BannerDiputados

MAYO Sec Com

Domingo, 05 Mayo 2024 11:58

Cierre del INAFCI en Entre Ríos: el modelo concentrador gana terreno

Escrito por Santiago Mac Yntyre

El Gobierno nacional dio el golpe final al organismo encargado de las políticas de asistencia y promoción de la agricultura familiar en la provincia. Este sábado vació y concretó el cierre del INAFCI. El modelo concentrador gana terreno y miles de productores, “inviables” para la gestión Milei, quedan desamparados.

“Hoy en Entre Ríos se cierra las puertas de nuestra secretaria de Agricultura Familiar. La interventora envía un camión llevándose todas las herramientas que tanto nos costó obtener. Vehículos, computadoras, etc. Día triste para todos los técnicos y más aún para las y los productores familiares de la provincia que quedan sin asistencia y acompañamiento...”. Así, el ingenieron agrónomo Pablo Benetti, extécnico del Instituto de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena (INAFCI) anunció el desmantelamiento y cierre del organismo perpetrado por el Gobierno de Javier Milei.

La decisión ya se esperaba entre los trabajadores del Instituto porque la interventora, Inés Liendro, lo había anunciado la semana pasada en Salta, afirmando que estaban haciendo una auditoría y llevando todo el mobiliario, el equipamiento y los vehículos a la Buenos Aires, y de hecho comenzaron el desguace en la provincia norteña.

Leer más: Agricultura familiar: el cierre implicará 40 despidos en Entre Ríos y miles de productores sin asistencia

Foto: AIM

Foto: AIM

En cuanto a la situación de los trabajadores, Pablo Benetti, extécnico del Instituto, contó que en la provincia “no quedó nadie”.

En efecto, los 37 trabajadores que quedaban en el organismo fueron desvinculados del Instituto. Según contó Benetti, en una de las reuniones la interventora planteó que el objetivo y las directivas eran eliminar todo el trabajo en las provincias, quedaría una secretaría, dirección o subsecretaría, con sede en Buenos Aires.

Frente a la situación que genera la pérdida del empleo, en su caso, después de casi 20 años en el INAFCI, el trabajador afirmó: “Uno como profesional o como técnico puede conseguir un trabajo, puede buscar de alguna forma poder resolver la situación trágica que es el despido y el quedar sin ingreso fijo”, aunque, de todas maneras, puso énfasis en las consecuencias sobre los miles de productores familiares que quedarán a merced del mercado, con políticas que tienden a una fuerte concentración de la economía y en la que se impone la ley del más fuerte.

Productores desamparados

En diálogo con Río Bravo, Benetti explicó el impacto directo que tendrá esta decisión sobre los actores de la agricultura familiar en la provincia: “El tema es el sustento y el acompañamiento a los productores familiares y a los pequeños productores, a los campesinos que quedan absolutamente sin ningún acompañamiento, o el muy mínimo acompañamiento que puedan hacer las juntas de gobierno, las comunas, los municipios que son muy reducidos y que nosotros llegábamos a lugares donde no llegaba ninguno de ellos”.

En ese sentido, el extécnico del organismo explicó que políticas de Estado como “la emergencia agropecuaria, poder acercar herramientas y proyectos de financiamiento, ya sea provincial, nacional o internacional”, son mecanismos de asistencia y llegada directa del Estado para sostener y promover la agricultura familiar que quedarán huérfanas sin la existencia de un organismo como el INAFCI.

“Nosotros éramos los encargados junto con las organizaciones de poder trabajar y hoy quedan desamparados, sin asistencia técnica sin el acompañamiento de los profesionales que estábamos dentro del Instituto de Agricultura Familiar”, lamentó Benetti.

El INAFCI, un organismo “inviable” para el modelo concentrador

Bajo su perspectiva de políticas de “eficiencia” (cabe preguntarse ¿para quién?), reducción del gasto público, subordinación a los intereses de las grandes potencias económicas y el consecuente menosprecio por todo aquello que tenga que ver con una visión soberana de la economía y los actores que intervienen en el circuito de producción, distribución y consumo, el Gobierno de Javier Milei procedió al cierre, sin contemplaciones, del INAFCI. Pero: ¿Qué papel jugaba el organismo? ¿Cuál era la función de sus técnicos? ¿Cuál es la importancia de la agricultura familiar?

En este sentido, Benetti consideró que el gobierno “es claro en el mensaje y en su postura en cuanto al campo: para ellos este sector es totalmente inviable, o sea, en la cabeza de ellos si un productor necesita un subsidio para poder mantener su producción o para poder mantenerse en el medio rural es totalmente inviable, cuando en realidad el subsidio que se recibió por emergencia es una compensación por lo perdido, hubieron pérdidas millonarias en el sector agrario, pero al pequeño productor le representa un impacto mucho mayor”.

Se estima que entre el 60 y el 80% de los alimentos que consumimos (carnes, verduras y derivados) provienen de la agricultura familiar. Sin políticas que la incentiven y sostengan, que promuevan el desarrollo de mercados de cercanía, abaratando así costos de transporte y permitiendo el acceso a alimentos frescos, dinamizando el rol de los pequeños agricultores que no cuentan con volumen para abastecer grandes mercados, todo tiende a la creciente concentración cada vez mayor en un puñado de grupos concentrados, aunque miles queden afuera en el camino.

Leer más: Cierre del INAFCI: facultad de la UNER pide que no se corte el apoyo a la agricultura familiar

A modo de ejemplo, el extrabajador del INAFCI citó el caso de Rubén, un productor de la Colonia 3 y 14, en el departamento La Paz, que sufrió graves pérdidas por la sequía: “En el caso concreto de Rubén, tenía 20 vacas, se le mueren 10, se le muere el 50% de su capital. Ese productor que ordeñaba las vacas, que hacía queso, también llevaba huevo a la ciudad a vender, llevaba el queso, llevaba verduras. Bueno, el efecto de la seca fue tremendo y ahora está tratando de recuperarse”.

En conclusión, Benetti analizó que las políticas y decisiones de la gestión de Milei, en cuanto al modelo productivo, “apunta a más concentración de tierra, más desaparición de productores”, y consideró que “sin el Estado que acompañe y ayude a este sector en todo sentido, no solamente en lo productivo sino también en lo cultural, en la salud, en la educación, con una provincia devastada en el tema de caminos, no se puede solucionar”.

Como consecuencia, pronosticó, “se va en camino a mayor desaparición y mayor concentración de la tierra en pocas manos”.

Publicado en Río Bravo el 5 de mayo de 2024

Modificado por última vez en Domingo, 05 Mayo 2024 21:46

845x117 Prueba