sindicatotv

Sábado, 17 Julio 2010 21:07

Los híper, las pymes y la armonía

Escrito por Daniel Tirso Fiorotto*

Las ventajas de la participación de muchos en la economía. En algunas ciudades como Concordia entraron en debate. En otras como Gualeguay les pusieron freno, o en las antípodas los alentaron hacia la expansión, como ocurrió en Paraná. En cualquier caso, los expertos sostienen que los híper deben ser puestos en el banquillo.



El comercio minorista concentrado en pocas manos y a veces extranjeras ya constituye un tema insoslayable en las tenidas políticas de los entrerrianos.
Dos referentes principales entre los grupos concentrados que irrumpieron en esta provincia son Walmart y Carrefour, uno representante del poder capitalista estadounidense, el otro del europeo.
En ciertas ciudades las bocas de expendio de ambos hipermercados se quedaron hasta con una tercera parte de todo el comercio, lo que algunos analistas interpretan como una catástrofe en términos de distribución de las riquezas y las oportunidades.
Los híper pasaron a dominar los resortes principales del comercio, lo hicieron ante nuestras narices y continúan su plan de expansión.
La situación pasó a ser gravísima. En algunas ciudades desembarcaron cuatro o cinco híper y encima una cadena de supermercados asiáticos (en Paraná abrieron 20 casas) que en el marco de la concentración terminaron desplazando más aún, y en competencia desleal, a los comerciantes locales arraigados por años. Esos supermercados compiten ya en los barrios, mano a mano con el bolichero.
Todo esto sin considerar que los comercios, sean de grupos concentrados y cadenas, o de familias de la región, venden una mayoría de productos elaborados en otros países, con escasas oportunidades para las pymes industriales nuestras, lo que significa además pagar salarios en el exterior y restar salarios aquí.

Promesas y más promesas
Lo que sorprende (y no tanto) es la facilidad con que ingresan a nuestras estructuras económicas, con caminos aceitados por los gobernantes. Lo de Paraná pasó a ser ya un paradigma de la concentración y extranjerización, y las demás ciudades deben estar atentas.
La provincia sancionó una ley para frenar la expansión de los híper, pero en beneficio de los híper los gobiernos no la reglamentaron. Luego prometieron una y otra vez esa reglamentación, e incumplieron. Ahora hay nuevas promesas, pero ya con la advertencia de que no limitarán mucho la presencia de esos monstruos. ¿Deberemos contentarnos con una aspirina para el cáncer?
Esa concentración y desnacionalización ocurre también en otros rubros: el campo, las exportaciones, las telefonías, la banca, los transportes, los combustibles…
Ahora, veamos lo que dicen algunos expertos, y cuyos análisis jamás encontraron un solo párrafo que los rebatiera. Es decir, los estudiosos presentan una situación alarmante, y los dirigentes políticos no refutan, pero siguen en la línea de concentración. Si a esa concentración en distintos rubros se le suma la concentración también en las finanzas del estado, que la Constitución manda a ser federal pero en la realidad es unitario, entonces veremos que el sistema que se impone es contrario a la diversidad, a las autonomías, a la igualdad de oportunidades.

Peor que en toda Europa
Dice el economista Juan J. Britos: “Paraná tiene aproximadamente 16 bocas de grandes cadenas, lo que da una relación respecto a la población de la ciudad de 4,92 bocas de expendio cada 100 mil habitantes. Esto resulta totalmente desproporcionado con la media del país que da 3,9 bocas, y más si se compara con otros países. Francia es el país europeo con más hipermercados y tiene 1,5 cada 100 mil habitantes” (uno y medio cada 100 mil habitantes mientras que Paraná tiene casi 5 bocas).
Sostiene Britos que Alemania tiene menos, el Reino Unido tiene solo 1 boca de hipermercado cada 100 mil, España sólo 0,3. Y lo más notable: Italia tiene 0,2 bocas de hipermercados cada 100 mil habitantes. Eso significa que mientras Italia tiene una boca de grandes cadenas cada 500 mil habitantes, Paraná tiene una boca cada 20.000. ¡500 mil contra 20.000!
Dice que esto es una desproporción total, que estamos saturados, que ya lo que hay es demasiado y que nada justifica una nueva apertura.
Y bien, pese a tantas razones en contra: esta semana se abrió en Paraná un nuevo hipermercado de Walmart, bajo la marca Changomás, con total apoyo del gobierno local.
Añade Britos: “Una de las características de nuestro país respecto a la instalación de las grandes superficies, es el desorden, la concentración y la saturación con la que se han instalado los hipermercados, todo ello producto de la falta de regulación en la materia, en muchos casos con la complicidad de los gobiernos municipales… Contrariamente a lo que estas mega empresas prometen, la instalación de los hipermercados y las grandes cadenas producen un fuerte impacto negativo, no solo en el empleo, también en el comercio”.

El gobierno sabe
En la misma línea, un trabajo publicado por el Ministerio de la Producción y el Empleo de la Provincia de Buenos Aires sobre "Impacto Socioeconómico de las Nuevas Formas de Comercialización - San Martín 1996", estudia el desembarco de Jumbo y Carrefour en ese Partido. Dice el estudio que a raíz de esa aparición de los grandes grupos habrían desaparecido unos 4000 negocios minoristas en un año, un 30% de los 13.500 comercios de la zona. El rubro más afectado Alimentos y Bebidas, seguido de los locales de venta de Vestimenta.
Luego agrega el estudio oficial: “Por otro lado, este cierre de alrededor de 4.000 comercios minoristas habría provocado la desaparición de al menos 8.000 puestos de trabajo, número que contrastado con las estimaciones de personal incorporado en los hipermercados de Jumbo y Carrefour (entre 1.200 y 1.300 personas) deja un saldo de aproximadamente 6.700 desocupados".
El economista y catedrático universitario Oscar Barbosa agrega en Paraná: “Los sectores dirigentes desaprovechan todo ese cinturón de la educación, la ciencia, la investigación, que tenemos aquí con Agronomía, el Inta, las ingenierías. Eso es un diamante que habría que pulir, pero adoptan decisiones en soledad, como si todo eso no existiera”. Dice que los híper “tienen un gran poder de negocios frente a proveedores y competidores locales. Pueden tener precios más bajos que un pequeño comerciante en algún caso, pero a mediano plazo adquieren en el mercado local una posición dominante (oligopólica) desplazando a sus competidores y disolviendo estas fuentes de empleo”.
El economista y catedrático Luis Lafferriere agrega: “La demanda de bienes se desviará desde comercios tradicionales hacia el nuevo híper y esto generará otros impactos negativos en cadena que perjudicarán a la sociedad en su conjunto”.
Luego pronostica un cierre masivo de pequeñas y micro empresas. “En muchos casos los negocios afectados que deben cerrar no son sólo de emprendedores unipersonales o de actividades cuentapropistas, sino que está involucrado un numeroso plantel de personal en relación de dependencia y trabajadores familiares, por lo que se provoca un ‘efecto desempleo’ mucho más dramático aún; lo que se estima en una cifra superior al millar de puestos de trabajo perdidos por cada nuevo híper radicado en una localidad… El conjunto de productores locales y de la zona que proveen habitualmente al comercio minorista se verá desplazado”.

Limando el equilibrio
Lo más gracioso, un funcionario provincial, Aldo Bachetti, director de Industrias y Pymes de Entre Ríos, sostiene también que por cada empleo que crea un híper se pierden 6 o 7 en otros comercios, que Paraná y Concordia están saturadas de bocas de hipermercado, que había más de 50 horticultores y con la llegada de los híper no quedan ni 15, que en los supermercados de familias locales que tenían 1.500 empleados no quedan ni 800, que los híper pagan menos impuestos aquí por los convenios multilaterales, que son incontrolables…
Estamos todos de acuerdo, pero los híper y las cadenas extranjeras siguen desplazando a las pymes entrerrianos como Pancho por su casa. Sectores de poder, multinacionales y grupos fuertes en connivencia con dirigentes políticos, nos van limando el equilibrio, la armonía, nos van parasitando, y todo ante nuestras narices.

Un botón de muestra
Christy Walton, Alice Walton, Jim Walton, John Walton, S. Robson Walton y Helen Walton son los herederos de Walton, las mujeres y los hombres más ricos del planeta, dueños de la poderosísima Walmart
En un listado de los diez personas más ricas de la tierra, los Walton ocuparán los lugares 6, 7, 8, 9 y 10. Sumados, tienen más que Bill Gates.
Si consideramos que la gran exportadora de granos en la provincia es Cargill, veremos cómo un par de firmas estadounidenses controlan el comercio en Entre Ríos. Y así podemos hablar de europeos, asiáticos, y también de grupos concentrados de origen argentino pero concentrados al fin.

 * Especial para Semanario La Ciudad, Villaguay

 

Modificado por última vez en Sábado, 11 Septiembre 2010 03:28

845x117 Prueba