Martes, 18 Mayo 2021 21:17

Todo lo que cabe en un pinchazo

Hace casi cuarenta años que no me vacunaba. Todavía recuerdo los olores a alcoholes, a velas y mecheros donde se quemaban las agujas; los sonidos metálicos y las capas coloridas de las enfermeras en la sala de vacunación del hospital de mi pueblo. Y no sé por qué, también aquella idea de Salud Pública que rondaba en nuestras cabezas y anunciaban los carteles. Aquella última vez era tremendo grandulón de 17 años, había tenido un accidente de moto y me mandaron una vacuna antitetánica, creo que me aplicaron la Triple.

Publicado en Otras yerbas

La pandemia no da tregua y con la acumulación de casos, crece también la voluntad de vacunarse de miles de personas. Una larguísima fila de mayores esperando para recibir su dosis sobre la vereda de la Escuela Hogar de Paraná, es muestra fiel de la derrota de los detractores de la ciencia y de la salud pública, de los adalides de las libertades individuales por sobre cualquier forma de organización colectiva o espíritu solidario.

Publicado en Otras yerbas

Según el reporte del área de Vigilancias Epidemiológica del Ministerio de Salud, este jueves se registraron 844 nuevos casos de coronavirus en Entre Ríos, en lo que constituye el nivel más elevado de contagios desde el inicio de la pandemia y un incremento notable respecto del promedio de las últimas semanas que, en su mayoría, oscilaban entre los 500 y 700 casos diarios.

Publicado en Actualidad

El país caribeño es el único de Latinoamérica que desarrolla ensayos clínicos de fases avanzadas con candidatos vacunales contra el SARs-CoV-2 o coronavirus. Una de las cuatro vacunas en proceso de prueba es la Soberana 02, que estaría en condiciones de iniciar los ensayos de fase 3 en el mes de marzo, pero por la baja circulación viral en la isla no podrían evaluar correctamente su eficacia, por lo que el gobierno cubano busca acuerdos con países extranjeros para realizar las pruebas. Un grupo de científicos argentinos junta firmas pidiendo al Presidente, Alberto Fernández, que nuestro país colabore en su desarrollo.

Publicado en Actualidad
Miércoles, 30 Diciembre 2020 12:23

Las huellas de la IVE

"Mi vieja lleva años horadando. Lo hace con cuidado, esperando a que otras encuentren su modo de horadar. Así aprendió ella. Esperando que la que recién comienza no se sienta torpe ni avasallada. Mi vieja horada profundo porque lleva años practicando, pero también sabe esperar a las que necesitan encontrar su gota..."

Publicado en Actualidad

El 29 de diciembre comenzarán a inocular la vacuna Sputnik V al personal de salud del sector público y privado en Entre Ríos. Son las y los trabajadores que están en la primera línea de atención de pacientes con COVID. Esto es lo que acordaron el gobernador Gustavo Bordet y el presidente Alberto Fernández.

Publicado en Pago chico

Para la libertad, sangro, lucho pervivo

Para la libertad, mis ojos y mis manos…

Miguel Hernández

Hoy nos encontramos en un tiempo histórico de lucha por los derechos de las mujeres, momento por el cual venimos batallando hace años y tiene que ver con nuestra dignidad.

Desde que las invasiones coloniales se han apropiado de nuestros cuerpos y nuestras ideas, el patriarcado ha calado hondo en las distintas sociedades, instalándose como matriz cultural, política e ideológica, con una destreza inusitada, perpetrándose en prácticas determinadas a través de construcciones simbólicas que trascienden siglos. Tanto, que hasta hoy una mujer no puede decidir sobre su propio cuerpo.

Recuerdo que la primera mujer que escuché hablar sobre la defensa del aborto legal fue a Ceci. Era una mina con los ovarios más grandes que cualquiera pueda imaginar, tenía una fuerza y un amor a las causas y luchas de los sectores más desprotegidos que era inversamente proporcional a su tamaño. Físicamente era menudita y bajita como Libertad, la amiga de Mafalda. En el ´98 me invitó a participar de un encuentro de mujeres en el Chaco, jamás había escuchado, ni sabía que existía semejante movimiento. Allá fui.

En mi primer Encuentro Nacional de Mujeres participé del taller “Mujer, adolescencia y juventud”, tenía 20 años. En ese taller, durante dos días escuché un montón de historias que me desarmaron. Conocí de la crudeza de la vida de muchas mujeres, de sus gritos y silencios, de sus cargas y sus alas, de sus penas encimadas. Puedo asegurar que por esos días, sin saberlo, empezó mi proceso de deconstrucción y se sumó al de muchas que hace años vienen alzando banderas, reclamando, peleando y conquistando derechos.

Con los años, y los muchos kilómetros recorridos para llegar a cada encuentro, junto a las miles de mujeres y sus historias, con dolores, llantos y abrazos compartidos, hemos conquistado inmensas luchas que se han gestado en esos encuentros y que, en cada rincón del país, hemos batallados codo a codo y hermanas.

Hoy una nueva conquista nos congrega y es la lucha por la interrupción voluntaria del embarazo, una ley que una vez conquistada nos hará un poco más libres, más dignas, más autónomas.

En nuestro país son miles las que nos faltan ya que se desangraron en el intento de un aborto clandestino porque no tienen los medios para llegar a una clínica y pagar por condiciones dignas. Son miles las niñeces huérfanas de esas madres que ya no podían alimentar una criatura más. Nuestras infancias están llenas de niñas-madres, violadas y obligadas a parir, que crecen jugando junto a sus hijes, torturadas y condenadas a una vida que ni siquiera tuvieron tiempo de imaginar. La argentina tiene muchas generaciones de mujeres adolescentes para quienes no ser madres no fue una opción.

Es injusto que la Educación Sexual Integral, que es ley y un derecho conquistado hace varios años, no se cumpla como corresponde y que el Estado recorte de ahí el presupuesto (como sucedió en montón de escuelas este año), impidiendo garantizar los derechos de nuestras niñeces y adolescencias, negándoles la posibilidad de planificar una vida cuidada y digna.

Es indigno que el derecho a decidir sobre nuestras vidas, nuestras ideas y nuestros cuerpos, esté a merced de posturas de funcionarios de turno, de los cleros religiosos o la moralidad de cotillón. El aborto existe, existió y seguirá existiendo, y es inaceptable que mujeres que no tienen los medios económicos para hacerlo en condiciones de salubridad se mueran desangradas. Es una cuestión de salud pública, todas las personas gestantes debemos tener el derecho garantizado de acceder al mismo en igualdad de condiciones. Nadie es quién para juzgar la vida y las decisiones de otres.

Pienso que nuestra sociedad será más libre el día que ningún aula, de ninguna escuela, se quede sin ESI para que sus chiques puedan decidir sobre sus vidas. Será más igualitaria cuando ninguna persona tenga vulnerado su derecho a la anticoncepción para evitar un aborto. Pero será sobre todas las cosas más justa cuando ya nadie vuelva a obligar a parir a nadie como así tampoco a abortar a quien no lo desee.

El aborto legal es justicia social. Una vez aprobado, que será más temprano que tarde, seguiremos siendo las mujeres las garantes de que dicha ley se cumpla. Estaremos allí en las calles, en los barrios, en las escuelas, en el trabajo, peleando para la libertad que durante años nos han negado, estaremos allí, en unidad y con la sororidad que nos caracteriza.

No claudicaremos en este grito global por el aborto legal. ¡Será Ley!

Publicado por Río Bravo el 10 de diciembre de 2020.

Publicado en Actualidad
Jueves, 10 Diciembre 2020 03:42

Para decidir, para no abortar, para no morir

Diputados discute y vota hoy el Proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en una sesión maratónica que comenzó por la mañana y que continuará durante la madrugada del día siguiente. Muchas localidades se suman a la vigilia para esperar la votación. En la Argentina este es un tema que divide aguas en todos los sectores. Sucede que nos encontramos caminando de la mano con muchísimas compañeras y compañeros en distintos temas, que incluso en otro momento también eran tabú y naturalizados como la violencia de género, pero cuando se plantea la IVE, la cuestión nos divide. En el lapso de dos años ha habido avances, se ha debatido y fundamentalmente se han logrado acuerdos para convivir en distintos espacios sin que este sea un tema que nos fracture. Pudimos seguir caminando juntas/os.

El 10 de diciembre quedará para siempre en la memoria colectiva de las mujeres como un día más donde tocamos un poquito el cielo con las manos. Hace largos años venimos insistiendo desde distintas organizaciones, y en particular desde la Campaña por el Derecho al aborto Legal, Seguro y Gratuito, en la necesidad de que esta práctica que existe y se realiza muchas veces de modo clandestino (seguro o inseguro), sea regulada desde el Estado como un ejercicio más de salud pública. Ocho proyectos después, acá nos encontramos otra vez con las expectativas más despiertas que nunca, porque el dictamen del despacho de comisiones arroja números por encima a favor de su aprobación: 77 a favor, 30 rechazos y 4 abstenciones. Las posibilidades de la media sanción están a la vuelta de la esquina.

Una lucha histórica e integral

La lucha por la legalización del aborto tiene larga data y es un triunfo de caminar las calles, lugares de trabajo y estudio, de movilizar a miles. Primero hay que decir que este reclamo que sostenemos como una deuda de la democracia está compuesto por la triple consigna: Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir. Es un plan integral para prevenir los embarazos no deseados. Y este reclamo tiene su base concreta, cruda y real.

Si bien en Entre Ríos existe la adhesión al Protocolo de Interrupción Legal del Embarazo, al que pueden acceder de forma legal, segura y gratuita, mujeres de los sectores populares, es un área que está solapada y a la cual no llegan todas las mujeres de los barrios y el interior de la provincia, que en muchos casos recurren igual a interrumpir sus embarazos, y son las que se mueren desangradas o con severas infecciones después de practicarlo. El aborto existe desde tiempos inmemoriales, y desde que es un negocio para algunos sectores médicos, se realiza de modo clandestino en clínicas privadas para quienes tienen con qué pagarlo. Lo hacen sin que nadie sepa, y al resto sólo le quedaba el perejil, las perchas y las agujas de tejer.

Hay otros números, igual de duros, cuando hablamos de niñas. En estos casos en incorrecto hablar de “embarazos no deseados” sin nombrar que cuando se trata de niñas son producto de abusos. Es decir, son embarazos a causas de violaciones. Según el Ministerio de Salud de la Nación, en su material de difusión “Estadísticas Vitales. Información Básica” Argentina 2018, afirma que 2.350 niñas y adolescentes (de edades entre 10 y 14 años) tuvieron un hijo durante ese año. En el mismo informe se manifiesta que hubo 257 muertes de mujeres embarazadas por distintas causas, y de ese total 35 corresponden a “embarazos que terminaron en abortos” (13,6%). De la cantidad de abortos clandestinos seguros e inseguros que no terminan en muerte, claramente, no existen estadísticas.

Por tanto ésta es la base de la justificación de por qué es el Estado el que debe regular y garantizar este plan como derecho: para decidir, para no abortar, y en caso que debamos acceder a un aborto, no morir en el intento.

Lo que se vota en Cámara de Diputados y que luego deberá ser aprobado en Cámara de Senadores es un Proyecto que implica un gran avance para las mujeres de los sectores populares, porque entre otras cosas, todas tienen derecho a decidir y acceder a una IVE hasta la semana catorce de gestación inclusive, y luego de la 14, por causales como enfermedades de la persona gestante, entre otras. Esto debe garantizarse dentro de los 10 días desde el requerimiento. En caso de violación a niñas y adolescentes se garantizan todos sus derechos de privacidad, sin dilataciones de tiempos. En lo que respecta a la objeción de conciencia (uno de los puntos más debatidos del proyecto), los profesionales que aleguen la misma deberán derivar de buena fe a otro profesional que sí garantice el derecho, no puede negarse en ámbito público y realizarlo en privado, no puede negarse en caso de que corra peligro la vida de la mujer que está gestando, ni negarse a la atención post aborto. Cualquier irregularidad en lo que a estos puntos anteriores refiere dará lugar a las sanciones disciplinarias, administrativas, penales y civiles, según corresponda. Respecto de las instituciones de salud privadas que aleguen “objeción de conciencia”, se deberán establecer previamente convenios con otras entidades que sí lo garanticen para realizar derivaciones.

Como en todas las demás conquistas, deberemos estar peleando de modo cotidiano para que se garantice. Las leyes son un marco importante para el cumplimiento de nuestros derechos, y la pelea que libramos las mujeres organizadas es el combustible antes, durante y después. Hoy seremos miles en distintos lugares siguiendo el debate y la votación. Calentamos motores y nos preparamos para el debate en Senadores, que se plantea antes de fin de año. Siempre las causas justas y la lucha colectiva tiene buenos resultados. En el camino quedaron algunas pioneras que sostuvieron los trapos en tiempos adversos: en Clelia Íscaro las nombro a ellas. ¡Qué lindo lo que sembraron! Por todas la pibas. Por todas nosotras. Que sea ley.

* Daniela Vera es docente, integrante de la Multisectorial de Mujeres Entrerrianas, coordinadora de Promotoras de derechos CAAC José Daniel Rodríguez.

Publicado en Río Bravo el 10 de diciembre de 2020.

Publicado en Actualidad
Martes, 11 Agosto 2020 07:52

Solo se trata de incluir

"Le dan planes a los drogones”; “me falopeo y cobro $8500”. Gritan, no hablan. Menos razonan. Se informan por cadena de whatsap. ¡Cuánto poder tiene un mensaje de odio y desprecio por una persona con problemas de salud para que otra/o lo haga suyo y defienda y multiplique el veneno!

Me cuesta escribir, me duele hacerlo. Creía que habíamos avanzado varios casilleros dejando atrás la discriminación y el estigma sobre la persona que padece una problemática de consumo y/o adicción. Será porque no existe excepción en familia alguna que no haya sido rozada o atravesada por esta situación considerada, por profesionales como Horacio Tabares, como una “pandemia social de consumos de sustancias psicoactivas legales e ilegales”.

#Emergencia fue el término que desde la Mesa #NiUnPibeMenosPorLaDroga encontramos para describir la situación que este colectivo vive cotidianamente en cada espacio o institución. “Emergencia” porque remite a urgencia. En el diseño de políticas públicas en materia de prevención de las adicciones; en fortalecer los Equipos Interdisciplinarios profesionales para el trabajo en Centros de Salud y hospitales de toda la provincia; en otorgar recursos a APRECOD para que se transforme en la referencia organizadora de cada joven que ingresa al sistema de salud y necesita ser vinculado nuevamente a la escuela, taller de oficio, club, etc. Urgencia y protagonismo imprescindible de los espacios e instituciones y organizaciones que trabajan la problemática: opinando, decidiendo y controlando la ejecución de cada iniciativa.

Pero, retomemos el proyecto anunciado días atrás por el gobierno nacional. Para quienes aún no están informados, se comunicó la implementación del programa Potenciar Acompañamiento. Una ayuda económica de $8.500 (equivalente a medio Salario Mínimo Vital y Móvil) para las personas que transitan la última etapa de su tratamiento por consumos de sustancias y adicciones.

Autoridades de Sedronar, área del Estado que aborda esta problemática, indicaron que se calcula existe bajo su órbita unas 44 mil personas realizando tratamientos de manera ambulatoria o con residencia, pero no todos están en la recta final. La incorporación de cada persona al programa va a depender de los proyectos que se presenten y va a estar asociada a una capacitación y acompañamiento por parte de equipos profesionales que dirigen las instituciones que abordan la problemática.

Y destacaron que “el objetivo de la compensación es que esas personas puedan luego reinsertarse laboralmente apenas terminen su tratamiento y no recaigan en las adicciones. Una vez aprobada en el programa “Potenciar Acompañamiento”, esa persona luego podrá terminar sus estudios o capacitarse profesionalmente. Además, habrá acompañamiento de un tutor y revisiones periódicas (…) No todas las personas que están en tratamiento lo están en la última etapa y que el momento en el que se encuentran depende de una evaluación de un equipo de profesionales. Tampoco hay un tiempo determinado en el que se llega a esa recta final, porque cada proceso es singular”.

La iniciativa prevé que en el primer año, además de continuar con el tratamiento, participarán en la red de trabajo diario del dispositivo, que va desde la preparación de alimentos, compras, limpieza y mantenimiento del lugar, hasta acompañar a los compañeros al médico y ayudarlos a gestionar un trámite, entre otras tareas de cuidados. Asumiendo, en este proceso, compromisos personales y con los demás dentro del espacio, y retomando sus lazos familiares y afectivos. Durante este período, en el que habrá una certificación trimestral de tareas, los jóvenes estarán a cargo de un “acompañante par”, que bajo una estrategia de cuidado “cuerpo a cuerpo” llevarán adelante un seguimiento y asistencia para la construcción de un proyecto de vida saludable. Son tutores que ya transitaron su tratamiento y la inserción comunitaria.

¡Va a funcionar!

Lo afirmamos porque las/os jóvenes que asisten a dispositivos como nuestro espacio #ElRincónCultural ven dificultado su continuidad en disciplinas educativas, deportivas, culturales, de capacitación laboral, entre otras, por “tener que ir a changuear con el viejo” o “ir a ayudar al cuidado de sus hermanitas/os” porque mamá o papá salen a buscar el mango diario. Así de sencillo; así de contundente. Así lo expresamos apoyados en nuestra experiencia práctica.

Esa/e joven que consumía diariamente y encontró un espacio propio, que le pertenece y puede “hacer lo que le gusta y nunca había podido”, necesita sostenerse en el tiempo en las actividades. El abandono de las mismas, así como los tratamientos de mayor complejidad que realizan otras instituciones, implica un retroceso muchas veces definitivo. Es decir, en los espacios de abordaje preventivos así como los de asistencia, resulta fundamental la compensación económica al enorme esfuerzo de dejar atrás la problemática de los consumos y las adicciones.

Incluir es la tarea

Lápices y cuadernos, instrumentos musicales, pelotas, juegos, oficios y herramientas de trabajo; abrazos de amistad y afecto. Ese es el camino indicado de las políticas públicas. Ofrecer proyectos de vida y no de muerte, como la oferta cotidiana de drogas y armas que reciben en las barriadas olvidadas de la ciudad. Hace exactamente 17 meses, realizábamos junto a la Consultora #Canónika un estudio que revelaba que “1 de cada 2 jóvenes había recibido una oferta de droga para consumir o comprar”. Ver completo ACÁ. Hoy, el cuadro se ve enormemente agravado al igual que la vulnerabilidad social de gran parte de la población.

Ya hemos opinado ocasiones anteriores sobre el fracaso de políticas de represivas, mega presupuestos de “seguridad” patrulleros tecnológicos, cuerpos especiales de represión, fuerzas federales y más cárceles. La práctica demostró su ineficacia.

Como siempre dijimos, no hay mejor constructor de sueños, de futuros que el empleo. No existe mejor sinónimo de la libertad que la educación. Este proyecto emergente será un primer paso que posibilite a miles de pibas/es sostenerse y poder recuperar un proyecto de felicidad en una vida plena y feliz.

Para finalizar, el prólogo de “Ciudad blanca crónica negra”, de Carlos Del Frade en el año 2015 nos empuja a seguir reflexionando:

“La esperanza está en volver a hacerle sentir a miles y miles de pibes argentinos que tienen derecho a soñar, a reír, a enamorarse y que trabajar no es una gilada, ni una pérdida de tiempo.

Y esa es una pelea cotidiana, cercana, afectiva y profundamente política y rebelde. Porque así como no hay que naturalizar lo malo, tampoco hay que naturalizar lo bueno: miles y miles de maestras y maestros, trabajadores sociales, médicos, psicólogos, artistas, mujeres y hombres, todos los días en cada rinconcito de esta fenomenal geografía argentina ponen el oído, la caricia, la palabra y el proyecto para que chicas y chicos no sean mandados por distintos explotadores.

En ellos está el presente mejor.

Es urgente reparar en ellos”.

#NiUnPibeMenosPorLaDroga #ElRincónCultural

* Pablo Landó (Mesa #NiUnPibeMenosPorLaDroga -Santa Fe)

Publicado por Río Bravo el 11 de agosto de 2020.

Publicado en Otras yerbas

Los trabajadores del hospital San Martín de Paraná, realizaron una manifestación con cortes de calle en la que exigieron que se haga efectivo “sin más dilaciones” el pago del bono nacional de 5.000 pesos destinado a los trabajadores de la salud. los reclamos también incluyen demandas sobre las licencias profilácticas, la apertura de paritarias y otros pedidos que no han tenido respuesta favorable de parte de las autoridades.

Publicado en Pago chico