Aunque el alto porcentaje de trabajo informal dificulta la precisión de las cifras, diversos actores vinculados a la problemática estiman que en Entre Ríos son entre 30.000 y 40.000 los trabajadores rurales temporales, entre citricultura, producción de arándano, nuez pecán y forestación. El Sindicato de la Fruta asegura que el trabajo en negro llega hasta al 85% y los porcentajes más optimistas se ubican en el 65%. ¿Qué impacto podría tener en la provincia el Decreto presentado por Alberto Fernández en Concordia?

Publicado en Pago chico