Viernes, 28 Junio 2019 17:09

CTERA denuncia intervención de intereses privados en la evaluación de políticas educativas

Escrito por Río Bravo

La central educativa apuntó contra el convenio que el Ministerio de Educación mantiene con la fundación denominada “Observatorio Argentinos por la Educación” -conformado entre otros integrantes, por miembros de grandes empresas nacionales y extranjeras- como “un peligroso avance en la privatización de actividades que son propias del Estado y que anteriormente se desarrollaban desde el Ministerio”.

Esta semana se conoció a través de los grandes medios de comunicación la interpelación del “Observatorio Argentinos por la Educación” a los precandidatos presidenciales para que presenten sus planes y propuestas educativas de cara a las elecciones 2019.

Aunque a simple vista podría pasar como una loable iniciativa que busca que los potenciales funcionarios públicos den cuenta a la ciudadanía de sus intenciones y propuestas, desde la Central de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA), advierten que no se trata de acciones preocupadas por los intereses de las mayorías.

En ese marco, advirtieron que esta fundación -que se presenta como un grupo de expertos en educación y busca convertirse en “una especie de juez y árbitro para el debate educativo en un contexto pre-eleccionario”- ya ha sido cuestionada por tratarse de una entidad que se crea, durante el Gobierno de Macri, con un claro tinte privatizador y recordaron que la primera acción fue la firma de un convenio con el Ministerio de Educación para llevar adelante un proyecto donde este Observatorio “asume la función de analizar múltiples indicadores relacionados al sistema educativo” y el Ministerio de Educación “se compromete suministro de información periódica y detallada sobre el sistema educativo”.

Desde la central que nuclea a los sindicatos de la educación analizan este convenio como una muestra de la línea política actual, “que ubica a las ONGs, fundaciones y empresas privadas como los principales interlocutores para la definición de las políticas públicas en educación, relegando a los Sindicatos, docentes y movimientos estudiantiles”. Pero además, advirtieron que significa “un peligroso avance en la privatización de actividades que son propias del Estado y que anteriormente se desarrollaban desde el Ministerio a través de la dirección Nacional de Información y Evaluación de la Calidad Educativa (DINIECE), dirección que fuera desmantelada en el marco de las políticas de ajuste llevadas a cabo durante estos años por el Gobierno de Macri”.

Otro de los aspectos sobre los que llamaron la atención son los antecedentes de algunos de los integrantes de esa fundación y su pertenencia y/o vinculación con grandes intereses económicos y firmas privadas, como Despegar.com, Edenor, Banco Galicia, Bain & Company, Mercado Libre, Microsoft y otros 50 aportantes más.

Según expresaron en el comunicado las investigaciones que realiza están a cargo de una mesa de trabajo constituida por ex funcionarios que se desempeñaron en las carteras educativas durante los gobiernos de Menen y De la Rua y por especialistas de Universidades privadas entre las que se encuentran la Universidad Di Tella,Universidad de San Andrés,Universidad Católica, Universidad Austral y ONGs como Educar 2050, Pansophia Project,Fundación Universidad Empresarial Siglo 21, entre otras.

Con estos fundamentos, la CTERA exigió que los debates sobre educación “no queden limitados a los designios de expertos que muchas veces están alejados de las realidades socioeducativas y de las problemáticas cotidianas de las escuelas de todo el país” y en cambio bregó por un debate educativo “serio y responsable” que, consideraron, implica “la participación de toda la ciudadanía, con un especial protagonismo de los principales sujetos pedagógicos como los docentes, los estudiantes, las familias, las comunidades y las organizaciones defensoras de la Educación Pública”.

Modificado por última vez en Viernes, 28 Junio 2019 23:23