Viernes, 12 Marzo 2021 17:11

Para Fátima, la justicia llegó de la mano del pueblo

Escrito por Carolina Acuña*

Así como el ni una menos del 3 de junio de 2015 marcó a la Argentina para siempre; a nuestra provincia la marcó Fátima, porque es el ejemplo acabado de la desidia de un Estado que gasta energías en discursos que intentan tener perspectiva de género, pero al que en la práctica no le sale y menos aún en las políticas llevadas a cabo.

Recuerdo que estábamos a días del 8 de marzo, ultimando detalles de lo que sería la marcha, cuando nos enteramos de la desaparición de Fátima y activamos; porque si hay algo que sabemos hacer las mujeres es activar: activar redes, medios, reclamos, vigilias; porque queríamos que apareciera con vida.

Ese 8 de marzo nos encontramos para llorar a Fátima y desgarrar nuestras gargantas al grito de justicia. La noticia de su femicidio nos partió al medio, más aún cuando escuchábamos los audios en los que ella misma anticipada su muerte y desnudaba la inoperancia del Estado y la connivencia judicial para con Martínez, el femicida. Nos estalló la bronca el hartazgo y nos prometimos que no íbamos a parar hasta que se haga justicia.

Y así lo hicimos durante todo este año junto a diferentes organizaciones.

Fue el movimiento y la lucha de las mujeres y las disidencias que, a pesar de la pandemia, no dejó de estar en la calle reclamando justicia.

Y la justicia llegó, pero llegó de la mano del pueblo; no fue el funcionariado que trabaja en tribunales, esa misma casta que nunca cuidó de la vida de Fátima, ni tampoco fue el funcionariado político quienes hicieron justicia.

No, ellos son los responsables de que Fátima no esté hoy entre nosotras.

La justicia llegó de la mano del pueblo, con el pueblo en la calle en cada organización de mujeres, ya sea barrial, social, estudiantil, sindical, y con el pueblo sentado en el estrado judicial como jurado popular; ese mismo pueblo al que cada 22 horas le arrebatan una hija, una madre, una hermana, una amiga, fue quién hizo justicia.

Y es el mismo pueblo quien se encargará también de hacer justicia con Julieta Riera. Allí también estaremos en la calle las mujeres con toda nuestra bronca pero también con todo nuestro coraje, codo a codo y hermanadas, reclamando y exigiendo incansablemente, como lo venimos haciendo.

Desde la Multisectorial de Mujeres Entrerrianas, donde participamos como sindicato, venimos peleando junto a la Campaña Nacional para que se declare la Emergencia en Violencia de Género y no vamos a parar hasta lograrlo, porque estamos HARTAS!

* Carolina Acuña es Secretaria de Género y Diversidad de Agmer Seccional Paraná.

Publicado el 12 de marzo de 2021.

845x117 Prueba