El 18 de junio de 2010 se nos iba José Saramago. Perdíamos a una de las voces más lúcidas y críticas del siglo XX y la primera década del siglo XXI. En aquél momento lo despedíamos con un diálogo imaginario: un poeta portugués del siglo XVI descubre a Saramago. Con permiso especial del almanaque, Camões reflexiona sobre la condena del Vaticano al pensamiento de su compatriota. Hoy, cuando a nuestro mundo le seguirían viniendo muy bien sus polémicas observaciones, sus discusiones con intelectuales contemporáneos, sus proyectos literarios y su voluntad de seguir imaginando una salida con todos, lo volvemos a recordar recuperando aquél artículo con que le decíamos adiós.

Un diálogo en el tiempo

¿Qué clase de mundo es éste que puede mandar máquinas a Marte

y no hace nada para detener el asesinato de un ser humano?

José Saramagacioneso

Observaciones

Alguien sale de su casa dispuesto a algo, por ejemplo comprar determinado periódico, y se encuentra con que ese diario, el de siempre, no está en el quiosco. Un hecho menor, una nada. Fue lo que le pasó esa mañana a Luis de Camões cuando se lo pidió a su diariero de todos los días.

— No, hoy no me lo trajeron, don Luis.

— ¿Llegará más tarde?

Puede ocurrir. Una demora del furgón de reparto, un corte de electricidad cuando estaban imprimiendo, una huelga de los gráficos que ya pudo haberse solucionado.

— No sé, don Luis, pero hoy no lo tengo.

— Déme el que haya llegado, entonces.

Da igual El Tribuno, Debate, La mañana o Journal; no es el mismo de siempre, qué más da. Es papel, letras, tinta y fotos; páginas más o menos, un diario es un diario. Don Luis lo dobla y marcha con el pliego doblado bajo el brazo.

Ya en su casa, lo abre, se detiene en el nombre. "L'Osservatore Romano", pronuncia. Lamenta no haber conseguido otro diario, algo escrito en portugués, castellano o gallego, lenguas más familiares; en fin. El italiano tampoco es una extrañeza. Se dejará leer. Y así avanza página tras página, palabras del Papa, de un cardenal, noticias las de siempre, y un artículo de Claudio Toscani. Ha muerto un compatriota, es lo primero que se entera en la nota de Toscani. Descubre más cosas en el artículo, el hombre en cuestión era ateo, materialista dialéctico, populista extremista, de ninguna admisión metafísica, libertario y otros primorosos calificativos. Camoes se inquieta. Hombre de cien guerras, ya aprendió a disciplinar los temblores. No es que esas palabras en sí mismas contengan una ofensa; por el contrario, sabemos que el hombre señalado por la voz de imprenta de la Santa Sede responderá “¡presente!” con el pecho inflamado al ser convocado como materialista dialéctico, libertario, ateo…

Pero es que lo que Camões lee no son palabras en sí mismas, que las palabras en sí mismas no se encuentran en ningún lado; quien intente tomarlas queda manoteando el vacío. Éstas son palabras dichas en X, por X, para X, contra X, en nombre de X, para significar X, a favor de X. Justamente, estas X, lo que ellas cargan de condena, es lo que inquieta a Don Luis.

Siguió hojeando el periódico; que para eso había bajado los siete pisos del edificio, corrido al quiosco de la esquina y sacado dinero del bolsillo. Esperaba encontrar noticias, enterarse de la guerra, del hambre, de la crisis; nada de eso era observado por aquel que se decía Osservatore. En fin, lo único observable era aquel compatriota. José Saramago se llama, y en más de una página tuvo el buen gusto de citar a Camões.

Don Luis, portugués del siglo XVI, poeta nacional, cristiano y católico, hombre que supo alzar la espada en nombre de la cruz y la corona; poco puede entender sobre materialismo dialéctico; entre otros motivos, por no caer en anacronismos, que ya demasiada licencia es hacerle comprar un diario de esta época. Pero entre sus líneas, sin ser un hombre dialéctico, ha afirmado cosas como estas: “El mundo se compone de mudanza / tomando siempre nuevas calidades”; pensamiento que lo deja mucho más cerca de un comunista hormonal de estos años que de un clérigo de cualquier época, llámese Torquemada, Ratzinger, Williamson o Maulión.

De a poco fue enterándose de las luchas de este hombre bueno a favor de los campesinos desalojados del Alentejo o de cualquier parte del planeta; de los trabajadores del primero, segundo y tercer mundo; su participación en la Revolución de los Claveles. De sus denuncias contra la invasión a Irak o contra las represiones a las luchas populares. De las amenazas, persecuciones y censuras sufridas en su vida consecuente.

Es cierto, pocas cosas hay que un pobre poeta y guerrero del 1500 pueda comprender, aun siendo Camões; pero hay cercanías que sólo la historia puede lograr. Como aquél obispo brasileño, pensó: “De ese dios del que tú eres ateo, yo también lo soy”.

Publicado por Río Bravo el 19 de junio de 2020

Publicado en Otras yerbas

Frente a la pandemia por Coronavirus, ¿no existe otra opción que elegir entre sacrificar vidas o hundir la economía? ¿Hay alternativas superadoras? ¿Por qué el impuesto a las riquezas podría ser una herramienta para cuidar la salud de la población al mismo tiempo que el trabajo, la producción y el poder adquisitivo de los argentinos? ¿Quiénes se oponen y por qué?

Desde Río Bravo aportamos este video (y las notas cuyos enlaces compartimos abajo) para sumar al debate y la reflexión al respecto, en los días previos a la que sería la presentación formal del proyecto de ley de impuesto extraordinario sobre las grandes fortunas en la Argentina..

Impuesto a las grandes fortunas, por qué y para qué, ejes de un conversatorio virtual

La batalla por quién paga la crisis

Es nuestro primer video de producción propia y seguramente tenemos mucho (sonido, luz, ritmo) por mejorar. Los invitamos a suscribirse al canal, donde periódicamente iremos compartiendo entrevistas, crónicas, columnas de opinión y noticias en general, desde nuestro pago chico (Entre Ríos, Argentina), en este río bravo que nos vincula con los pueblos del mundo.

Publicado por Río Bravo el 23 de mayo de 2020.

Publicado en Actualidad
Lunes, 30 Diciembre 2019 14:31

Un gobierno que escuche

Cuando el gobierno de los Fernández asumió, el 10 de diciembre, el multitudinario acto en Plaza de Mayo cerró con un estruendoso show de bombas y fuegos artificiales. Las asociaciones de familiares de personas con trastornos autistas (así como las que luchan por los derechos de los animales) no perdieron la oportunidad de volver a plantear su reclamo contra el uso de pirotecnia de estruendo y de altos volúmenes de sonido. Hoy, el gobierno nacional publicó el Decreto 96/2019 prohibiendo el uso de estos artefactos en actos públicos e invitando a todas las provincias y a la ciudad de Buenos Aires a adherir a la normativa.

Es tan sólo una muestra de algo que para algunos será superficial (aunque para otros/as signifique tanto), pero tampoco es un caso aislado.

Desde el vamos, el paquete de declaraciones de emergencia que el gobierno nacional impulsó, contenía un artículo (el famoso 85) que recibió críticas por los "superpoderes" que concentraría en la figura del Presidente.

El mismo fue dado de baja, atendiendo a las sospechas y reclamos que había generado incluso desde las propias filas del frente gobernante.

Pero las reformas planteadas a raíz de diversos cuestionamientos no quedaron allí. Los sindicatos docentes lograron que no se toque la movilidad de sus jubilaciones (considerada especial en el régimen general), los chacareros, pequeños productores del campo y cooperativas consiguieron el compromiso de compensaciones por los ajustes en las retenciones (atendiendo así al histórico reclamo de que paguen más los que más concentran la propiedad de la tierra), y ante el masivo reclamo contra los verdaderos privilegiados en materia de jubilaciones (jueces y diplomáticos, por ejemplo) se resolvió preparar una ley especial para revisar integralmente estos casos. Finalmente, la crítica contra el vallado del Congreso con motivo del tratamiento del paquete legislativo recibió una respuesta contundente: las vallas no habían sido solicitadas por el PEN sino que habían sido dispuestas por el gobierno de la ciudad.

Ayer no más, el gobierno nacional resolvió no autorizar el aumento en los combustibles que solicitaba la dirección de YPF, después de la indignación que produjo masivamente tan solo el rumor de que supuestamente se produciría a partir de las 00:00 de hoy.

Seguramente hay medidas más importantes que éstas. El plan nacional contra el hambre, el congelamiento de las tarifas, el relanzamiento del plan nacional de lectura, la creación del ministerio de la mujer, género y diversidad, y el de vivienda; sólo por ejemplo.

El destaque realizado en este artículo tiene que ver con otra cosa. Si hay una reivindicación que tiene tradición en nuestro pueblo es el del derecho a ser escuchados. El de un gobierno que pueda revisar, repensar y redefinir en función de las críticas recibidas.

Hay muchos temas cruciales, fundamentales (sólo por ejemplo: uso de agrotóxicos y la explotación minera contaminante), en los que existen reclamos de larga data, que deben ser escuchados. Pero es una buena señal el que, en tan pocos días, ya podamos contar unos cuantos ejemplos de escucha real y concreta, en vez de acting para la tribuna.

Que se consolide y profundice este camino, más allá de estos primeros días, es un buen deseo para el brindis de este fin de año. Que sepamos aprovechar ese escenario, si se confirma, para avanzar en políticas y legislación que impliquen conquistas para el pueblo y el país; es un segundo deseo que va de la mano y se necesita con el primero. Que las organizaciones políticas y sociales populares estén en la calle, luchando por lo necesario, cuantas veces haga falta, es un compromiso que ni siquiera debería ocupar uno de nuestros "deseos" de fin de año. Más aún, es el reaseguro para garantizar que esas políticas que se plantearon en campaña y ante la Asamblea Legislativa, se traduzcan realmente en hechos, leyes y medidas a favor de los más postergados.

Que así sea.

Publicado por Río Bravo el 30 de diciembre de 2019.

Publicado en Actualidad

Este miércoles se realizó, en la escuela Normal de Paraná, un debate de candidatos a diputados nacionales convocado por la Mesa Interpartidaria de Juventudes y la secretaría de la Juventud de la provincia. Cambiemos dejó su espacio vacío y volvió a demostrar -al igual que en agosto en Concepción del Uruguay- un fuerte desprecio por el debate público, fiel a las instrucciones duranbarbistas de no hablar de política en campaña.

Publicado en Actualidad