Viernes, 24 Abril 2015 02:18

Bibliotecas Populares de Gualeguaychú venden pastas para mantener sus puertas abiertas

Escrito por * Paola Robles Duarte

El gobierno provincial no cumple la ley que "establece la creación y el funcionamiento" de las Bibliotecas Populares de la provincia de Entre Ríos y las bibliotecas populares deben ingeniárselas para sobrevivir.

 

Las comisiones directivas de las diferentes Bibliotecas Populares de Gualeguaychú deben realizar distintas actividades, ventas de artículos varios, pastas y rifas, para preservar el Patrimonio Cultural de los vecinos porque el gobierno provincial no envía, en tiempo y forma, el dinero destinado a garantizar el sustento de estas instituciones.

Nuestro desafío, una vez más, es no naturalizar esta situación: sorprendernos, preocuparnos. En el marco de una nueva conmemoración por el Día Internacional del Libro, Pedro Darchez, titular de la Biblioteca Popular "Domingo Faustino Sarmiento", dialogó con Beat 99UNO sobre la compleja situación y los desafíos de nuestras Bibliotecas Populares.

El dato: El gobernador Sergio Urribarri firmó como presidente de la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia la modificatoria a la ley original en 1997, donde se ratifica la entrega mensual de los fondos. De todas maneras no es un problema de coyuntura: Se trata de la falta de mirada estratégica del Estado provincial en materia cultural, educativa y de acceso a la información.

"Estamos trabajando y planificando el año, tratando que la situación económica no nos impida realizar nuestra labor cultural en la ciudad. Es horrible que una biblioteca tenga que hablar de dinero y que sea considerada como un depósito de libros y no como una usina cultural", sostuvo Pedro Darchez, titular de la comisión directiva de la Biblioteca Popular Domingo Faustino Sarmiento, en diálogo con Beat 99UNO.

Y agregó: "No logramos que se respete la ley. Es chocante escuchar los discursos de diferentes candidatos a distintos cargos que hablan de cultura y educación sin tener un plan para las Bibliotecas Populares".

Ejemplificando la acuciante situación que atraviesan las mencionadas instituciones, Darchez contó: "El sábado pasado desde nuestra biblioteca estuvimos vendiendo pastas para recaudar un dinero que nos ayuda a mantener abiertas las puertas."

Y reflexionó: "La pérdida de imaginación, de capacidad de narración, la carencia en la formación del intelecto, forman parte de categoría pobreza".

Cuando la Ley es "letra muerta"

Cabe destacar que la Legislatura provincial sancionó con fuerza de ley (LEY Nº 8092) la "creación y funcionamiento de las Bibliotecas Populares de Entre Ríos" en el año 1988. En su artículo primero declara "de interés público la creación y funcionamiento de las Bibliotecas Populares en el territorio de la Provincia que se ajusten a las disposiciones de la presente ley" comprometiendo en su artículo cuarto: "Las instituciones acogidas al régimen de la presente ley gozarán de los siguientes beneficios: Inc. 1) Subsidio mensual con destino a sufragar gastos de personal, mantenimiento y adquisición de material bibliográfico. El mismo equivaldrá al duplo del sueldo básico inicial de un maestro de grado perteneciente al Consejo General de Educación de la Provincia para las primeras categorías; del 75 por ciento de dicho importe para las de segunda categoría y del 60 por ciento para las de tercera categoría. Inc. 2) Exención de pago de los impuestos provinciales vigentes. Inc. 3) Exención de pago de las tasas correspondientes a servicios públicos prestados por el Estado Provincial y hasta un máximo de consumo que establecerá la reglamentación respectiva. Inc. 4) Donación de textos primarios y secundarios, de obras literarias premiadas por el Gobierno de la Provincia y de publicaciones efectuadas o adquiridas por la Dirección de Cultura".

En el año 1997 una nueva ley (9094) deroga el artículo tercero de la ley anterior que establecía categorías entre los diferentes establecimientos. La normativa en su artículo segundo establece también modifica el financiamiento de las Bibliotecas Populares: "Modifícanse el Inc. 1) y el 3) del Artículo 4° de la Ley N° 8092, los que quedarán redactados de la siguiente manera: “Art. 4°: Las instituciones acogidas al régimen de la presente Ley gozarán de los siguientes beneficios: Inc. 1): Subsidio mensual con destino a sufragar gastos de personal, mantenimiento y adquisición de material bibliográfico... El mismo equivaldrá al duplo del sueldo básico inicial de un maestro de grado, perteneciente al Consejo General de Educación de la Provincia de Entre Ríos. Inc. 3): Pago del importe de las tasas y tarifas correspondientes servicios públicos de competencia del Estado Provincial que sean prestados por sí y/o Empresas Concesionarias, y hasta un máximo de consumo que establecerá la reglamentación respectiva".

Por otra parte, la ley modificatoria de la original establece en su artículo cuarto: "La Dirección de Presupuesto realizará las transformaciones presupuestarias que permitan a las Bibliotecas Populares debidamente reconocidas, recibir mensualmente los importes que les corresponden".

Esto no se ha llevado a cabo. Este es uno de los incumplimientos de la ley; lo llamativo es que uno de los firmantes de la normativa, como Presidente de la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia en aquel momento, es el actual gobernador: Sergio Urribarri.

Publicado por Beat 99.1 y reproducido por Río Bravo el 23 de abril de 2015.

Modificado por última vez en Viernes, 24 Abril 2015 02:40