Emiliano Confalonieri es un joven chajariense de 27 años a quien un cardiólogo le prescribió dióxido de cloro como potabilizador de agua. Su ingesta le provocó daños en varios órganos, principalmente el corazón, y hoy se encuentra internado en Rosario, en lista de espera para recibir un transplante que le permita recuperarse.

Publicado en Actualidad