Una crónica desde dentro de la Estancia Casa Nueva. Los debates y la tensión vividos en el foco del conflicto. “Se notaba que, a medida que pasaban las horas y salían a la luz las declaraciones de Dolores pidiendo pruebas a quienes estaban patoteando en la puerta, Luis Etchevehere profundizaba su agitación política e ideológica falseando y mezclando información a sus oyentes…”

Este miércoles 21 de octubre nos acercamos temprano a la Estancia Casa Nueva, ubicada en el ingreso a la ciudad de Santa Elena, para saludar y felicitar por su valentía a Dolores Etchevehere y acompañar a las y los trabajadores del proyecto agroecológico Artigas. Compartimos una jornada de mucha tensión, donde las amenazas de los autodenominados ruralistas que estaban en la ruta circulaban por redes y medios. Obviamente, ninguna de las personas que estábamos dentro de la Estancia teníamos miedo pero sí un alerta ante cualquier atropello de los seguidores del ex ministro macrista Luis Etchevehere. Cerca del mediodía, en la tranquera de Casa Nueva, desarrollamos una pequeña charla sobre la historia del artiguismo, de nuestra bandera federal y el devenir de los debates y luchas por la tierra para los que la trabajen y la cuiden en la Entre Ríos contemporánea, tanto a nivel político y económico, como social y cultural.

Por la tarde, escuchamos la claridad con que Dolores Etchevehere respondía las inquietudes de los periodistas que se acercaban y esperábamos las noticias de su equipo de abogados, que se encontraban dando debate legal en el Tribunal de la ciudad de La Paz. Se notaba que, a medida que pasaban las horas y salían a la luz las declaraciones de Dolores pidiendo pruebas a quienes estaban patoteando en la puerta, Luis Etchevehere profundizaba su agitación política e ideológica falseando y mezclando información a sus oyentes. Esto pareció agravarse cuando el juez de La Paz no dio la razón a los abogados del ex ministro: entraba la tardecita-noche y la protesta de los “anti-Grabois” se fue dispersando. Los pocos que quedaban se siguieron cebando ideológicamente sin tener respuestas. Entre tanto, llegaban al Proyecto Artigas mensajes solidarios y fraternos de distintas organizaciones gremiales, sociales, ambientalistas, culturales y agrarias, como las de la Coordinadora Basta es Basta, el Movimiento Campesino de Liberación y la Federación Nacional Campesina. También se acercó el Presidente de la Junta de Gobierno del Quebracho a expresar su solidaridad con Dolores y el Proyecto Artigas.

Por la noche, en el momento de máxima tensión, se acercó una camioneta de la policía y un auto a la tranquera. Las fuerzas de seguridad hicieron de mediadoras y un grupo de cuatro denominados ruralistas ofreció un “salvoconducto” para que se vayan los trabajadores del Proyecto, y tuvo el descaro de pedirle a Dolores que se vaya de su casa. La respuesta de Dolores Etchevehere fue categórica en rechazo a la arbitrariedad y la violencia verbal de los representantes de Luis Etchevehere. Es verdaderamente ofensivo escuchar todas las barbaridades y falsedades que salen de la boca de estas personas.

La soberbia dificulta comprender la diferencia entre discurso y realidad

Vociferar "fuera Grabois de Entre Ríos" es intentar violenta e infructuosamente dejar sin su abogado a Dolores Etchevehere. Y hacer eso diciendo que lo hacen en nombre del "respeto a la Constitución" es peor que una contradicción, es una barbaridad inconstitucional. Toda persona tiene derecho a una defensa legal y más una mujer hoy en día frente a tanta violencia de género. Decirle patoteramente a la dueña de la propiedad que está reconstruyendo sus derechos hereditarios que vienen a "defender la propiedad" claramente es un contrasentido y mala fe. Conscientes o inconscientes vienen a defender sin fundamentos el cuestionado e impugnado discurso de Luis Etchevehere sobre la propiedad. Hablan de ser el pueblo y la patria y son 400 personas que vinieron de distintas partes de una provincia que cuenta con un millón trescientos mil habitantes y un país de 40 millones. No son la patria ni el pueblo: preséntese a alguna elección y compruébenlo. De la democracia no hablan por supuesto, porque su interpretación ideológica de la Constitución es la de Sarmiento, Roca, Videla y Martínez de Hoz. Dicen defender el trabajo pero no muestran una foto de Luis Etchevehere trabajando y atacan un proyecto de trabajo cooperativo agroecológico. ¿Lo que los indigna es el respeto a la tierra y a la salud?. Gritan que los ofende una usurpación, que no es tal, porque las y los trabajadores del Proyecto agroecológico Artigas entraron a trabajar tranquilamente junto a la dueña de las tierras que es Dolores Etchevehre. Gritan enloquecida y falsamente que vendrán dos millones de villeros de BsAs a quitarles las tierras a los pequeños productores y es tan mentira que obligan al gobernador Bordet y a la Ministra Rosario Romero a salir a desmentirlos. Las tierras de los pequeños chacareros, se sabe, se las han ido apropiando los grandes buitres del agronegocio. Se dan una manija ideológica fascista increíble y no saben como parar. Que se haga justicia y que todo el peso de la ley caiga de una vez por todas contra los amantes-violadores y violentos de la Ley.

Artigas siempre vuelve.

Publicado por Río Bravo el 22 de octubre de 2020.

Publicado en Pago chico

Ante la convocatoria de productores vinculados a las sociedades de la familia Etchevehere a movilizarse para “sacar a los usurpadores” y en defensa de la “propiedad privada”, dialogamos con el ingeniero agrónomo Pablo Benetti, coordinador de la Federación Nacional Campesina (FNC) de Entre Ríos para conocer la posición de esta organización que nuclea a chacareros de la región.

El conflicto

Las tierras en disputa se ubican en las afueras de Santa Elena, en el paraje El Quebracho, junto al cruce de las rutas 48 y 12. De entrada hay sobradas denuncias respecto del modo en que las mismas fueron mal habidas por la familia Etchevere (ver más abajo). Pese a ello, circulan convocatorias a socios y productores de la Sociedad Rural a concentrarse el miércoles 21 por la mañana y movilizar hasta el lugar del conflicto para defender la “propiedad privada” en cuestión. Los audios que circulan alertan sobre proyectos en marcha, en los que vinculan incluso al gobierno nacional, que promoverían la toma de tierras y una virtual reforma agraria en todo el país.

En un video difundido por su hijo Luis, la empresaria agropecuaria y ex directora propietaria de El Diario de Paraná, Leonor Barbero Marcial de Etchevehere, denuncia usurpación del establecimiento rural “Casa Nueva”, cuestionada propiedad de la sociedad anónima Las Margaritas, que ella preside. En el mismo, convoca a los productores agropecuarios de Entre Ríos a “que trabajemos unidos en defensa de la propiedad privada”. Sostiene que las tierras fueron ocupadas por la fuerza (con “picos y palas”) y que esto puede extenderse “sobre cualquier entidad o propiedad de este país”.

Llamativamente, las tierras que los empresarios llaman a defender con “jinetes, camionetas y tractores” (así dice uno de los afiches que circulan) bien podría ser caratuladas de tierras usurpadas, previamente, por la propia familia Etchevehere.

En diálogo con Río Bravo, el ingeniero agrónomo Pablo Benettí plantea que con la FNC acompañan la perspectiva (agroecológica y en contra de la concentración de la tierra) del Proyecto Artigas, propuesta presentada públicamente hace unos días por Dolores Etchevehere (ver nota: Dolores Etchevehere reafirma y amplía las denuncias contra sus hermanos).

Señala Benetti: “Como Federación desde hace años venimos planteando la necesidad de tierras para los que quieren y necesitan trabajarlas, más en una localidad como Santa Elena, que es una de las ciudades con mayor porcentaje de desocupación, desde el cierre del frigorífico histórico de esta localidad. El grupo de colonos que tomaron tierras en el ‘99, la lucha de los pastajeros en el 2009, así como la pelea actual que está a punto de dar frutos en el compromiso de la municipalidad de ceder una hectárea a los compañeros de la CCC -FNC de Santa Elena para ponerla en producción, que es un gran logro de la organización y la lucha; son las banderas que venimos levantando hace años en esta localidad.”

Robarle a una escuela

Sobre las tierras en conflicto, el referente de la FNC señala que: “son parte de las tierras que tenía el frigorífico y que fueron vendidas a precios irrisorios en su momento a los Etchevehere y a la empresa Tres Arroyos, que posee una cabaña de reproductores avícolas en la zona. Pero no solo se les vendió a precios más bajos que los del mercado sino que también el Estado les quitó tierras a la Escuela Agrotécnica El Quebracho: 70 has que se sumaron a las que ya poseían los Etchevehere, quedando la escuela con menos de la mitad de las tierras que originariamente se les había entregado, tierras que serían usadas para hacer las prácticas de cría y producción de los alumnos que van a dicho establecimiento educativo.”

“Ya en ese momento diferentes organizaciones sociales y gremios salimos a defender las tierras de la escuela pero no fue suficiente, ya que se las quitaron y dieron en propiedad a la familia Etchevehere. Paradójicamente, el pozo de agua que alimentaba a la escuela quedó del lado de la Estancia «Casa Nueva».”

Tierra y trabajo

Continúa en diálogo con Río Bravo el ingeniero agrónomo Pablo Benetti: “Por esto es que en primer lugar reivindicamos que se devuelvan las tierras a la escuela, también celebramos que se esté planteando la posibilidad de generar un proyecto agroecológico en estas tierras, que genere alimentos sanos para ser consumidos por las poblaciones vecinas, y creemos necesario que los que sean beneficiarios y pongan en producción estas tierras sean los vecinos de Santa Elena, devolviendo parte de lo que les robaron cuando fue el cierre y desguace del frigorífico.”

Embarrar la cancha

Respecto de la convocatoria prevista para este miércoles, el coordinador de la FNC Entre Ríos sostiene que: “Creemos que en la convocatoria de algunos sectores a concentrarse frente a la estancia Casa Nueva, aprovechan la situación para embarrar la cancha y poner como eje la defensa de la propiedad privada, cuando en realidad uno de los herederos de las tierras dona parte de esta herencia a este proyecto, cuestión que en todo caso será resuelta por la justicia en un conflicto entre partes y no con aprietes que solo buscan ensuciar y meter miedo entre los productores y la sociedad en general, diciendo que vienen por todo y todas sin diferenciar cómo se hicieron los Etchevehere de estas tierras, algo que la justicia también tendría que investigar.”

“Según los dichos de la policía y del mismo fiscal de La Paz, la gente que ingresó a la Estancia lo hizo en forma pacífica y con el único fin de poner en producción agroecológica dichas tierras, sin armas ni violentando a nadie, a diferencia de lo que se escucha y lee en varios audios y mensajes que circulan.”

“Como Federación Nacional Campesina de Entre Ríos nos ponemos a disposición y los compañeros de la organización que son vecinos de estas tierras y que viven en Santa Elena quieren ser parte de este proyecto que implica un paso más que importante en un lugar donde la desocupación es muy alta y apremia la necesidad de trabajo genuino, más que nada en los jóvenes y en las mujeres.”

Publicado por Río Bravo el 20 de octubre de 2020.

Publicado en Pago chico

En un video difundido hoy al mediodía, Dolores Etchevehere reitera y precisa las denuncias contra sus hermanos. Habla de cadena de delitos, actos aberrantes, corrupción, defraudación al Estado y un entramado de complicidades que incluye a fiscales, jueces y políticos.

Informa además que el dirigente social Juan Grabois (de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular –CTEP) asume como su abogado y anuncia la puesta en marcha del Proyecto Artigas, para el cual donará el 40% de su herencia para el desarrollo de proyectos agroecológicos. Afirma que hoy mismo plantaron la primera semilla y que también desplegaron acciones legales simultáneas en todos los juzgados donde están iniciadas las causas del caso Etchevehere, pidiendo recusación de jueces y fiscales “por faltar al principio de imparcialidad en su función”.

Llama la atención la escasa repercusión mediática que ha tenido la denuncia en la provincia de Entre Ríos, siendo que la familia y los hechos denunciados tienen trascendencia indudable. Seguramente la explicación de este silencio venga de la mano del entramado de complicidades que en su video Dolores Etchevehere describe. La denunciante pide protección a los gobiernos provincial y nacional, por su seguridad y la de los trabajadores del Proyecto Artigas. Su ahora abogado Juan Grabois reforzó este pedido en un texto con su firma, “habida cuenta de los antecedentes violentos de Juan Diego Etchevehere, condenado por abuso de armas.”

Denuncias y definiciones

Dolores Etchevere publicó un video en el que se explaya sobre distintas denuncias que desde hace tiempo viene realizando contra sus tres hermanos: Sebastián, Juan Diego y Luis Miguel, ex presidente de la Sociedad Rural y ex Ministro de Agroindustria durante el gobierno de Macri.

La hija de Luis Félix Etchevere señala que lo que expresa en el video es resultado de 11 años de investigación, denuncias e impunidad. Sintetiza las diferentes acusaciones en la figura de violencia económica, vinculada en este caso (aunque en el video no lo ponga en esos términos) a la violencia de género. En el texto que lee mirando a cámara habla de los que considera “crímenes cometidos por mis hermanos” contra su persona, contra muchas otras víctimas de su poder y contra el Estado.

Algunas de las principales definiciones:

- “El complejo entramado de actividades delictivas fue desarrollado y sostenido durante décadas con corrupción, violencia e impunidad: administración fraudulenta, evasión fiscal, lavado de dinero, explotación laboral y violencia económica a partir del despojo de mis derechos hereditarios.”

- “Mi familia ha cometido actos aberrantes contra la integridad física no solamente de las mujeres que por ejemplo trabajaban en mi casa, sino también contra la de sus vínculos personales. En nombre de nuestra herencia hicieron todo tipo de actos de corrupción, muchísimos, todos denunciados por mí ante la justicia, como lo es el perjuicio ejecutado contra una escuela rural, el vaciamiento de El Diario, el trabajo esclavo en los campos, la evasión sistemática de impuestos; todo bajo la mirada de fiscales, jueces y políticos, y la participación necesaria de abogados, contadores y escribanos.”

- “El éxito económico de este modelo (se refiere al poder y las riquezas de la familia Etchevehere) está asegurado por un complejo entramado de contactos políticos, empresarios, judiciales y mediáticos, que les permite acceder a beneficios (a los) que ningún otro ciudadano común puede acceder.”

- Logran así la “impunidad de todos sus delitos. Por ejemplo: estafar al Estado fraguando documentos públicos, evadiendo impuestos, accediendo a tierras fiscales a precios viles y atentando contra el ambiente y el cuidado de la tierra sin ninguna consecuencia.”

Este último punto es el que motivaría la propuesta, por parte de Dolores Etchevehere y de la mano de Juan Grabois, entre otros, de llevar adelante el Proyecto Artigas (ver documento de Grabois en esta misma nota). Lo define como “una estructura de trabajo que hemos conformado junto a abogados comprometidos, mujeres organizadas, grupos ambientalistas y productores agroecológicos. Es una reparación histórica de los dañados por los Etchevehere corruptos” A este proyecto cede el 40% de la herencia (un cuarto de la sucesión de los Etchevehere) “para construir un proyecto agroecológico sobre las tierras” que le corresponden.

“Vamos a desenmascarar las tramas del poder y mostrar lo que realmente pasa en una parte del campo argentino”, afirma Dolores Etchevere en el video en el que termina dirigiéndose “a todas las mujeres y a todos los despojados”, llamándolas/os a perder el miedo y a recuperar “lo nuestro para construir una Argentina humana y digna”.

El testimonio completo

El mensaje que publicó Juan Grabois

“Queridos amigos:

Hace unos meses asumí la defensa de Dolores Echevehere, hermana de ex presidente de la Sociedad Rural y ex Ministro de Agroindustria macrista, en los múltiples juicios que lleva contra sus hermanos por violencia machista, administración fraudulenta de la herencia, entre otros. Acordamos que un 40% de la tierra que le corresponde será destinada al Proyecto Artigas, un modelo agroecológico de comunidad rural libre de glifosato y explotación que encaramos junto a movimientos sociales, rurales y ambientales, entre ellos, Jóvenes por el Clima.

Hoy realizamos junto a Dolores el acto posesorio para iniciar el Proyecto. Alrededor de 40 productores, junto a Dolores, ya están trabajando la tierra. Quiero aclarar que se trata de un acto completamente legal, respaldado por la escritura adjunta: https://www.proyectoartigas.ar/etchevehere/#modelo

Pero esto no se trata únicamente de recuperar un pedacito de lo que estos hombres poderosos se apropiaron sino develar la verdadera historia de los “Etchevehere corruptos” como los llama Dolores. En ese sentido, les dejo el video con el testimonio de Dolores; les recomiendo ver los 8 minutos. Es un testimonio revelador de la praxis oligárquica y mafiosa de esta gente. Les dejo también el primer comunicado de prensa del Proyecto Artigas: https://www.proyectoartigas.ar/comunicado/

En la página podrán encontrar toda la información y documentación legal.

Finalmente, les solicitamos a las autoridades nacionales y provinciales que garanticen la seguridad de los trabajadores del Proyecto, habida cuenta de los antecedentes violentos de Juan Diego Etchevehere, condenado por abuso de armas.

El vocero principal del Proyecto es Lautaro Leveratto, dirigente del MTE Rural.”

Publicado por Río Bravo el 15 de octubre de 2020.

Publicado en Pago chico