Imprimir esta página

Miércoles, 05 Febrero 2020 08:02

Jubilaciones: desde AGMER cruzaron al Consejo Empresario en una polémica con historia

Escrito por Río Bravo

El secretario de Jubilados de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (AGMER) por la agrupación Rojo y Negro 1° de Mayo, Sergio Blanc, emitió un duro comunicado para salir al cruce de las expresiones vertidas esta semana desde el Consejo Empresario de Entre Ríos (CEER) que, en un informe elaborado por su Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales, manifestó que “el financiamiento de la Caja de Jubilaciones es insostenible”.

En el texto titulado “Lo que nadie dice y los trabajadores sabemos ”, Blanc también expresó la preocupación de la dirigencia y el colectivo docente por las posiciones existentes en el gobierno provincial y dirigentes de distintas vertientes políticas sobre “la necesidad” de reformar el sistema previsional provincial, con argumentos similares a los que acaba de esgrimir la entidad empresaria, como la relación entre cantidad de aportantes y jubilados y la edad de retiro de la actividad.

En relación con esos planteos, el dirigente docente esgrimió una serie de argumentos para refutar lo expresado por la entidad empresaria, dando cuenta de al menos siete situaciones que en modo alguno implican un beneficio para los trabajadores de la Provincia y que llevan al desfinanciamiento de la Caja de Jubilaciones.

Más allá de que el tema ha sido motivo de debate y polémica permanente entre organizaciones sindicales y autoridades de los poderes Ejecutivo y Legislativo provincial, tampoco es la primera vez que se da un cruce con el Consejo Empresario, a quién ya en 2016 acusaron de intentar “limitar los derechos de los jubilados”.

A continuación reproducimos el documento elaborado por el secretario de Jubilados de AGMER:

Lo que nadie dice y los trabajadores sabemos

Sin ánimo de ser reiterativos, vemos con profunda preocupación como desde el gobierno provincial y funcionarios de distintas orientaciones políticas, insisten en diversos medios sobre la necesidad de una reforma del “inviable” sistema previsional entrerriano. Incluso el Instituto de Investigaciones del Consejo Empresario de Entre Ríos emitió un informe respecto de esto, expresando a grandes rasgos los mismos argumentos que funcionarios políticos del oficialismo y oposición.

“El crecimiento del porcentaje de jubilados muy por encima de la tasa de aportantes, las jubilaciones a edades muy tempranas con la consecuente sobrevida excesiva de los beneficiarios, la alta tasa de sustitución, las inequidades del sistema de pensiones, etc.”

Lo que no vemos expresado en ningún medio y mucho menos que se hagan cargo de sus responsabilidades, es que la gran mayoría de la clase política es o fue cómplice en los desmanejos que se vienen dando, en los sucesivos gobiernos, desde hace años, en la caja de jubilaciones.

Son varios los elementos que dan cuenta de lo anterior, y no son para nada nuevos.

Desde la transferencia de las escuelas en 1993, los aportes al sistema nacional de esos docentes transferidos nunca llegaron a la CJPER.

La resignación del 15 % de coparticipación en favor del ANSES, cuyo monto se restituyó con el gobierno anterior, a cambio de renunciar al reclamo de la deuda originada.

Las pensiones no contributivas otorgadas por el gobierno provincial sin la previsión para su financiamiento, el cual queda a cargo del todos los trabajadores aportantes, la gran mayoría con sueldos que no cubren la canasta básica.

La aceptación de la “compra de años de servicio” al ANSES para aplicarlos a jubilaciones que otorga la provincia con solo la mitad de los años requeridos y por supuesto sin que los aportes al sistema nacional ingresen a la provincia.

Las políticas de contrataciones por parte del gobierno provincial, con empleados que aportan durante años al sistema nacional y termina jubilándose por la caja provincial.

Las jubilaciones y pensiones otorgadas sin los años de aportes necesarios a funcionarios de distintos organismos provinciales y municipales, que además no cuentan con los aportantes activos como contrapartida…y podríamos seguir enumerando.

Nada dicen en sus declaraciones de estas cuestiones, nada dicen que la mayoría de los trabajadores aportan en general entre cinco y diez años más de lo que la ley exige, nada dicen que los aportes de los trabajadores activos están sosteniendo los desbalances originados por la clase política.

Desde nuestro sindicato venimos anticipando desde hace tiempo estas intenciones, tal cual lo expresan documentos publicados desde lo institucional, documentos agrupacionales y de la Multisectorial en defensa de la Ley 8732.

La situación de la Caja no fue ni es provocada por los trabajadores y como lo expresamos en numerosos posicionamientos no admitiremos de manera alguna que seamos los trabajadores activos y jubilados quienes paguemos el ajuste impulsado por organismos multinacionales a través del gobierno nacional y provincial.

Los trabajadores en general y los docentes en particular tenemos sobrada experiencia en resistir los embates contra nuestros derechos, nos mantenemos en estado de alerta y movilización ante versiones que en el inicio de sesiones legislativas se anunciaría la reforma previsional, luchando en la calle es donde nos encontrarán si esto sucede y levantando nuestras banderas en defensa de la Ley 8732.

Modificado por última vez en Miércoles, 05 Febrero 2020 21:21