sindicatotv

Viernes, 23 Julio 2010 18:35

“Conocemos de la época de la dictadura lo que sedición significa”

Escrito por Santiago García
Rosa Barbiero. Asambleísta imputada por sedición. Rosa Barbiero. Asambleísta imputada por sedición.

Asambleísta uruguayense imputada por sedición. Una de las asambleistas acusada por la empresa Pietroboni, que lleva adelante el polémico proyecto del Puente a la Isla, conversó con Río Bravo. En la entrevista con Rosa Barbiero repasamos la prioridad de las obras en Concepción del Uruguay, la criminalización de la protesta social en todo el país y la situación política local, provincial y nacional.


Todavía están frescas las denuncias por sedición a los asambleístas de Gualeguaychú, con las cuales el Gobierno Nacional terminó de darles la espalda. En este caso, es una empresa la que denuncia a los ambientalistas uruguayenses, pero se sabe que detrás de la mega obra de la Isla del Puerto, que representa un negocio de más de 120 millones de pesos, está el vicegobernador Lauritto, quien ha recibido todo el apoyo de Urribarri, Bisogni y el oficialismo provincial y local. Río Bravo mantuvo un extenso diálogo con una de las imputadas, Rosa Barbiero, quien relató lo ocurrido en el Balneario Itapé de Concepción del Uruguay. Sobre la manifestación que originó la denuncia comentó que: “tomamos conocimiento de que iban a comenzar las obras en donde va a estar ubicado el Puente a la Isla. Nos reunimos en Asamblea, como hacemos siempre, y decidimos ir al lugar para ver si realmente era así, dado que no teníamos ninguna información por escrito, y conociendo que hay una ley de protección de los árboles centenarios que hay allí, por el arbolado autóctono”.

 

La denuncia penal de Pietroboni

Una vez que los asambleístas llegaron al Balneario, Barbiero comentó que “éramos cerca de 100 vecinos que cuando empezaron a trabajar las máquinas, les pedimos si tenían algún tipo de autorización a uno de los que manejaba, y nos dijo que no tenía ninguna”. Al recibir la respuesta negativa, “nos opusimos de distintas maneras para que siguiera trabajando”. Con una velocidad que no los caracteriza en otros asuntos, “a los diez, quince minutos, aparecieron distintos patrulleros, diciéndonos que habían recibido una denuncia penal, que habíamos sido imputados por sedición”.

 

Otra vez la palabra sedición

En este tramo, la voz de la dirigente se eleva un poco, como muestra de la indignación que le provoca la denuncia y su simbología. “Esto nos alarmó profundamente, porque conocemos de la época pesada de la dictadura lo que la palabra sedición significa, y cómo muchos inocentes también fueron acusados de sedición en ese momento”. Luego de conocida la postura de la empresa, “le hicimos frente a la situación, fuimos a la comisaría, firmamos la imputación, pero nos creemos con todo el derecho de manifestarnos públicamente, de defender nuestro patrimonio, nuestro arbolado”. Cabe destacar, que antes de esta protesta, la Asamblea Ambiental de Concepción del Uruguay ha presentado “infinidad de notas al municipio, solicitándole información sobre la obra, resaltando que, por ejemplo, no pueden obviar el estudio de impacto ambiental, ya que la Isla del Puerto es considerada un humedal, y es un área protegida”. Incluso esas denuncias originaron “una resolución, tratando de salvar esta situación, diciendo que el proyecto se iba modificar”.

 

El doble discurso del Gobierno

Consultada sobre las recurrentes denuncias y persecuciones contra ambientalistas en el ámbito provincial y nacional, Barbiero destacó que: “nosotros nos damos cuenta de que acá hay un doble discurso muy claro. Por un lado, la distribución de la riqueza, y por el otro, en todo el país, cuando hay algún movimiento social que reclama algún derecho que siente avasallado, la represión aparece”. A modo de ejemplo, señaló el caso de “la explotación minera a Cielo Abierto, y la situación en Catamarca, en La Rioja, en San Juan, donde son reprimidos cuando se manifiestan contra las grandes empresas, como la Barrick Gold, que ahora está en boga”. También denunció que “las empresas se adueñan de zonas protegidas, ponen gente que cierra la entrada”. En ese sentido, indicó que no es casual “el veto de la presidenta a la ley de protección de glaciares”, y resaltó que “en la defensa del medio ambiente, siempre hay un aspecto social involucrado”. Para la asambleísta uruguayense “si no nos podemos manifestar contra los atropellos, ¿cuál es el poder que tenemos como ciudadanos para que se cumplan nuestros derechos?”

 

Las obras que necesita Concepción del Uruguay

Además de integrante de la Asamblea Ambiental, Rosa Barbiero forma parte de la Coalición Cívica. Junto con las otras fuerzas que integran el Acuerdo Cívico y Social, han hecho “presentaciones ante el intendente reclamándole por las prioridades en la ciudad”. Además del aspecto ambiental, el problema es que “se encara esta obra en la Isla del Puerto, teniendo otras necesidades como el tema de las cloacas, el tema del agua, la falta de viviendas, y no hemos recibido otra respuesta más que: la plata está destinada para eso, y no se puede desviar”. Para la dirigente “esto no es así, y consideramos que si se hace una consulta popular, genuinamente, sabemos que la gente, por sus necesidades, va a estar a favor de priorizar otras obras”. A pesar de la denuncia de Pietroboni, y la falta de diálogo con el oficialismo local, “seguimos en la lucha, como seguimos intentando frenar la entrega de la Terminal y el Mercado 3 de Febrero, donde hay muchas otras irregularidades”.

 

Su mirada sobre la militancia

Rosa Barbiero explicó que en “los últimos quince años he trabajado como asistente social, y toda la vida he sido una militante por los derechos humanos y la justicia social, y actualmente, formo parte de la Coalición Cívica”. A nivel provincial, Barbiero tiene como referente a Hima Ré, por la cual tiene “un profundo respeto y mucha confianza”. Respecto de la situación política en el país, opinó que “el hambre es un crimen, y creemos que la corrupción es la base sobre la que se sustenta la pobreza en el país. Por eso nuestros principios apuntan a que las instituciones funcionen como corresponde, y refundar la república”. La dirigente uruguayense entiende que “debe haber un mayor acceso a la información para los ciudadanos, funcionarios públicos idóneos y hay que hacer una genuina distribución de los recursos, que son muchos”.

 

Llegamos al fondo de la taza, ya no hay más café. Después de la entrevista, Rosa sale de la confitería y se lleva sus años de lucha y sus principios por las calles de Concepción del Uruguay. Las mismas por las cuales muchos funcionarios no pueden caminar tranquilamente, a pesar de que la justicia con minúsculas, esté de su lado.

Modificado por última vez en Sábado, 18 Septiembre 2010 17:50

845x117 Prueba

Medios