Viernes, 22 Febrero 2013 02:27

Leyeron un documento en homenaje a los héroes artiguistas del Espinillo

Escrito por Río Bravo

Vecinos del departamento Paraná leyeron junto al arroyo Espinillo un documento en homenaje a los héroes de la Batalla del Espinillo que se recuerda cada 22 de febrero (mañana viernes se cumplirán 199 años), y no ahorraron críticas al sistema actual que llamaron “reaccionario”.

El manifiesto de siete carillas fue leído por los manifestantes al pie del Monolito que recuerda a los héroes del Espinillo y a la Batalla de 1814, en la que los entrerrianos y orientales vencieron una invasión de Buenos Aires.

El encuentro fue una mateada convocada por diversas agrupaciones en una jornada lluviosa, en la que los manifestantes compartieron documentos y reflexiones en torno de la Batallas del Espinillo y de Salta, los problemas actuales con transgénicos y riegos químicos en la agricultura, el proyecto de extracción de gas mediante fractura hidráulica, y se escucharon reinvindicaciones obreras y ambientales.

Aquí nació la región autónoma de Entre Ríos, no con voluntad separatista sino con visión confederal, de unidad profunda entre los pueblos de Sudamérica bajo el lema ‘naide es más que nadie’. Aquí están nuestras raíces locales para compartir con los pueblos del mundo”, se escuchó.

Aquí se expresaron las convicciones federales en todo su esplendor, aquí floreció la conciencia de unidad de los pueblos desde el pie, y se trazaron las grandes líneas de la emancipación. Fueron mujeres y hombres humildes los que nos marcaron el rumbo. El carrero, el hachero, la lavandera, los artesanos; los mismos que habían resistido por siglos la invasión; los mismos que cultivaban el maíz, los mismos que trabajaban con los animales; madres, padres, hermanos, jovencitos muchos de ellos. Y un día debieron dar su vida para enfrentar el atropello y preservar a la vez nuestras culturas milenarias, nuestro sencillo y complejo modo de ser. Y aquí venimos hoy, como lo hacemos cada año, a renovar nuestros compromisos con las raíces”.

El documento enumeró los principios de la revolución federal artiguista. “En aquel verano de 1814 nuestros antecesores ya tenían claro lo que se venía, porque habían dictado las Instrucciones del año XIII, bases de la revolución federal inconclusa que nos inspira, y esas Instrucciones habían sido rechazadas con el rechazo a la diputación oriental en la metrópolis. El poder de Buenos Aires ya se pintaba solo”.

La oligarquía porteña peleaba por mantener a cualquier precio los privilegios de la capital de la colonia. Luchábamos por la independencia, por la división de poderes, por las autonomías regionales, por la libertad civil y religiosa en toda su extensión imaginable, ¡qué principios, compañeros! Y por sacarnos el lastre de la metrópolis porque en las Instrucciones del año XIII había también un artículo 19 que decía ‘Que precisa e indispensable sea fuera de Buenos Aires donde reside el sitio del Gobierno de las Provincias Unidas’”.

El documento marcó también las distancias de aquellos principios con las políticas actuales y de las últimas décadas. “Los que ayer se arrodillaban ante el rey de España hoy se arrodillan ante las multinacionales cuyo paradigma está en Monsanto y la Barrick Gold, y ante el poder militar y político que las respaldan. Entre Ríos apesta de multinacionales. Tanto la Casa Rosada como la Casa Gris tienen las puertas abiertas a los grupos de poder multinacional y a sus socios locales, como cerradas a los trabajadores y campesinos”.

Pero la sabiduría de nuestros pueblos del Abya Yala es milenaria y sabrá imponerse frente a los gatopardistas que cambian sus discursos para que nada cambie, y trabajan afanosamente del lado del invasor. La mentira tiene patas cortas”.

Como títere y socio gerente a la vez de los grupos económicos concentrados y las multinacionales, el poder político promueve la tenencia y el uso de la tierra para pocos, para terratenientes y pooles, y el resultado está a la vista: nuestro territorio, en vez de albergar la algarabía de los gurises se ha convertido en una cancha de negocios a gran escala. Y todo desde una política extractivista y contaminante que en corto plazo nos sepultará”.

Durante el acto, se leyó también una lista de reivindicaciones del Foro Artiguista Entrerriano, con consignas federales, laborales, salariales, ambientales y educativas.

Participaron vecinos de la zona, docentes, estudiantes, historiadores, periodistas, artistas, gremialistas, miembros de la Regional Entre Ríos de la CTA (CE Paraná, Concepción del Uruguay, Villaguay, Federación), la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos - Seccional Paraná, el Foro Artiguista Entrerriano, la Corriente Clasista y Combativa, el Programa de Extensión "Por una nueva economía, humana y sustentable" de la Fac. de Cs. de la Educación de la UNER, vecinos autoconvocados de la zona del Espinillo, y la Junta Americana por los Pueblos Libres.

El documento dice en su tramo final: “Sí al Espinillo, sí a las Instrucciones del XIII! Decimos sí a la “roja veta diagonal que sangra", como escribió Juan Zorrilla de San Martín. Sí a la rica y compleja historia, historia milenaria y viva de este suelo. ¡No a la farsa, no a la contrarrevolución enmascarada, no a los reaccionarios atornillados al poder!”.

Publicado por Río Bravo el 21 de febrero de 2013.

Modificado por última vez en Viernes, 22 Febrero 2013 02:36