A una semana de la fecha prevista para su inicio, lo único que hay de concreto sobre Feria del Libro de Paraná es la incertidumbre y la intención de sus principales protagonistas de que se realice. Sin embargo denuncian que pese a la planificación y organización previa, ya se modificaron la fecha y el lugar en varias oportunidades. Responsabilizan al intendente y a la secretaria de Cultura y exigen que se garantice la Feria.

Libreros, editoriales, asociaciones literarias, bibliotecas y escritores reclaman a la Municipalidad de Paraná que garantice la realización de la Feria del Libro que, según lo acordado en las diferentes instancias organizativas –de las que forma parte la Secretaría de Cultura encabezada por Magda Varisco– debería desarrollarse entre el 12 y el 15 de septiembre en la Plaza 1° de Mayo.

Sin embargo, según denunciaron en un comunicado enviado a Río Bravo, su realización pende de un hilo y exigieron al Estado municipal como al área de Cultura “que cumpla con los acuerdos sobre la realización de la Feria del Libro e inicie su promoción”.

“Otra vez nos mintieron. A menos de una semana del inicio de la Feria, la Municipalidad y su secretaria de Cultura, Magda Varisco, no cumplen con ninguno de los acuerdos: no publicitan la grilla de actividades, no invitan a la Feria, no sabemos si la Feria se va a realizar. Ellos mismos, bajo el argumento de la falta de presupuesto, la ponen en duda y no dan respuestas”, denunciaron.

En el texto resaltaron que, junto con la Municipalidad, organizaron la Feria con más de cinco instancias de reunión a lo largo de seis meses y para este año la fecha fue modificada en varias oportunidades. “Dos veces debimos elegir los lugares que ocuparían nuestros stands, acordamos con el municipio el precio y el pago de los mismos, aceptamos la propuesta de hacer la Feria en la Plaza 1º de Mayo, luego en la Plaza Alvear y finalmente otra vez en la Plaza 1º de Mayo, tenemos preparados exposiciones y presentaciones de obras desde el jueves 12 al domingo 15 con escritores paranaenses y de otros lugares del país que confirmaron sus participaciones, y todos nuestros libros están preparados para brindarle a la sociedad paranaense lo mejor de nuestros títulos como cada año”. Sin embargo, las señales que da el gobierno municipal hacen crecer la incertidumbre.

En este contexto, advirtieron que este tipo de situaciones tiene antecedentes y recordaron lo ocurrido hace dos años cuando, al llegar a la Sala Mayo, la propia gestión municipal les impidió hacer la Feria: “Sacó sus carteles y la canceló tras el argumento de que no habían advertido la cercanía a una fecha electoral. Fuimos los libreros y editores quienes nos plantamos y decidimos abrir la Feria igual. Hoy debemos hacer lo mismo. Sin embargo, esta vez la Sala Mayo no se puede utilizar y contamos con las carpas que la Municipalidad acordó contratar para poder realizarla”.

Los libreros manifestaron que la Feria del libro “no es solo una cuestión económica” y destacaron que han podido sostenerse en el complicado escenario económico del país “gracias a los lectores”, por lo que “la Feria del libro de la capital provincial es para ellos”. “Creemos que no debería hacer falta darle argumentos a la Secretaría de Cultura municipal y a los funcionarios locales sobre la importancia de la lectura en nuestra sociedad”, agregaron.

Tras expresar su enojo y preocupación, pese a las adversidades se mostraron “con todas las ganas” y “preparados para una gran Feria del Libro”y responsabilizaron al intendente Sergio Varisco, sus funcionarios y la Secretaria de Cultura Magda Varisco de que la Feria se haga.

El texto lleva las firmas de Rosana Pittia (Librería del Ateneo de Paraná SRL), Emilce Donda (Librate), Osvaldo Alberto Seita (Libreria KLAXIKA), Pedro Juan José Demonte y Juan Sebastián Demonte (El Templo del Libro), Pablo Felizia (Ana Editorial), Juan Pablo Vicentín, Juampi Mosaénicas (Criaturas de papel), Laura Martincich y Armando Salzman (Editorial Fundación La Hendija), Sociedad Argentina de Escritores (SADE Entre Ríos), Asociación de Escritores de Entre Ríos (AEDEER), Delta Editora, Carina Mattio (Editorial Didasko), Adriana Esquivel (escritora), Francisco Vanrell (El Oso Libros), Ana Clara Knopp (Saltacharcos Libros), Joaquín Díaz (Vaporeso Libros), Isabel Rodríguez Varela (San Pablo Paraná) y Fabio Mujica (Librería San Francisco Javier).

Publicado en Costa del Paraná

El viernes 7 de junio, Pablo Felizia presentará Desaparición y muerte en bicicletas rojas (Ana Editorial), un libro de cuentos basados en hechos policiales entrerrianos. La iniciativa será a las 19.30 en la Biblioteca Popular del Paraná de calle Buenos Aires 256. Del encuentro participará el Grupo Arandú de teatro de la capital provincial. Para la realización de esta obra, el autor recibió una beca del Fondo Nacional de las Artes. La entrada es libre y gratuita.

La cita de este viernes promete sorpresas y buenas lecturas, además del intercambio con el autor sobre esta nueva obra que consolida su propia producción y la de Ana Editorial, una pujante, creativa e insistente editorial entrerriana que ya se ha ganado su lugar entre los lectores de la región. Pablo Felizia es el autor del libro Crónicas Patrias, que ya lleva dos ediciones, con amplia repercusión en la provincia y fuera de ella, reconocimiento oficial y sostenida circulación en escuelas y otras instituciones culturales. El mismo transforma en cuentos las historias reales de combatientes de Malvinas entrerrianos.

El libro

Desaparición y muerte en bicicletas rojas consta de siete cuentos. El primero, el que le da nombre al libro, fue publicado por primera vez entre enero y febrero de 2014, a modo de folletín, en Diario Uno de Entre Ríos. Un año separó la desaparición de Sebastián Ortiz y Juan José Pocho Morales en San Jaime de la Frontera. Los dos vendían en la calle, tenían sesenta y seis años, eran pelados, fueron vistos por última vez minutos antes de las 20:30 en la misma cuadra céntrica y al momento de desaparecer ambos andaban en bicicletas rojas. Esa es la historia real, la historia judicial, en este libro hay ocho capítulos que pertenecen a la ficción, pero caminan por la cornisa de los hechos reales.

Dos pescadores de Bajada Grande fueron protagonistas de varias páginas policiales en junio de 2009. Un puntazo fue suficiente para dar muerte a un hombre entre los puestos de pescado, a metros del río. El hecho fue la excusa para Cachorros, el segundo cuento que integra este libro.

Los poetas de Ramírez es la historia de un grupo de jóvenes dispuestos a repartir sus poesías el día de la inauguración del Túnel Subfluvial Raúl Uranga–Carlos Sylvestre Begnis. El 13 de diciembre de 1969, Juan Carlos Onganía y los interventores de Entre Ríos y Santa Fe, cortaron la cinta que abrió este paso por debajo del río. El cuento es una historia de amor y de lucha y, en esas circunstancias, de traiciones y muertes. En el relato fue reconstruida una ciudad distinta, detenida en el tiempo, esperanzada ante la obra que le cambió la vida; fue publicado por primera vez en dos partes, en el Diario UNO, en enero de 2015.

En diciembre de 2001, fue asesinado bajo las balas de la policía José Daniel Rodríguez, militante de la Corriente Clasista y Combativa. También murió Romina Iturain y Eloísa Paniagua, todos casos en donde la impunidad fue protagonista. Tengo hambre, José es un pedido de justicia, una venganza poética y obtuvo una mención en un concurso organizado por la Biblioteca Popular del Paraná en 2011 y fue publicado por primera vez en una antología editada por esa institución.

El suicidio dudoso de un joven en Gualeguaychú, llevó al investigador Juan Carlos Muñoz a recorrer la autovía, llegar hasta Villa Paranacito y desandar una historia de narcotráfico y mentiras. Inversión a futuro es el título del cuento.

La victoria de los visitantes nocturnos tiene entre sus protagonistas a Silvia Pérez Simondini y a su hija Andrea. Ellas abrieron con gran esfuerzo y pasión un museo en Victoria que se llena de turistas, apasionados por la temática, científicos y curiosos. Hace más de veinte años fundaron Visión Ovni, un grupo de investigación del fenómeno con especialistas en todo el país y se convirtieron en referentes de la ufología argentina. El cuento apareció por primera vez en mayo de 2014, también en Diario Uno; es una ficción llena de experiencias reales a partir de una entrevista de tres días a las dos mujeres. El peritaje ante la mutilación de ganado, de marcas en el suelo y de luces que aparecen a lo lejos forman parte del trabajo de estas ufólogas, como así también la búsqueda y el análisis de documentos y expedientes oficiales sobre el fenómeno.

31 (La Luz) es el cuento que cierra este libro. Como los demás, está basado en hechos reales. Otra vez, pero cuatro años después y frente a una enfermedad que amenaza con dejarlo ciego, el investigador Omar Domingo fue en la búsqueda de la verdad. Llegó hasta Febre para encontrarse con la señora Esther, vidente y sanadora. La mujer le dijo dónde está Pocho Morales.

Publicado por Río Bravo el 2 de junio de 2019.

Publicado en Cultura

Todos los días leemos noticias sobre los grandes problemas que afronta la educación, la falta de recursos y muchas otras veces, la falta de esperanza.

Publicado en Costa del Uruguay

La televisión, los dirigentes del fútbol argentino, los multimedios extranjeros, el gobierno y sus promesas, las sociedades anónimas, la privatización, apuestas; todo mezclado en un panorama que consolida al fútbol argentino como un negocio de pocos en el que el público y el juego son las víctimas principales.

Publicado en Actualidad

El abuso sexual e intento de violación del sábado pasado nos impone una discusión sobre el modo en que, como sociedad, reaccionamos ante las denuncias por violencia de género. Aquí no podemos ser neutrales y, el lugar donde nos paremos, tiene sus consecuencias.

Publicado en Debates