El juez Civil, Comercial y Laboral de La Paz, Diego Rodríguez, hizo lugar al amparo ambiental impulsado por la organización ambiental Basta es basta, luego de que un vecino de la localidad de Colonia Avigdor realizara cerca de 10 denuncias por fumigaciones con agrotóxicos a corta distancia, sin obtener soluciones ni respuestas satisfactorias de las autoridades y organismos competentes. El magistrado declaró la inconstitucionalidad de una resolución de 2004 que permite fumigar a 50 metros de distancia, “por contravenir los estándares mínimos de protección”, amplió la restricción para pulverizaciones terrestres, ordenó al Estado provincial dar operatividad a un Decreto que considera superador en materia de protección de la salud y el ambiente y le impuso a la Comuna la difusión de las medidas dispuestas en el fallo.

Publicado en Pago chico

El fiscal Oscar Sobko -con actuación en la resonante causa de los Etchevehere- recomendó al juez Diego Rodríguez no hacer lugar a un amparo ambiental presentado en Colonia Avigdor por fumigaciones reiteradas con agrotóxicos que afectan a los vecinos. Desde la coordinadora Basta es basta cuestionan que Sobko rechazó la ausencia del Estado en la protección del derecho a la salud y a un ambiente sano porque 17 días después de la última denuncia se presentó personal de la dirección de Agricultura. “A 12 días de un nuevo aniversario del golpe de estado del 24 de marzo de 1976, nuestro Estado no puede permanecer cómplice de la perpetuación de los atropellos a los DDHH por parte del agronegocio”, reclamaron desde la organización.

Publicado en Pago chico

La asamblea "Más ríos menos termas" presentó un pedido de informes ante la secretaría de Ambiente de la Provincia que apunta a una industria láctea radicada en la localidad de Colonia Avigdor (departamento La Paz), perteneciente a la Fundación RAÍCES, apadrinada por el ex ministro de Ambiente, Sergio Bergman. Solicitan respuesta sobre las condiciones de ilegalidad en que venía funcionando la firma desde el punto de vista ambiental y por las que fue denunciada en 2016, cuando se comprobó que vertía efluentes en un arroyo lindero. Las condiciones laborales del personal también están bajo la lupa.

Publicado en Pago chico