Diputados 845x117

Sábado, 21 Agosto 2010 05:52

El Bicentenario y la Guerra de Malvinas

Escrito por Pablo Gabriel Felizia
Hablan los combatientes. Doscientos años han pasado desde la Revolución de Mayo y aun permanece inconcluso el destino de nuestra Patria en disputa. ¿Quiénes la someten y la tironean? ¿En manos de quiénes están los recursos que necesita el pueblo argentino? El jueves 19 de agosto se realizó en la Fac. de Cs. Económicas el panel “El Bicentenario de la Revolución de Mayo y las Malvinas”.


Doscientos años han pasado desde la Revolución de Mayo y aun permanece inconcluso el destino de nuestra Patria en disputa. ¿Quiénes la someten y la tironean? ¿En manos de quiénes están los recursos que necesita el pueblo argentino? Qué dirían sobre la deuda externa, sobre la expoliación petrolera, pesquera y minera los Moreno, Belgrano, Castelli, San Martín, Artigas, entre otros. El jueves 19 de agosto se realizó en la Facultad de Ciencias Económicas una conferencia titulada “El Bicentenario de la Revolución de Mayo y las Malvinas”. Fueron expositores el Director de la revista Cuadernos Eduardo Lualdi y los Veteranos de Guerra de Malvinas Héctor Rosset de la ciudad de Paraná y el Teniente de Navío (retirado) Owen Crippa, quien recibió la máxima condecoración: “Cruz la Nación Argentina al Heroico Valor en Combate”. Los mismos fueron presentados por el Ingeniero Fernando Sassetti. Los panelistas abordaron en sus intervenciones distintos aspectos de la historia Argentina en el año del bicentenario y ubicaron la recuperación y gesta de Malvinas como un acontecimiento histórico inscripto en la lucha por la independencia. Asimismo desarrollaron, con amplios argumentos, el proceso de desmalvinización.

La Argentina del Bicentenario

El 25 de mayo de 2010 el pueblo argentino ganó las calles y se volcó a los festejos del Bicentenario. Gritó “el que no salta es un Inglés” cuando mostraron las cruces en Malvinas proyectadas en el Cabildo y se emocionó al ver a los combatientes de Malvinas desfilar por propia voluntad sin haber sido invitados oficialmente. Sin embargo, los festejos del Bicentenarios se hicieron en un contexto difícil para Argentina. En medio de la crisis económica internacional el sistema de defensa nacional ha sido desmantelado; el Estado Nacional le ha concedido a la empresa Panamericam la principal reserva de petróleo hasta el 2047 (el 60% de las acciones de Panamericam pertenecen a la empresa inglesa British Petroleum, el 20% a Bulgheroni y, recientemente, el otro 20% a una empresa estatal China); se le ha concedido a los Británicos y a los Chinos la explotación petrolera en la plataforma Argentina frente a Malvinas; la Presidente Cristina Fernández de Kirchner ha festejado el pago de la deuda externa fraudulenta contraída por el gobierno de facto de 1976 a través del Banco Barclays (entidad asociada a la explotación petrolera en Malvinas); se entregan la explotaciones mineras mega contaminantes a Chinos e Ingleses, entre otros; y se entregan nuestras tierras, más de 22 millones de hectáreas, a magnates como Benetton o el Ingles Joe Lewis, quien construyó y opera una pista de aterrizaje en Río Negro y que junto a otros millonarios Ingleses y yanquis poseen grandes extensiones de tierras en zonas de frontera y sobre las mayores reservas de agua dulce (1).

Eduardo Lualdi abrió la conferencia y expuso: “por un lado las minorías gerenciales, la mesa chica del poder en Argentina, se ha fragmentado en diversos pedazos; están divididos y luchan por sus intereses. Y por otro lado hay un vasto movimiento del pueblo por sus derechos y necesidades que recorre toda la geografía nacional. El remesón patriótico que emergió en la conmemoración del Bicentenario de la Revolución de Mayo, la fuerza que ha adquirido en el último tiempo la causa de Malvinas, la lucha por el patrimonio nacional y contra el saqueo de nuestros recursos naturales, la defensa de la producción nacional, agraria e industrial, contra la extranjerización de la tierra, contra la instalación del aeropuerto ingles en Río Negro, etc.; son todas manifestaciones de cambios.”
La revista Cuadernos ha publicado el 1° de Agosto su número 33 y lleva 12 años. En esta oportunidad se presentó una tercera entrega, que cuenta con 120 páginas y, entre ellas, documentos históricos como el Plan de Operaciones redactado por Mariano Moreno el 30 de agosto de 1810. Sobre lo expuesto anteriormente Lualdi dijo: “Hay buenas condiciones para que todos los sectores patrióticos y populares, aferrados a la matriz que dio origen en 1806 y 1807 al proceso que iba a instaurar en 1810 la Primera Junta de Gobierno, puedan avanzar en el objetivo común de trasformar la Argentina del doble discurso, la entrega y la humillación nacional, en un país libre e independiente de todo dominio extranjero, sin amo viejo ni amo nuevo, sin amos, como proclamó Belgrano oportunamente.

Los héroes de Malvinas

Luego tomó la palabra el Veterano de Guerra Héctor Rosset, quien desarrollo la experiencia vivida durante la guerra y los padecimientos posteriores. Expuso las dificultades al regresar de Malvinas con la orden de no hablar; de no difundir absolutamente nada. Agregó sobre el final: “Se dice ex combatiente. Yo me considero un combatiente de la causa de los Veteranos. Me considero un combatiente para que ninguno vuelva a pasar o a pensar en un suicidio; que nunca más tenga que mendigar un Veterano de Guerra en la República Argentina, y empezando por Entre Ríos. Porque, como lo he visto y lo he charlado con todos mis compañeros, los Veteranos de Guerra nos sentimos altamente orgullosos de haber podido participar de esta gesta histórica.
Los tres panelistas enmarcaron la gesta de Malvinas como la continuación inconclusa de la guerra por nuestra independencia. Dice la nota editorial de Cuadernos: “desde el arribo de los conquistadores a esta parte del mundo, la lucha contra la opresión fue incesante: la independencia americana reconoce en su haber una larga lista de derrotas tremendas y algunas victorias providenciales”.
El último en exponer fue Owen Crippa quien realizó un desarrollo histórico sobre las intensiones de los Ingleses por adueñarse de Malvinas y su valor estratégico, sobre el contexto en que se desarrolló la guerra y los factores externos e internos que la generaron.

La desargentinización

Su exposición estuvo integrada a su experiencia durante y después de la guerra. A su vez, dio fundamentos sobre el proceso desmalvinizador. Explicó que una de las armas que es empleada en todas las guerras es la acción psicológica y que expresiones que utilizaron en los medios de comunicación los británicos durante la guerra son reproducidas en la actualidad por periodistas y políticos.
Sostuvo: “Cuando comenzó la guerra de Malvinas, la mayoría de nuestros medios ingenuos, y hoy muchos que lo repiten, dijeron: ‘Argentina invadió Malvinas’, y yo me pregunto: ¿Cómo podemos invadir algo que es nuestro? ¿Por qué no dijeron ‘Argentina recuperó Malvinas’?” Luego profundiza: “En la propaganda inglesa ellos pasan a ser de país ocupante a país agredido, y toda la prensa lo toma incluyendo la argentina. Con el proceso de desmalvinización se nos ocultaron muchísimos detalles de esa guerra y se nos presentaron todas sus miserias. La desmalvinización ha logrado culpabilizar a la víctima.” Según el Veterano de Guerra este proceso es mucho más profundo y debería llamarse desargentinización.
Luego de las tres intervenciones se abrió el micrófono para preguntas y opiniones que fueron aportando nuevas aristas al tema tratado y generaron un rico intercambio entre los panelistas y el público. Antes de finalizar la conferencia Eduardo Lualdi realizó una invitación para el 7 de noviembre, cuando se conmemorará el Bicentenario de la Batalla de Suipacha en las mismas tierras donde se desarrolló el enfrentamiento, y dijo: “Va a ser un hecho político muy importante desde el punto de vista de la unidad de la patria grande y desde el punto de vista nuestro, porque efectivamente Suipacha es un camino posible para el encuentro de todos los patriotas. Seguro va a ser conmovedor.

Héroes y Antihéroes

Está claro que el ejemplo de los que defendieron la soberanía nacional y territorial ha sido ocultado y deformado por quienes llevaron la patria a este oscuro presente. No pueden enfrentar el ejemplo de los verdaderos patriotas.
Quienes encarnan la entrega y la sumisión nacional ocultan sus enseñanzas, disminuyen su trascendencia y deforman la verdad histórica. No olvidamos, por eso, tampoco a los otros; a los innombrables, a los que negociaron, callaron y entregaron la causa de Malvinas. A los gobiernos de las políticas (de ayer y de hoy) de relaciones carnales, que nada consiguen (o nada al menos a favor de nuestra soberanía).
Ellos también fueron referidos en el panel, en las exposiciones y en la charla posterior. Pero bueno; la nota se hizo larga y preferimos hablar de los héroes de Malvinas. De los otros, los “cabezones”, los “jefes” de todo; los que no planificaron nada, lucharon poco, se rindieron rápido, olvidaron enseguida y se borraron después… de ellos hablan casi todas las otras notas de esta revista…

Nota:
(1) Se han utilizado datos y extractos del Documento para los festejos del Bicentenario realizado por la Comisión Provincial por el Bicentenario de la Patria.
Modificado por última vez en Lunes, 30 Agosto 2010 02:31

845x117 Prueba