sindicatotv

Martes, 21 Febrero 2012 17:02

Gorosito: 10 años desaparecido, una década de impunidad

Escrito por José Amado*

El 13 de febrero de 2002 un patrullero se llevó al joven de 19 años y nunca lo volvieron a ver. Tres policías fueron absueltos, la Corte Suprema ordenó un nuevo juicio, que se hace esperar.


El 13 se cumplieron 10 años de la mañana en que Elías Gorosito, un joven de 19 años de Bajada Grande, fue subido a un patrullero a la fuerza y luego desaparecido. Dos años después juzgaron a los tres policías de la comisaría quinta de Paraná Lisandro Luis Rodríguez, Jesús Salvador López y Diego Javier Salvador por privación ilegítima de la libertad y la desaparición, pero el tribunal de la Sala 2 de la Cámara del Crimen, integrado por Silvia Nassar, Arturo Landó y Raúl Herzovich, los absolvió por falta de pruebas luego de que en el juicio el testigo clave cambiara su versión.

La Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia confirmó el fallo, pero más tarde la Corte Suprema de Justicia de la Nación cuestionó a los jueces entrerrianos y ordenó que se haga un nuevo juicio.

Sin embargo hoy, tantos años después, no se explica cómo no se convoca al debate para que se dicte una sentencia justa. La condición de pobreza de la víctima y de su familia, sumada al estigma del delito en su historia y la necesidad de juzgar la actuación del propio Estado, son factores obvios por los cuales la Justicia provincial no ha mostrado mayor preocupación en fijar una fecha para el nuevo juicio.

Los padres y las hermanas de Elías no bajan los brazos, no olvidan y no pierden las esperanzas de saber qué pasó.

Piden fecha

Los abogados querellantes en representación de la familia de Elías Gorosito, Rubén Pagliotto e Iván Varnengo, presentarán esta semana un pedido a la Sala 2 de la Cámara del Crimen para que fije fecha de manera urgente para el nuevo juicio que pueda esclarecer las responsabilidades en la desaparición del joven.

Un juicio que terminó en mamarracho y la orden de la Corte para que se haga otro, que aún no convocan.

Los tres policías del móvil 97 de la comisaría quinta fueron a juicio en abril de 2004. Un testimonio los mandaba presos: Ariel Zárate estaba con Elías y vio cómo lo subían al patrullero, y lo contó a los familiares y también a la jueza de Instrucción. En el juicio, Zárate estaba preso y sorpresivamente cambió la versión: dijo que esa mañana caminaba junto a Gorosito por el Mosconi cuando se apareció el patrullero y un policía lo golpeó con la Itaka, pero que no podía precisar si los imputados eran los del patrullero. La familia de Elías sostiene que Zárate se vendió. El testigo agregó que un quiosquero de Mosconi lo vio, pero no habló por miedo. También, mencionó que a Elías “la Policía lo buscaba para pegarle y relacionarlo con hechos ocurridos en la zona de Bajada”.

En la siguiente jornada, otro testigo cambió de versión: “Mentí al decir que nada sabía porque tenía miedo, pero Zárate me contó todo lo que había pasado”, dijo Carlos Colman, quien relató: “Estábamos con mi hermano en la puerta de mi casa y llegó Ariel Zárate diciendo que la Policía se había llevado detenido a Elías Gorosito, pero él no nos dijo qué móvil ni cuántos policías iban ni de qué comisaría eran. Dijo que paró un patrullero y se llevó a Gorosito”, y agregó: “Yo no vi nada, pero nadie puede desaparecer de esa manera”.

El querellante pidió “la presentación de dos nuevos testigos que habrían visto el hecho”, moción que fue aceptada por el fiscal y rechazada por los defensores. Los jueces finalmente no hicieron lugar a la solicitud.

En los alegatos, el querellante pidió seis años de prisión para los policías, porque quedó en claro que el móvil 97 se llevó a Elías, y detalló las innumerables fallas en la investigación. El fiscal pidió la absolución de los acusados porque “las declaraciones de Zárate no fueron contundentes”, y “sólo se investigaron sus aseveraciones”.

Los defensores coincidieron en el pedido de absolución y agregaron que “Zárate siempre mintió y debe ser investigado”, que toda la causa se armó en base a su relato y nunca se tuvo el de Pellegrini y el registro de la comisaría 11ª, donde consta un tiroteo en que Gorosito terminó herido, entre otras. “Lo más lastimoso de esta causa es que quedará inconclusa”, sostuvo uno de ellos.

Ante una sala colmada de familiares de Elías y de los imputados, además de los medios de prensa, la presidenta del Tribunal, Teresita Nazar, anunció: “Los acusados son absueltos de culpa y cargo del delito de privación ilegitima de la libertad” y ordenó su inmediata libertad y abandono de la Unidad Penal Nº 1, donde estuvieron unos dos años.

Agregó: “Los tres acusados pueden ser reincorporados a la fuerza policial cuando esta lo disponga”. Además, indicó que “Zárate será investigado por el delito de falso testimonio” y confirmó el rechazo por parte del tribunal de la acción civil contra el Estado provincial pedida por la familia Gorosito (una indemnización por daño moral, reclamada por el querellante).

La querella fue en queja al Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos, que en la Casación rechazó el planteo y confirmó la sentencia. Pero luego, la Corte Suprema de Justicia de la Nación la revocó y ordenó que se realice un nuevo juicio, porque entendió que el tribunal se equivocó al no admitir que declare una testigo. Se trata de Nora María de los Milagros Barrios, que afirma haber visto a varios policías llevarse a Gorosito en un patrullero. Será clave en el próximo juicio.

*Fuente: Diario UNO, reproducido por Río Bravo el 21 de febrero de 2012.
Modificado por última vez en Martes, 21 Febrero 2012 17:13

845x117 Prueba