Este 24 de marzo, después de un año donde la pandemia obligó a las organizaciones populares a dejar transitoriamente la calle como terreno de construcción y lucha política y reivindicativa, la Multisectorial de Derechos Humanos de Paraná volvió a marchar por sus históricas consignas: memoria, verdad y justicia. Después de un año en que la derecha se hizo potente en un ámbito en que hasta hace poco le era ajeno, los organizadores de este 24M consideraron que "no disputar la calle con nuestras consignas es seguir relegando nuestro lugar histórico de lucha al programa de la derecha, que busca más exclusión y más muerte".

Publicado en Pago chico

La manifestación encabezada por la dirigencia de Juntos por el Cambio en la que se exhibieron bolsas mortuorias rotuladas con nombres de dirigentes políticos, sociales y  de derechos humanos, diferentes organizaciones y personalidades salieron a manifestar su repudio. Desde la Asociación en Defensa de la Libertad y los Derechos del Pueblo (Liberpueblo) cuestionaron "el discurso de odio y la violencia simbólica expresada mediante la exposición" que las protestas impulsadas por el macrismo dejan traslucir "expresiones ultra reaccionarias que nos recuerdan las noches más oscuras que vivió la Argentina en la última dictadura militar".

Publicado en Actualidad

Las organizaciones y referencias feministas son diversas y tienen también sus diferencias y matices. Sin embargo, son muchos los temas y problemáticas en donde no hay fisuras. El proyecto de ley “Alejo”, que busca prevenir la “violencia contra los varones”, parece ser uno de estos casos. Cuál es la respuesta a las críticas al proyecto por parte de Gabriela Lena, la legisladora entrerriana que, junto a Gustavo Hein, acompaña su presentación.

Publicado en Actualidad

En junio de 2011, días después de la histórica Marcha del Impenetrable, Mártires López, dirigente Qom de la Unión Campesina de Pampa del Indio, Chaco, murió en un sospechoso accidente en la ruta. Fue la lucha de sus familiares y compañeros y compañeras la que consiguió dos veces la reapertura de la causa y que exigió el apartamiento del caso del fiscal Sorabella. El corto documental “La lucha sigue, verdad y justicia para Mártires López” recoge la historia de esta lucha: dialogamos con Nicolás Amadio, de la cooperativa de trabajo La Rastrojera TV, de Misiones, uno de sus hacedores.

Publicado en Otras yerbas

Hernán Aranda, joven wichi de 26 años, integrante de la Federación Nacional Campesina, desapareció el jueves 10 de diciembre último en El Impenetrable chaqueño mientras buscaba alimentos para su familia.

Publicado en Actualidad

¿Por qué nos debería importar acá, en una provincia del Litoral argentino, lo que pase con una diputada de Buenos Aires involucrada en uno o varios hechos delictivos? En esta nota nos proponemos analizar qué es lo que el “caso Piparo” tiene para decirnos sobre cómo se mueve un sector del poder y los medios hegemónicos que le son cómplices o afines

Publicado en Actualidad
Domingo, 20 Diciembre 2020 05:50

Una calle con el nombre de Eloísa Paniagua

El Concejo Deliberante aprobó una ordenanza para imponer el nombre de Rosa Eloísa Paniagua a una calle del barrio Maccarone, en homenaje a la niña de 13 años asesinada por una bala policial durante la represión del 20 de diciembre de 2001, y este domingo a las 19 se realizará el acto de colocación del cartel con el nuevo nomenclador.

Publicado en Pago chico

Si bien la condena al expolicía Carlos Carvallo generó satisfacción en su víctima, Manuel Ramat, y las organizaciones de derechos humanos, existe un fuerte malestar por la falta de labor investigativa de parte de la Justicia Federal y, en particular, del juez Leandro Ríos, ya que advierten que otros testigos y víctimas ubicaron a Carvallo en el mismo momento y lugar y, que de haber ampliado la investigación, no sólo podría haber sido condenado por otros delitos sino que podría haberse avanzado en el procesamiento de otros represores. Cuestionan que el trabajo fragmentado en la instrucción de las causas de lesa humanidad.

Publicado en Pago chico

Los archivos entregados el viernes pasado por el presidente Alberto Fernández a la secretaría de Derechos Humanos constituyen una parte del registro histórico disponible en la Agencia Federal de Investigaciones (ex SIDE) sobre el seguimiento e infiltración a organizaciones sociales, políticas, gremiales y de derechos humanos, desde 1946 hasta 1985. La información que contienen podría contribuir a la reconstrucción de la trama del terror de la dictadura y al avance en la investigación y los juicios por delitos de lesa humanidad. Clarisa Sobko, referente de HIJOS Paraná, destacó la importancia del material por su posible aporte a la reconstrucción de la memoria colectiva y la verdad, de la propia historia de los familiares de las víctimas, como también para el avance de las causas por justicia por los delitos de lesa humanidad y también resaltó lo que entiende es un retorno a las políticas abandonadas en los cuatro años de gestión de Cambiemos.

Publicado en Actualidad

Con la sentencia conocida hoy a Gustavo Rivas cierra un ciclo de ocultamiento y complicidad de todos los que integramos la sociedad de Gualeguaychú hacia un personaje manipulador y perverso.

Sin embargo, se abre otro ciclo a partir de ahora. El de revisar y demandar justicia completa, tras un fallo que nos deja un sabor amargo. El sabor propio de las faenas incompletas.

Sólo se lo juzga por un caso y se declara la prescripción para todos los demás, aún cuando el tribunal reconoce que los hechos sucedieron.

Pareciera que el tiempo borra los dolores, las angustias, las injusticias. Según la mirada de estos jueces, lo ocurrido no dejó huellas o ya se borraron por siempre. Es como estar juzgando un robo menor. Pero en estos casos, el robo fue mayor. Les robaron la inocencia, la sonrisa.

No parece ser demasiado importante eso para la justicia. Seguramente, hay leyes, artículos y fría jurisprudencia de la cual se toman para justificar su veredicto.

No importa el ser humano, sus derechos, sus dolores, sus tristezas. Importa no salirse de las estructuras. Importa no salirse de lo que dicta la norma, la ley. Esa misma ley que debiera protegernos, cuidarnos, preservarnos, asegurarnos que podemos vivir felices, cultivando nuestros valores.

El acusado sale airoso. "No hay declaraciones", expresa con cierto aire autoritario. No nos hacen falta sus declaraciones doctor. Nos hace falta su arrepentimiento.

¿Habrían dictaminado lo mismo estos jueces si hubiesen sido sus hijos los que frecuentaran el departamento o el coqueto barco de Rivas? ¿No habrían encontrado algún vericueto legal para evitar la prescripción? 

Me pregunto que estarán pensando los denunciantes que fueron deshechados por la "prescripción". Sus testimonios no sirvieron, están fuera de tiempo, se les acabó el plazo. En pocas palabras, lo que vivieron ocurrió, pero ya pasó demasiado tiempo como para que lo recordemos. Según la justicia, el tiempo lo cura todo. Sin embargo, hay heridas a las que no les alcanza una vida entera para cerrar. 

De eso, sabemos mucho los argentinos. Tenemos tantas heridas sin cerrar todavía. Tantos dolores que nos sacuden todos los días. Tantas injusticias no reparadas.

Los que conocemos a la familia Rivas, no podemos evitar tener sentimientos encontrados. Muchos somos amigos o conocidos de sus hermanos, hermanas, cuñados, cuñadas, sobrinos y sobrinas. Todos ellos, respetados y queridos por muchos de nosotros. Y eso, nos coloca en una posición incómoda, porque de algún modo sentimos que ellos también están siendo afectados y no deseamos que eso ocurra. Sin embargo, esta situación es inevitable, y también tiene un sólo culpable, que deberá hacerse cargo frente a sus familiares.

El doctor, sabelotodo, influyente, simpático, entrador, tiene otro rostro. Es el mismo que estuvimos viendo durante 40 años con simpatía, negándonos a ver el otro lado, el más oscuro.

¿Y por qué ocurren estas cosas en una comunidad que se vanagloria de ser pujante, autora de sus propias obras? Buena pregunta para que comencemos a buscarle respuestas. ¿Por qué miramos y no vemos? ¿Tal vez padecemos una esquizofrenia colectiva? ¿Tal vez nos avergonzamos tanto que no nos animamos a gritar a los cuatro vientos lo que pasa? No estoy en condiciones de dar esa respuesta y supongo que pocos pueden hacerlo.

Sí creo que un dictamen judicial acorde a lo que la mayoría de la sociedad demanda, ayudaría en gran modo a reparar nuestros males.

Publicado por José Alberto Dorati y reproducido por Río Bravo el 22 de mayo de 2019. Foto: eldiaonline.

Publicado en Pago chico