sindicatotv

Lunes, 27 Diciembre 2010 13:19

Delio Panizza, poeta de las lanzas montoneras

Escrito por Claudio Puntel

Por Claudio Puntel - ¿Quién se encarga de difundir el patrimonio cultural de los entrerrianos? Estamos fritos cuando los escritores dan nombre a calles y edificios públicos, son mentados en actos oficiales, tienen museos que resguardan sus objetos, pero sus libros son inconseguibles. Haga la prueba: recorra las librerías en nuestra “tierra de poetas” y pida algo de don Delio Panizza, a ver qué le dicen.

 

 

 

Delio Panizza nació el 26 enero de 1893, en Rosario del Tala. Se crió en esa "ciudad antigua, de anchas veredas, con más tapiales que casas", como la describió Yupanqui y allí vivió hasta comenzar la escuela secundaria. Se recibió de bachiller en el colegio Histórico de Concepción del Uruguay. Más tarde, en la UBA, se graduó como escribano, abogado y doctor en leyes. Fue además, poeta, historiador, periodista e investigador. “Partió con el alba” en el año 1965 en Concepción del Uruguay. Numerosos testimonios lo destacan como hombre recto y honesto, ciudadano comprometido y de firmes convicciones democráticas.  

 

Llegué a la poesía de Panizza a través de Anibal Sampayo, quien dedicó a Don Delio una hermosa milonga que lo nombra junto a Martiniano Leguizamón. Contaba Sampayo que lo conoció en 1950, en un acto por el centenario de la muerte de Artigas. A aquella jornada en Montevideo, Panizza arrivó con su poesía Artigas, publicada ese mismo año. El Señor de Montiel - como lo llamó Arturo Capdevila - recitó los versos que dicen "José Gervasio Artigas... ¡el primero / que afirmado en la idea libertaria / hizo un ente civil de cada paria / al calor de su fe de montonero!".  

 

Panizza supo rescatar en su obra lo más profundo de la gesta artiguista. Reivindica el congreso de Arroyo de la China que en 1815, desde tierra entrerriana, declaró la independencia.  La poesía canta los esfuerzos de Artigas convocando a las provincias hermanas, “las busca, las atrae, / las quiere ver al fin confederadas / en un lazo perenne” de  federalismo y democracia. A partir de la declaración del Congreso de Oriente, “…Queda libre la Patria / del porteño falaz y el godo hidalgo; / libre por las cuchillas / puede volar el pabellón creado”. Y ese pabellón que vuela por las cuchillas, creado en el Congreso de los Pueblos Libres es nuestra bandera entrerriana. Don Delio la describe como “un himno de llamas dividiendo en diagonal un cielo azul y blanco”.  Nuestra bandera, la de la Liga de los Pueblos Libres, grita a los vientos y el poeta talero supo escucharla: “Dice Federación esa bandera sesgada por un rayo”.  

 

“Guitarras y lanzas galopan con él”, homenajeó Sampayo aludiendo al título de uno de sus libros. Sin dudas, don Delio no hubiera elegido otra compañía para su último galope. Ya había cantado que los guerrilleros de las montoneras federales “Tuvieron el empuje supremo de la ola, / fueron carne y espíritu y esperanza y furbión; / y allá donde flameaba su altiva banderola / ponían con el gesto su propio corazón”.    

 

Delio Panizza, vivió de pie y así pidió ser enterrado. Hijo de la selva montielera, tuvo “la costumbre de saludar a todo el mundo, como lo hace la gente sin miedo y sin pecado" (Yupanqui). Como él mismo describió al talar nativo, supo vivir “espinudo y agreste, / obscuro y bravo”.  Caminó esta parte del mundo avivando al “viento de los sueños / legendarios, / misterioso y profundo”. Aunque ya no lo nombren las antologías manejadas por las editoriales, sabemos con Sampayo que “los hijos de Artigas no lo olvidarán”.

 

 

 Manuscrito de una poesía "a cuatro manos" con la caligrafía

y las firmas de Juanele y Delio Paniza, entre otros.

Obra Vasta

 

“¿Cómo abordar el hacer literario de Delio Panizza?”, reflexionaba en un ensayo el uruguayense Luis Alberto Salvarezza. Fue tan prolífico y tan variada su obra, que exige ser encarada desde muy diversas aristas. Para nuestra evocación, elegimos el costado que más nos acerca a Don Delio: su reivindicación de las masas que cabalgaron llanos y lomadas defendiendo un ideario que Américo Schvartzman describe como "federalismo democrático, popular e igualitario". Ideario que tuvo en Artigas su más cabal encarnadura.  

 

En investigaciones de los mencionados Salvarezza y Schvartzman; además de  artículos de Tirso Fiorotto y Mauricio Castaldo, asoma la respuesta a la pregunta inicial de esta nota.  Sabemos también que para una próxima edición de Destinos Luminosos, Jorge Méndez musicalizó una poesía de Panizza. Seguramente estos pasos contribuirán a sacar de los museos al poeta y devolverlo a las calles, para que se siga haciendo justicia a su canto: "Yo vengo desde la tierra / ardoroso peregrino / por el antiguo camino / de la paz y de la guerra". 

 

Publicado por Río Bravo, el 26 de diciembre de 2010.

Modificado por última vez en Martes, 28 Diciembre 2010 08:16

845x117 Prueba