El sábado 22 de agosto fue publicado el decreto presidencial que anunció un día antes, vía twitter, el Presidente Alberto Fernández. Mediante la medida se congelan las tarifas de los servicios de telefonía móvil e internet hasta el 31 de diciembre de este año y se declara “servicio público esencial” a la telefonía móvil, Internet y la televisión por cable, por lo que, incluso después de esa fecha, las empresas tendrán que justificar sus pedidos de aumento y el gobierno los tendrá que autorizar o no.

La decisión de declarar a las comunicaciones digitales como un servicio público (algo que existe en la mayoría de los países de Europa y América del Norte, aunque el coro de la oposición plantee así nos “aislamos del mundo”) se basa en la indiscutible centralidad que adquirió la actividad en vinculación con muchos otros derechos esenciales. Hoy, sobre todo aunque no exclusivamente en tiempos de pandemia, la educación, la salud, la justicia y otros derechos son difíciles de pensar, gestionar y conseguir con poblaciones desconectadas de las redes digitales de comunicación.

Desde ya, los medios hegemónicos (con importantes intereses creados en el rubro) pusieron los gritos en el cielo y plantean que la decisión tiende a la censura, ya que las empresas del rubro dejarán de invertir porque las reglas de juego no son claras. Esto es insostenible en un rubro que, según datos del Enacom, en los primeros tres meses de este año generó ingresos por más de $148.000 millones (telefonía fija y móvil, Internet y tevé por cable), algo más de mil millones de dólares, y que presta servicios que todos los años, desde hace tiempo, lideran el ranking de denuncias de consumidores y usuarios.

Una medida necesaria

Sobre la cuestión, en diálogo con Río Bravo, Juan Claudio Muga, titular de la delegación Entre Ríos del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), manifestó que su valoración es “muy buena, porque es una medida diseñada para que el ciudadano común tenga acceso a Internet como un bien público.

Sobre el particular contexto y su relación con el tema, planteó que “esta pandemia puso blanco sobre negro las necesidades de muchos, sobre todo en los chicos que no pudieron estudiar, mientras los chicos que sí tenían todas las condiciones no quedaron tan atrasados en el aprendizaje.”

Las tarifas de estos servicios estaban congeladas por acuerdo con las empresas desde el comienzo de la pandemia hasta septiembre. Según Juan Claudio Muga, lo que cambia con esta medida es que “antes tenías que acordar con las empresas y ellas te decían si querían o no. Ahora va a ser exactamente al revés, la pelota la tenés vos y vos le vas a decir si corresponde o no corresponde el aumento. Al mismo tiempo podés hacer planes de inversión para llegar a todos, así como hay un plan de inversión en electricidad, en telefonía, tenés que hacerlo en internet, porque internet tiene que ser un servicio universal, no hay duda.

Publicado por Río Bravo el 23 de agosto de 2020.

Publicado en Actualidad

Una vez más, el periodismo está en nuestro país en el centro de la tormenta. Le preguntamos a periodistas y comunicadores de nuestra provincia qué lectura hacen del debate desatado alrededor de la libertad de prensa y de expresión. Más allá de las solicitadas que circularon explicitando una discusión preexistente, de si firmaron alguna de ellas o ninguna, las y los periodistas consultados exponen perspectivas que pueden ser por momentos complementarias y en otros casos contrapuestas. A continuación, un cruce de miradas que es una muestra del carácter diverso, complejo y necesario de la discusión.

Disparadores

Primero fue la solicitada que más de 300 periodistas firmaron contra lo que sienten como “intimidaciones y ataques a la prensa”. Alertan por las “campañas de difamación públicas y presiones contra periodistas profesionales” provenientes de sectores políticos que incluirían a quienes “tienen funciones de la más alta responsabilidad institucional”. Esto se da en un marco de señalamientos contra periodistas como Luis Majul, sospechado de formar parte o al menos servirse de la red de espionaje ilegal montada fundamentalmente por personajes de la AFI y del poder judicial durante el gobierno de Cambiemos. Por medio de “escraches y acusaciones infundadas” se estaría buscan generar miedo y autocensura, poniendo así en riesgo la libertad de expresión y la convivencia democrática. Firman la nota periodistas referentes principalmente de medios vinculados al Grupo Clarín y otros de los principales del país, como Infobae: Joaquín, Morales Solá, Jorge Lanata, Luis Majul, Marcelo Longobardi, María Laura Santillán, Daniel Hadad y Cristina Pérez, entre otros. De Entre Ríos, se destacan entre los firmantes Daniel Enz y Verónica Toller. La solicitada va en consonancia de los documentos publicados, de similar tenor, por la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA), el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) y la Academia Nacional de Periodismo. (Ver aquí)

Días después, más de 2.000 periodistas y comunicadores de todo el país, no sólo de grandes multimedios sino también de medios populares y comunitarios, dieron a conocer una solicitada aportando al debate sobre las presuntas amenazas a la libertad de prensa desde otra mirada. “Creemos que las y los periodistas, como toda la ciudadanía, estamos sometidos al escrutinio público y a la ley. No tenemos privilegios. Y no toda crítica, por exagerada o injusta que sea, puede ser considerada como un ‘ataque a la libertad de expresión’.” Señala la solicitada que, en nombre del necesario vínculo con el poder y las fuentes, “no vale todo”. “Entendemos que la defensa de la libertad de expresión tiene una acción doble: nuestro derecho a informar y el derecho de la comunidad de informarse. Y entendemos a esa libertad de expresión como una conquista colectiva, no desde posiciones individuales ni sectarias. No es nuestra libertad, es de la sociedad. Un mejor periodismo es decisivo para contribuir a una mejor discusión pública, sobre todo en tiempos tan complejos como estos, atravesados por la angustia de una pandemia.” Firman esta nota Angela Lerena, Reynaldo Sietecase, Elizabeth Vernaci, Víctor Hugo Morales, Adrián Paenza, Alejandro Bercovich, Eduardo Aliverti, Darío Sztajnszrajber, Claudio Villarruel y Miguel Repiso (Rep), entre otros. De Entre Ríos firman Sonia Fernández, Sandra Miguez, Luz Alcain, Juan Pablo Arias y Aldo Manuel Rotman, entre otros. (Ver aquí)

En este marco, desde Río Bravo nos propusimos consultar y escuchar a un grupo de periodistas y trabajadores de la comunicación de la provincia. ¿Sienten que las libertades de prensa, de expresión, de información, están amenazadas en el país y en la provincia? Si es así, ¿por quienes? ¿Qué piensan de las dos solicitadas contrapuestas publicadas? ¿Firmaron alguna de ellas? Si es así o no, ¿por qué?

Publicado por Río Bravo el 17 de julio de 2020.

Publicado en Otras yerbas

Juan Claudio Muga, integrante de la comisión directiva del distrito Entre Ríos del Sindicato Argentino de Televisión, fue designado como titular de la delegación provincial del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM).

Publicado en Otras yerbas

Lo sabemos: cada escuela es un mundo. Como lo es cada barrio, cada familia. Por eso, ante este contexto de pandemia por el coronavirus Covid-19 que nos sacudió a todos/as, aunque no por igual, los caminos para dar respuesta ante la emergencia fueron obvia y obligadamente distintos.

Ante esta situación, que llevó a la temprana y preventiva resolución de suspensión de las clases presenciales en todos los niveles de la educación obligatoria en el país, la escuela secundaria Dr. Mariano Moreno de Paraná se encontró con un dilema. Cómo continuar con el vínculo y el proceso de enseñanza aprendizaje desde la virtualidad, con un estudiantado que mayoritariamente no tiene acceso constante a las tecnologías de la comunicación, incluyendo desde el denominador común de no tener crédito (y por lo tanto posibilidad de utilizar internet) en el teléfono celular.

En diálogo con Río Bravo, Marina Chaves, la asesora pedagógica de la escuela, nos cuenta: “Desde la asesoría pedagógica planteamos la propuesta de la radio al equipo directivo y a los docentes como un medio más de comunicación con los estudiantes de la escuela. Varios de ellos no cuentan con computadoras, celulares o conectividad a internet. Al mismo tiempo ha sido complejo el tema de pensar la Educación en Línea de manera repentina, sin tiempos de reflexión, sin recursos y atravesados por el contexto de la pandemia. No obstante, la preocupación colectiva de la escuela ha sido ¿cómo comunicarnos con nuestros estudiantes?, ¿cómo hacerles saber que queremos estar cerca? Radica allí 'lo común' entre nosotros."

Vale aclarar aquí: en la diversidad de escuelas que hay en la ciudad, en la provincia y en el país, se han visto propuestas destacables y que ameritan un reconocimiento por su tenacidad, solidaridad y empatía. Desde la continuidad de comedores escolares (bajo el formato de viandas para retirar) en plena cuarentena obligatoria, hasta cadenas de WhatsApp, plataformas virtuales (donde es posible y aprovechable), llamados y diversas maneras que encontraron docentes y directivos para decir ¡presente!, aún cuando ni ellos/as ni estudiantes pudieran salir de sus hogares.

La radio escuela "de la vida"

En el caso de "la Moreno", la inventiva, la persistencia y la reflexión colectiva puestas en marcha, encontraron eco (justamente) en la propuesta comunicacional de un ex docente de la institución. Lo cuenta Marina Chaves: "Frente a varios intentos en esta búsqueda la radio aparece con la ayuda generosa del Prof. Julio César Galera de FM ECO 105.5 (Paraná) y FM RET 104.9 (Colonia Avellaneda). Con sus aportes y un nombre, 'la escuela de la vida', planteamos un programa diario de 14:00 hs a 16:00 hs en el cual un profe por área saliera al aire. ¿Es obligación participar de la radio? Obvio que no. Como asesora pedagógica disiento con ciertas lógicas de control y de sospecha hacia los trabajadores. Apuesto a los proyectos colectivos que -desde una perspectiva pichoniana- acompañen la grupalidad."

Así, desde el lunes 30 de marzo sale al aire el programa "La escuela de la vida", por las dos FM citadas (y por streaming -por internet), conducido por el profesor Julio César Galera (ver "La radio"). Cuenta el propio Julio: "Fue algo simple. Me llamó Marina y planteó la necesidad que tenía la escuela de no perder contacto con los chicos durante la cuarentena. Le expliqué cómo podríamos hacerlo, por teléfono y empleando el streaming de las dos radios, y ella se enfocó en la coordinación con el equipo docente. Le propuse el horario y fue todo simple porque los contenidos los aportaba el colegio con los docentes y nosotros ponemos el espacio en los medios y la conducción. No teníamos tiempo para perder, así que 'La escuela de la Vida' tomó cuerpo impulsada por el entusiasmo y la defensa de la escuela pública."

"Somos Moreno"

La orientación de la escuela secundaria Nº 57 Dr. Mariano Moreno de la ciudad de Paraná es en comunicación, se desarrollan talleres de radio y habitualmente para las jornadas festivas o las muestras, la radio abierta es lo primero que surge. De hecho, la foto que ilustra esta nota es de una radio abierta de noviembre de 2016, en la escuela. En más: la radio viene desde hace años participando del proyecto de extensión de la Fac. de Cs. de la Educación (UNER), en el programa Va Con Onda, organizado por el Taller de Producción Periodística (Lic. en Comunicación Social, a cargo de Aixa Boeykens) con escuelas secundarias de la ciudad. Por ello quizá es que la propuesta prendió tan rápidamente en la comunidad escolar.

Un texto que recupera la experiencia desde la escuela, comienza diciendo: "'Somos Moreno' es uno de los modos en que estudiantes y profesores de la escuela nos referimos y nos reconocemos como parte de la escuela. La emergencia sanitaria nos enfrentó - una vez más- al desafío de repensar de qué manera queremos ser escuela y, al mismo tiempo, a las desigualdades sociales. El día del primer anuncio de la cuarentena por parte del presidente Alberto Fernández los grupos de whatsapp explotaban respecto de qué manera se iba a seguir."

Y reflexionan: "Nos mueve intentar estar cerca de nuestros estudiantes. Y ahí vamos, intentando 'estar juntos'. Evitamos cierta virtualidad excesiva y 'sobrecarga de actividades' (aunque hay demandas y tendencias para hacerlo). Sabemos que todavía no llegamos a todos pero en esa semana escuchamos canciones, hablamos de comunicación, aprendimos sobre química y física con la receta de un bizcochuelo, recordamos a Galeano, conversamos sobre Malvinas, una estudiante y su mamá nos contaron cómo viven la cuarentena, resolvimos juegos matemáticos, tuvimos consejos desde educación física, la referente de salud integral nos compartió información sobre el centro de salud y muchas otras cosas más."

Marina Chaves no duda en agradecer "a cada profe", al equipo de preceptores, a la tutora y al equipo directivo, la participación en el proyecto a través de diferentes modos y vías de comunicación. "Sabemos que no llegamos a todos y que sigue la preocupación de 'no tener noticias de tal curso', pero estamos en el intento de hacerlo. La semana próxima se suman otras escuelas al programa 'La escuela de la vida' y eso es una gran alegría todos. Somos la escuela pública, sus trabajadores y una radio barrial, intentando llegar y 'estar juntos'."

La radio.

Julio Galera, responsable de radio ECO y conductor del programa, es profesor de Historia egresado del Instituto Superior del Profesorado de Paraná a fines de los '80. "Los medios de comunicación desde siempre me cautivaron, así es que supe hacer radio y tv sin dejar la docencia ni la militancia política y sindical." Al equipo para instalar la radio lo consiguió canjeándolo por dos bicicletas, ya que el ciclismo es otra de sus pasiones, y desde entonces ha impulsado este proyecto comunicacional que hoy estrecha lazos también con la FM RET de Colonia Avellaneda.

Publicado por Río Bravo el 4 de abril de 2020.

Publicado en Otras yerbas