocimos un video de una reunión realizada en junio de 2017 en la casa central del Banco Provincia (de Buenos Aires), en pleno centro de CABA. De la misma habían participado el mencionado Villegas, entonces ministro de Trabajo de la gobernadora María Eugenia Vidal; Julio Garro, intendente de La Plata; el senador provincial Juan Pablo Allan; varios agentes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y diferentes dirigentes de cámaras empresarias vinculadas al sector de la construcción. El objetivo era avanzar en el armado de la causa judicial contra el dirigente de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) de La Plata, Juan Pablo “Pata” Medina, acusado de extorsionar a empresarios de la construcción. La persecución contra dicho dirigente sindical había sido tema de conversación entre el titular del gremio a nivel nacional, Gerardo Martínez, y el propio presidente Mauricio Macri, en marzo de ese año, en ocasión del viaje oficial que habían compartido al Reino de Holanda.

En el marco de dicha reunión es que Villegas expresó que: “Si yo pudiera tener una Gestapo, una fuerza de embestida para terminar con todos los gremios, lo haría”. La Gestapo con la que soñaba Villegas actualizaría la policía secreta del régimen nazi de Adolf Hitler, que se dedicaba a perseguir, secuestrar y asesinar a opositores y miembros de la comunidad judía, entre otras colectividades perseguidas. Más allá de la horrenda expresión, repudiada por referentes de casi todo el arco político y por la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA); el motivo de la reunión expresó fundamentalmente el accionar largamente denunciado de la “mesa judicial” macrista, montada para armar causas y perseguir judicial y mediáticamente a opositores al anterior gobierno nacional.

La idea de que Macri y Vidal buscaban con acciones de este tipo “combatir la corrupción sindical” cae por su propio peso cuando el referente y modelo a imitar en el sindicalismo para Macri era el fallecido dirigente Gerónimo “Momo” Venegas. Así lo expresó el propio presidente de la Nación en el acto del 1° de mayo de 2017, abrazando en el escenario al histórico líder del gremio de los peones rurales, la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE). Este dirigente, fallecido poco después de dicho acto (el 26 de junio de 2017), de lo único que puede ser ejemplo es de corrupción, persecución a opositores, actividades mafiosas y entrega de los derechos de sus trabajadores “representados”.

Justamente por ello, porque claramente la mesa judicial montada y el sueño de la Gestapo macrista no tenían más objetivo que atacar y perseguir a quienes fueran un escollo para los intereses y negocios del gobierno nacional en cuestión; es que diferentes direcciones sindicales del país se manifestaron en repudio por este accionar. Más aún, desde las conducciones de la CGT y la CTA anunciaron que se presentarán ante la Justicia y ante la OIT para denunciar lo que entienden fue un “plan sistemático” contra los gremios. El secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, planteó específicamente sobre los dichos (de la Gestapo) que "no pueden quedar impunes en un país que tiene todavía la cicatriz del terrorismo de Estado".

También desde Entre Ríos

Desde nuestra provincia el repudio también se expresó con claridad.

Consultado por Río Bravo, el flamante secretario de Derechos Humanos de la CDC de AGMER, Claudio Puntel, manifestó que “las palabras del ex ministro de Trabajo de Vidal, puestas en contexto, dichas en una reunión con empresarios, funcionarios, dirigentes de colegios profesionales, desnudan el programa del bloque de clases dominante para los trabajadores organizados. No sólo Villegas habló de una Gestapo para destruir sindicatos, sino que además no se horrorizó ninguno de los que lo escucharon, ni pensaron que debían denunciarlo, hasta que la podredumbre de los servicios del espionaje lo sacó afuera, no para defender la democracia sino para dar el acostumbrado carpetazo.” Puntel ubica esta actitud en una línea de continuidad: “Cada vez que los trabajadores y el pueblo avanzamos en unidad y en lucha, ellos apelaron a los mismos mecanismos: golpes de estado, grupos de tarea, leyes de residencia, ligas patrióticas y una serie de dispositivos que encarnan lo más triste de nuestra historia. En este momento, en el marco de una fuerte propaganda contra nuestras organizaciones, los trabajadores, los sindicatos, nuestras multisectoriales de derechos humanos no sólo debemos responder con el más enérgico repudio, con la denuncia y la exigencia de investigación a fondo y castigo; sino que además necesitamos devolver el guante y hacer una fuerte campaña de discusión y difusión, para enfrentar también a las campañas de negacionismo y desmemoria, que son punto de partida para la impunidad.”

Por su parte, la Asociación Bancaria se expresó en similar sentido a nivel nacional y tuvo su eco en su representación entrerriana. Augusto Gervasoni, secretario Adjunto de la seccional local de La Bancaria, expresó a Río Bravo que repudian “enérgicamente” estos dichos que “han sido una demostración de lo que muchos sectores de trabajadores organizados y de las economías populares enfrentamos con las políticas neoliberales del macrismo. Se pudo comprobar claramente que lo que veníamos planteando ellos lo tenían pensado y querían ejecutar. Los sectores más reaccionarios de la Argentina lo único que generan es una división en la sociedad al buscar la pérdida de derechos de los trabajadores.” Gervasoni sostiene que en Entre Ríos y específicamente en Paraná se ha generado un repudio muy fuerte a estos dichos y aclara: “desde La Bancaria vamos a seguir pregonando unidad en la acción en el movimiento obrero y de todos los sectores que estamos en contra de estas definiciones que tiene la derecha más reaccionaria de Argentina. Necesitamos generar espacios de unidad y debate para claramente marcar posición y poder enfrentar en los años que vienen la pérdida de derechos que estos sectores siguen pregonando desde las sombras y que han sido puestos en primer plano en las últimas elecciones. Esto demuestra claramente la falta de diálogo y unidad de los sectores populares y es lo que tenemos que lograr este año.”

Publicado en Río Bravo el 2 de enero de 2022.

Modificado por última vez en Lunes, 03 Enero 2022 07:05

845x117 Prueba