Los clubes entrerrianos, como los del resto del país y en particular los de barrio, están atravesando una muy difícil situación en el marco del aislamiento social producto de la pandemia. El rol fundamental que cumplen a nivel social, que en este contexto se hace más necesario, motivó la charla sobre las ayudas que reciben y lo que esperan para el sector.

Dialogamos con Hugo Grassi, presidente de la Federación Entrerriana de Clubes y Entidades Deportivas, desde su fundación en 2015, y de la Confederación Argentina de Clubes y Entidades Deportivas.

En un contexto en el que de a poco están comenzando a funcionar algunas actividades en los clubes de la provincia, buscamos conocer cuáles son las problemáticas de estas entidades que tuvieron durante estos meses una merma de hasta un 75% en el cobro de las cuotas societarias, además de las urgencias que arrastraban por los impagables tarifazos sufridos durante los 4 años del gobierno de Macri.

La Confederación Argentina de Clubes y Entidades Deportivas, así como las federaciones regionales, fueron un ámbito de resistencia ante esta situación y contra el embate de las políticas que pretendieron reemplazar a los clubes por sociedades anónimas, desvirtuando así completamente su sentido, objetivos e historia.

****

Hugo Grassi comenzó su recorrido en la dirigencia deportiva hace más de 20 años en el Club San Agustín, del que fue presidente durante 5 años. Luego presidió la Unión de Clubes Deportivo de Paraná (ACLUDEPA) y hoy preside la Federación Entrerriana de Clubes y Entidades Deportivas y la Confederación Argentina de Clubes y Entidades Deportivas.

Publicado por Río Bravo el 13 de junio de 2020.

Publicado en Actualidad

Nosotros nos quedamos con el Trinche Carlovich, que ellos se queden con su marketing y sus ídolos de cartón.

Ellos dirán que estamos construyendo un relato que se acomode a nuestra forma de pensar, dirán que es nostalgia, romanticismo y la añoranza de un futbol que parece lejano en el tiempo, y también nos advertirán que remitirnos a relatos orales en el mundo actual, no tiene sentido.

Nosotros decimos que puede ser, que en un mundo donde los ídolos del futbol están constantemente expuestos a las cámaras, admirar a un tipo del cual no hay imagen fílmica jugando un partido, resulta por lo menos algo extraño.

Pero cuando nosotros vemos las noticias y nos encontramos con que un pibe de 19 años se suicida porque el club de sus amores lo deja libre, añorar, defender y hablar del Trinche no es romanticismo, es una necesidad.

Ellos no lo valoran, ellos, los que usan a las o a los ídolos de los pibes para hacer negocios, al Trinche no lo ponen en tapa de las revistas, no usan su cara para vender camisetas, ni botines, ni maquinitas de afeitar, ni nada, no les sirve. Les sirve la imagen de un viejo borracho que murió solo, pero nosotros sabemos que no es así, que se fue rodeado del afecto de amigos y admiradores.

Ellos, que mitifican todo lo que no les conviene para que a nosotros nos parezca lejano e inalcanzable, a ellos les sirve usar a los jugadores como un producto que tienen una vida útil, y después descartarlos porque ya no venden, porque ya hay otros que venden más.

Nosotros a ellos les respondemos con el Diego, con el Bocha, con Román, con el Beto y con el Trinche; con los que se metieron en el corazón de la gente, en la poesía, en los relatos.

El Trinche es real, existió, jugó, se empachó de amistad, la rompió donde estuvo, estuvo donde quiso, y quiso estar donde pudo ser libre, donde pudo jugar a la pelota, donde las presiones del negocio no interfirieran en su forma de sentir. Y por eso lo admiramos. El Trinche es nuestro héroe, es de verdad y los relatos orales de los nuestros hicieron que su juego y sus ideas no se pierdan en el anonimato. Porque si fuera por ellos, los del futbol negocio, al Trinche ni lo hubiésemos conocido.

Nuestro héroe es de verdad y lo necesitamos más que nunca, en medio de este futbol negocio que se aleja cada vez más de los sentimientos del pueblo. Tenemos una ventaja, desde hoy el Trinche es eterno.

* Tomás "El Trinche" Carlovich, mediocampista y futbolista leyenda, rosarino, murió hoy, luego de estar en coma por un fuerte golpe recibido al ser asaltado. Le robaron su bicicleta.

Publicado por Río Bravo el 8 de mayo de 2020.

Publicado en Actualidad