sindicatotv

Jueves, 22 Octubre 2020 20:00

Defender nuestros derechos ante quienes se creen dueños de la ley

Escrito por Mauricio Castaldo

Una crónica desde dentro de la Estancia Casa Nueva. Los debates y la tensión vividos en el foco del conflicto. “Se notaba que, a medida que pasaban las horas y salían a la luz las declaraciones de Dolores pidiendo pruebas a quienes estaban patoteando en la puerta, Luis Etchevehere profundizaba su agitación política e ideológica falseando y mezclando información a sus oyentes…”

Este miércoles 21 de octubre nos acercamos temprano a la Estancia Casa Nueva, ubicada en el ingreso a la ciudad de Santa Elena, para saludar y felicitar por su valentía a Dolores Etchevehere y acompañar a las y los trabajadores del proyecto agroecológico Artigas. Compartimos una jornada de mucha tensión, donde las amenazas de los autodenominados ruralistas que estaban en la ruta circulaban por redes y medios. Obviamente, ninguna de las personas que estábamos dentro de la Estancia teníamos miedo pero sí un alerta ante cualquier atropello de los seguidores del ex ministro macrista Luis Etchevehere. Cerca del mediodía, en la tranquera de Casa Nueva, desarrollamos una pequeña charla sobre la historia del artiguismo, de nuestra bandera federal y el devenir de los debates y luchas por la tierra para los que la trabajen y la cuiden en la Entre Ríos contemporánea, tanto a nivel político y económico, como social y cultural.

Por la tarde, escuchamos la claridad con que Dolores Etchevehere respondía las inquietudes de los periodistas que se acercaban y esperábamos las noticias de su equipo de abogados, que se encontraban dando debate legal en el Tribunal de la ciudad de La Paz. Se notaba que, a medida que pasaban las horas y salían a la luz las declaraciones de Dolores pidiendo pruebas a quienes estaban patoteando en la puerta, Luis Etchevehere profundizaba su agitación política e ideológica falseando y mezclando información a sus oyentes. Esto pareció agravarse cuando el juez de La Paz no dio la razón a los abogados del ex ministro: entraba la tardecita-noche y la protesta de los “anti-Grabois” se fue dispersando. Los pocos que quedaban se siguieron cebando ideológicamente sin tener respuestas. Entre tanto, llegaban al Proyecto Artigas mensajes solidarios y fraternos de distintas organizaciones gremiales, sociales, ambientalistas, culturales y agrarias, como las de la Coordinadora Basta es Basta, el Movimiento Campesino de Liberación y la Federación Nacional Campesina. También se acercó el Presidente de la Junta de Gobierno del Quebracho a expresar su solidaridad con Dolores y el Proyecto Artigas.

Por la noche, en el momento de máxima tensión, se acercó una camioneta de la policía y un auto a la tranquera. Las fuerzas de seguridad hicieron de mediadoras y un grupo de cuatro denominados ruralistas ofreció un “salvoconducto” para que se vayan los trabajadores del Proyecto, y tuvo el descaro de pedirle a Dolores que se vaya de su casa. La respuesta de Dolores Etchevehere fue categórica en rechazo a la arbitrariedad y la violencia verbal de los representantes de Luis Etchevehere. Es verdaderamente ofensivo escuchar todas las barbaridades y falsedades que salen de la boca de estas personas.

La soberbia dificulta comprender la diferencia entre discurso y realidad

Vociferar "fuera Grabois de Entre Ríos" es intentar violenta e infructuosamente dejar sin su abogado a Dolores Etchevehere. Y hacer eso diciendo que lo hacen en nombre del "respeto a la Constitución" es peor que una contradicción, es una barbaridad inconstitucional. Toda persona tiene derecho a una defensa legal y más una mujer hoy en día frente a tanta violencia de género. Decirle patoteramente a la dueña de la propiedad que está reconstruyendo sus derechos hereditarios que vienen a "defender la propiedad" claramente es un contrasentido y mala fe. Conscientes o inconscientes vienen a defender sin fundamentos el cuestionado e impugnado discurso de Luis Etchevehere sobre la propiedad. Hablan de ser el pueblo y la patria y son 400 personas que vinieron de distintas partes de una provincia que cuenta con un millón trescientos mil habitantes y un país de 40 millones. No son la patria ni el pueblo: preséntese a alguna elección y compruébenlo. De la democracia no hablan por supuesto, porque su interpretación ideológica de la Constitución es la de Sarmiento, Roca, Videla y Martínez de Hoz. Dicen defender el trabajo pero no muestran una foto de Luis Etchevehere trabajando y atacan un proyecto de trabajo cooperativo agroecológico. ¿Lo que los indigna es el respeto a la tierra y a la salud?. Gritan que los ofende una usurpación, que no es tal, porque las y los trabajadores del Proyecto agroecológico Artigas entraron a trabajar tranquilamente junto a la dueña de las tierras que es Dolores Etchevehre. Gritan enloquecida y falsamente que vendrán dos millones de villeros de BsAs a quitarles las tierras a los pequeños productores y es tan mentira que obligan al gobernador Bordet y a la Ministra Rosario Romero a salir a desmentirlos. Las tierras de los pequeños chacareros, se sabe, se las han ido apropiando los grandes buitres del agronegocio. Se dan una manija ideológica fascista increíble y no saben como parar. Que se haga justicia y que todo el peso de la ley caiga de una vez por todas contra los amantes-violadores y violentos de la Ley.

Artigas siempre vuelve.

Publicado por Río Bravo el 22 de octubre de 2020.

845x117 Prueba