sindicatotv

Martes, 23 Agosto 2016 19:06

Lamentable: multan al director porque el estado no reparó la vereda de la escuela

Escrito por Claudio Puntel
El acta de notificación El acta de notificación

El director de la Escuela N° 2 “25 de Mayo” de Paraná fue multado por el Juzgado de Faltas N° 1 de la Municipalidad de Paraná porque el gobierno provincial no arregló la vereda de su escuela. 

La Esc N° 2 de Paraná es símbolo de escuela pública; eso es lo primero que se siente al pasar la puerta de entrada. Conserva ese aire de las épocas anteriores al ajuste neoliberal, cuando hablar de educación pública era hacer referencia a la presencia del estado al servicio de las mayorías; cuando, por ejemplo, los muebles llevaban tallada en la madera las iniciales del C.G.E. Quien haya pasado por sus aulas como alumno o como docente, lo entiende. 

Sin embargo, desde hace un tiempo viene sufriendo las consecuencias de la desinversión por parte del estado. No hacen dos semanas, la comunidad educativa se indignaba al enterarse que una resolución pretende bajarla de la primera a la segunda categoría, con el consecuente cierre de aulas y cargos docentes y no docentes. Y ello ocurre a causa del lamentable estado edilicio denunciado desde hace mucho tiempo por docentes, padres y alumnos. Con la adjudicación de la obra a una empresa constructora a principios de agosto, comenzó a repararse un poco de esta injusta deuda histórica. Para llegar a ello pasaron algunos años de luchas y de reclamos. 

 

La multa

 

Pero faltaba una gota que colmara el vaso y llegó el 16 de agosto con una cédula de notificación dirigida al director Juan Carlos Neubert. Con esa nota, la Municipalidad de Paraná le avisaba que estaba siendo multado por no haber arreglado la vereda de la escuela que dirige.  

Esto comenzó mucho antes, pero para ponerle una fecha “simbólica”, digamos que arrancó el 16 de mayo con un acta de notificación que lleva el número 1802. Ese día, los inspectores de la Subsecretaría de Habilitaciones, Concesiones y Uso de Espacios Públicos lo emplazaban en 10 días para proceder “a reparar la vereda de su propiedad”. “Simbólica” fue el adjetivo que usó el inspector para calificar al acta; como para dejarlo tranquilo al director.

De todos modos, Neubert hizo lo que todo director de escuela sabe que debe hacer. El 18 de mayo envió nota a la Dirección Departamental de Escuelas para solicitar la reparación de la vereda sobre calle Gualeguaychú y adjuntó copia del acta de notificación. 

Se sabe, porque fue denunciado por diversos medios que por esos días, las arcas de la DDE no contaban con presupuesto para afrontar ni las desinfecciones de los tanques de agua, mucho menos arreglar una  vereda. Lo que ocurrió es lo habitual, lo que lamentablemente ya está casi naturalizado: el único responsable del sostén de la educación pública en Entre Ríos, (o sea el estado provincial) no respondió ni resolvió el problema que la escuela 25 de Mayo estaba demandando. Las veredas continuaron sin reparar. 

Pasó el tiempo y alguien en la Municipalidad no entendió o se olvidó que la notificación era simbólica y pasaron a multar directamente al director de la escuela por la desidia del gobierno provincial. Si bien, Neubert presentó su descargo, demostrando que siguió toda la vía administrativa para que fuera solucionado el problema, hoy está multado y es considerado moroso por la municipalidad. 

Se trata de la reparación de una vereda: baldosas, cemento, arena y mano de obra. Algo posible de resolver en dos días para un gobierno que gasta 80 mil pesos en chalinas y corbatas o casi un millón para socorrer a una escuela privada. Parece de sentido común, pero para otros no es así. Para quienes deben resolver los problemas de la comunidad educativa es más fácil y rápido intervenir sobre un sistema informático para apretar y amenazar a supervisores y directivos que se suman a la lucha o poner una firma para que de un plumazo un grupo de gurises queden sin docente. Y es más fácil, mucho más fácil si el garrón de la multa le toca a los que se ponen al frente para sostener la escuela cada día; en este caso, el director, como cara más visible de la comunidad educativa. 

 

Publicado por Río Bravo el 23 de agosto de 2016

Modificado por última vez en Martes, 23 Agosto 2016 20:41

845x117 Prueba