En acuerdo con la fiscal Minatta, que investiga los vuelos de la muerte en el delta entrerriano, el municipio de Gualeguaychú habilitó vías de comunicación para recibir datos que permitan avanzar en la investigación hallar e identificar víctimas del terrorismo de Estado, garantizando confidencialidad a los testigos. El director de Derechos Humanos, Matías Ayastuy, habló con Río Bravo sobre la incidencia del miedo residual a la hora de buscar testimonios, los avances en la investigación y las políticas y acciones que lo hacen posible.

Publicado en Pago chico