Tras las críticas de diversos sectores de la sociedad civil y dirigentes políticos, incluidos los organismos de Derechos Humanos, el ex integrante del Batallón de Inteligencia 601, José Bernhardt, no asumirá como director del Servicio Penitenciario de Santa Fe, cargo para el que había sido designado por el gobernador Omar Perotti. Sin mayores explicaciones ni autocrítica, autoridades de la provincia vecina replicaron los dichos del propio Bernhardt: "Dijo que está para sumar, pero que si su nombre genera ruido es mejor no asumir en el cargo".

Publicado en Actualidad