sindicatotv

Lunes, 31 Mayo 2010 05:20

Otro viaje en el tren del doble discurso

Escrito por Santiago García
Parodia de reactivación ferroviaria - Esta semana se realizó un viaje desde Concepción del Uruguay hasta Paraná que sólo sirvió para gastar pilas en las cámaras de foto. El gobierno provincial necesitaba meter “como sea” la reactivación del ferrocarril en los festejos del Bicentenario. Sin embargo, los propios funcionarios reconocen la falta de inversión, y una denuncia desenmascaró el peligroso estado en que se encuentran las vías.

Una de las heridas más profundas que dejó el menemismo fue la destrucción del ferrocarril en el interior del país. Pueblos enteros se convirtieron en virtuales desiertos, donde los pocos habitantes que nacen allí están predestinados a partir. Concientes de esta situación, y con la estrategia de diferenciarse de quien supo ser su aliado, el kirchnerismo comenzó con una parodia de reactivación ferroviaria de la mano de Ricardo Jaime, que en la práctica ha tenido muy pocos avances y ha sumado muchos escándalos. Entre ellos se destaca la compra de maquinaría obsoleta a España a precio vil, o el acuerdo con China para la adquisición de locomotoras que podrían fabricarse en nuestro país, en lugar de profundizar la dependencia.

El gobernador Sergio Urribarri, en su afán de ser el mejor alumno de la Casa Rosada , prometió que el tren volvería a circular a lo largo y a lo ancho de la provincia, pero como tantas otras obras del Bicentenario, no se llegó con los plazos. El titular de la Unidad Ejecutora Ferroviaria de Entre Ríos, Carlos Molina, había prometido por Radio Franca que el servicio estaría en funcionamiento para marzo de este año. Sin embargo, entre el viaje inaugural del 19 de diciembre del año pasado y el del 28 de mayo no ha habido demasiados avances. Al contrario, la denuncia de la organización Tren Para Todos desenmascaró el faltante de bulones que sirven para unir los segmentos, y la presencia de zanjas que se taparon con un poco de tierra. En el comunicado de prensa, destacaron que si esto sucede a 2 cuadras de la Estación Concepción del Uruguay “mejor no saber lo que pasa en el campo”.

El propio Molina reconoció en el sitio de información pública de la provincia que “esta iniciativa no ha demandado prácticamente gastos, a excepción del pago de los salarios”. A su vez, le puso un nuevo plazo a la promesa incumplida de marzo: “en la segunda quincena de junio se activa el servicio”, dijo. Para colmo, si los servicios no son diarios, es poco lo que podrán aportar para la recuperación de la economía de los pueblos del interior de la provincia.
Probablemente, el argumento oficial tenga que ver con la falta de presupuesto. En ese caso, la respuesta está en la coparticipación de los impuestos que le corresponden legítimamente a Entre Ríos y que están siendo utilizados, entre otras cosas, para pagar una deuda ilegítima, fraudulenta y contraída por la dictadura. En ese lugar, es donde las mentiras del doble discurso caen como las capas de la cebolla. Una verdadera reactivación ferroviaria, que impacte en la industria nacional, y en el desarrollo del interior del país, es una deuda interna que ni el gobierno provincial ni el nacional parecen dispuestos a pagar.
Modificado por última vez en Sábado, 16 Octubre 2010 02:17

845x117 Prueba