sindicatotv

Domingo, 31 Marzo 2013 00:05

Caminata de antorchas por Malvinas

Escrito por Río Bravo

A 31 años de la reconquista de las Islas Malvinas y en homenaje a los caídos, combatientes de la Guerra de Malvinas, y en repudio a las nuevas invasiones inglesas, se realizará en Paraná una caminata con antorchas y banderas patrias.

Será el Lunes 1º de abril a las 21:30hs, desde la Plaza de Mayo hasta el monumento a los héroes de Malvinas (en la Costanera Baja), donde se realizará la vigilia “esperando el 2 de abril”, junto a los combatientes y familiares de caídos en la gesta.

La actividad se viene realizando ya desde hace unos años, según señalan: “Por la memoria de nuestros compatriotas caídos en las islas irredentas, la causa de Malvinas es la causa del pueblo Argentino por su soberanía e independencia. Basta de ocupación, fuera ingleses y sus socios (OTAN y Unión Europea) de Malvinas.

Organizada y convocada por la Comisión por la Conmemoración del Trigésimo Primer Aniversario de la Gesta de Recuperación de las Islas Malvinas del 2 de abril de 1982, la movilización recorrerá toda la calle Corrientes, desde la céntrica plaza hasta el monumento en la costanera. Todos los ciudadanos y vecinos están convocados. A continuación, reproducimos el documento de la convocatoria.

Documento: A 31 años de la Gesta de Malvinas

Esta Caminata y Vigilia es en homenaje a todos nuestros patriotas que lucharon en las Islas Malvinas frente al colonialismo Británico y a todos aquellos que continuaron en la posguerra por mantener en alto la soberanía e independencia de nuestra patria.

Hoy recordamos a nuestros caídos que yacen como custodios eternos en suelo malvinero, en las personas de sus familiares y rendir honores a nuestros Veteranos de Guerra.

Esta conmemoración del Trigésimo Aniversario de la Recuperación Patriótica de las Islas Malvinas, tiene lugar en el año del bicentenario del izamiento de la enseña patria a orillas del Paraná por el General Don Manuel Belgrano. La Bandera Nacional que flameó orgullosa en Rosario es la misma que se izó en Malvinas el 2 de abril, uniendo aquella gesta emancipadora con la de Malvinas, jalón de la lucha por la completa y definitiva independencia nacional de todo dominio extranjero.

También vamos a recordar a un hijo de estas tierras entrerrianas, el Gaucho Rivero que junto a ocho peones, todos analfabetos, el 26 de Agosto de 1833 recuperaban las Islas para los argentinos hasta la llegada de una nueva invasión británica en 1833 y las epopeyas de nuestros soldados junto a los gauchos en las batallas de Punta Quebracho, Tonelero y la Vuelta de Obligado en 1845.

No olvidamos a los otros, a los innombrables, los que negociaron, callaron y entregaron la causa de Malvinas. Los que intentaron disputar recursos y soberanía a través de otras potencias, durante el periodo comprendido entre 1983 y 1989, mediante el Acuerdo Pesquero con la URSS y Bulgaria, que finalizó con la depredación del mar Argentino. Los que reconocieron que los británicos podían reclamar soberanía en Malvinas imponiendo el paraguas británico de “soberanía” en los Acuerdos Madrid de octubre de 1989 y febrero de 1990, y la Ley de Garantía a las inversiones británicas (Tratado de Londres) durante la década del ´90, que permitieron consolidar la ocupación colonial y el robo de nuestros recursos.

Posteriormente y durante todos estos años los británicos siguieron avanzando en nuestras islas y mares adyacentes. También lo hicieron en el continente a través de Joe Lewis, que construyendo una pista de aterrizaje en Río Negro mayor a la de “Jorge Newbery” en Buenos Aires, también se le concedió la principal reserva de petróleo Argentino hasta el 2047 a Panamerican empresa 60% de British Petroleum, la renegociación de la deuda externa fraudulenta al Banco Barclay, que financia la expoliación de nuestro petróleo en Malvinas entre otras.

Reivindicamos la Gesta de Malvinas y creemos que es necesario recalcar, una vez más, los derechos que asisten a la República Argentina. Debe quedar claro a los ojos de mundo en este Trigésimo Aniversario, que mientras haya un patriota argentino vivo, la Causa de Malvinas seguirá vigente. Todos los argentinos debemos demostrarles a los ingleses en forma permanente, que nunca podrán descansar tranquilos en tanto sigan con la usurpación, que nunca nos daremos por vencidos y que nunca dejaremos escapar cualquier oportunidad que se presente para recuperar las islas.

A riesgo de ser reiterativos, ante los “olvidos y errores” que a menudo se producen, conviene recalcar que:

1º) La causa de Malvinas es justa: es el reclamo argentino por una parte de su territorio ocupado por una potencia colonialista, tal cual se reconoció en la Resolución 1514 del año 1960 de las Naciones Unidas. La cuestión Malvinas es una disputa territorial entre Argentina e Inglaterra, no un debate sobre el derecho de los Kelpers a la autodeterminación. Es la causa justa de Argentina por lograr que se le restituya una parte de su territorio que le ha sido cercenado por el Imperio Británico, en un acto de colonialismo que es un crimen de lesa humanidad.

2º) La guerra de Malvinas fue una guerra justa. La guerra de cualquier país oprimido contra un país opresor, independientemente de quien la inicie y de quienes sean los gobernantes del país oprimido y del opresor, es una guerra justa. Por eso la guerra por la Recuperación de nuestros Territorios ocupados por Inglaterra es justa para los argentinos. No hay argumentos ni subterfugios legales o políticos que justifiquen y hagan justa para los ingleses la agresión contra los argentinos.

3º) La Causa de Malvinas e Islas del Atlántico Sur es estratégica e inclaudicable. No sólo por los argumentos anteriores, por los derechos que nos asisten, por sus riquezas y porque hay una cláusula constitucional que así lo establece. No sólo porque los ingleses aspiran siempre a más y ejercen soberanía sobre parte de nuestra plataforma continental que esperan extender y proyectar también a la Antártida. No sólo porque, como vemos en la actualidad, explotan nuestras riquezas en la zona y avanzan en el intento de explotar nuestro petróleo. Es inclaudicable porque sería un peligro para un proyecto nacional de Argentina Independiente, de democracia grande, que las Malvinas continúen en poder inglés o de cualquier otra potencia o combinación entre ellas. Porque esas Malvinas, artilladas por el enemigo, son un portaaviones gigante, una fuente permanente de agresiones militares contra una Argentina Soberana.

La desmalvinizacion tuvo y tiene un objetivo que es la de des-Argentinizarnos, bloqueando en la conciencia de nuestros hermanos, el sueño de una Patria libre, justa y soberana. Debemos recuperar nuestra historia, la de nuestros combatientes en las irredentas Islas Malvinas, como la historia viva de nuestro pueblo: ese es y debe ser nuestro camino.

Hoy es sumamente importante aprovechar este momento histórico, cuando la mayoría de los países de América Latina se encolumnan en nuestro apoyo como en 1982, como el no amarre en los puertos de barcos ingleses con destino a Malvinas, para avanzar en medidas como las que aprobó por unanimidad el Congreso de que ninguna empresa nacional o extranjera radicada en Argentina tenga relaciones comerciales con las empresas y bancos ingleses que explotan o financian el robo de nuestros recursos en los mares circundantes.

Que quede claro entonces que frente a la embestida de los poderosos, sería bueno tomar algunas medidas:

1. Denunciar de los Acuerdos de Madrid y de Londres de Menem y Cavallo, lesivos a nuestros intereses nacionales.

2. Que se hagan efectivos los servicios para la atención médica integral de combatientes y de familiares.

3. Expropiar las grandes extensiones de tierra en manos inglesas, incluida la pista de aterrizaje de Joe Lewis en Río Negro, así como también petroleras y Mineras en manos de capitales Ingleses.

4. Restaurar y garantizar un sistema de defensa nacional que garantice los elementos necesarios para disuadir y enfrentar cualquier tipo de agresión imperialista.

“Sin Malvinas, No hay Patria.” Comisión por la conmemoración del Trigésimo Aniversario de la Recuperación Patriótica de las Islas Malvinas.

Publicado por Río Bravo el 30 de marzo de 2013.

845x117 Prueba