Domingo, 15 Marzo 2020 01:08

Con el 78% del sueldo en negro, los docentes misioneros redoblan la lucha

Escrito por Claudio Puntel

En una multitudinaria asamblea desarrollada ayer en Oberá, los trabajadores de la educación en lucha de la provincia de Misiones resolvieron continuar las medidas de acción directa con un paro de 72 horas y acciones en las distintas localidades. A poco de finalizar la asamblea fueron convocados por el presidente del Consejo General de Educación, Alberto Galarza.

Desde las 9 del sábado hasta mediada la tarde la plazoleta Güemes de la ciudad de Oberá cobijó a delegados de los educadores de los 75 departamentos de la provincia de Misiones. Temprano a la mañana, los trabajadores de la educación en lucha comenzaron a ubicar las reposeras en el predio y desplegar las pancartas. Mientras circulaban mates y tererés, comenzaron a compartir el análisis de situación, evaluar la marcha de las medidas de acción y debatir las estrategias a seguir. Voces con los diversos acentos regionales fueron abriéndose paso entre la música de los parlantes para pasar revista a las acciones llevadas a cabo en cada departamento; así expusieron sobre las concentraciones, volanteadas, piquetes en las rutas y todo lo que los trabajadores misioneros guardan como experiencia de lucha.

El conflicto –que la semana pasada desencadenó la renuncia del entonces presidente del CGE, señalado como responsable del acuerdo salarial sellado con el sindicato UDPM (Unión de Docentes de la Provincia de Misiones, adherido a Ctera) y repudiado por la gran mayoría de los docentes de la provincia– crece a ritmo sostenido. El gobierno del renovador Herrera Ahuad había acordad con UDPM una pauta salarial que fue considerada como “miserable” por gran parte de la docencia misionera. Al rechazo generalizado y ante la medida de no iniciar las clases por parte de la Asamblea de Trabajadores de la Educación, la respuesta oficial fueron las amenazas de descuento y aprietes, a lo que ayer, los trabajadores respondieron con la profundización de las medidas.

Río Bravo dialogó con Norma Fernández y Liliana Avellaneda, delegadas a la asamblea provincial convocada por organizaciones como UTEM (Unión de Trabajadores de la Educación Misiones), Udnam (Unión Docentes Nueva Argentina de Misiones), MPL (Movimiento Pedagógico de Liberación), ATE, Autoconvocados y agrupaciones gremiales. “Valoramos la convocatoria de la asamblea como muy positiva. En principio porque hemos logrado tener representantes de los 75 departamentos de la provincia”. Con centenares de delegados presentes, se resolvió un nuevo paro por 72 horas; la entrega de un petitorio al CGE, Hacienda y Gobernación; acciones en las distintas localidades el martes 16 y acciones en paralelo a lo que al finalizar la asamblea era una “posible reunión con el Gobierno” y minutos después era confirmada mediante la convocatoria del presidente del CGE. La respuesta del gobierno convocando a la reunión del miércoles en la localidad de Campo Grande es entendida como una legitimación de la asamblea y de la lucha de las organizaciones opositoras al sindicato oficial y fue celebrada como “un gran paso en la lucha”.

Como es de prever, en la diversidad de experiencias y posiciones, la asamblea de ayer tuvo un desarrollo complejo. “Hemos tenido que resolver algunos aspectos en los que nos ha costado ponernos de acuerdo pero creo que hemos logrado los consensos más importantes”, valoran las delegadas entrevistadas, quienes consideraron que “estos puntos a los que hemos arribado pueden ser de inflexión para arribar al aumento que necesitamos”.

En virtud de la propuesta aceptada por UDPM, “nuestro básico a partir de marzo va a ser de $ 7.077 para un maestro que recién se inicia y se mantiene así hasta los 20 años de antigüedad. A partir de esa antigüedad recién comienza a impactar”, explican. Aclaran que “se toma cómo básico sueldo testigo el de maestro de grado que recién se inicia”.

Además, dicen las entrevistadas: “tenemos algo que se llama ‘Garantía Salarial Docente, que es de $4000, que lo reciben únicamente los docentes que recién se inician hasta los 20 años; los que tenemos más de 20 años de antigüedad no lo recibimos. Es uno de los montos que nosotros queremos que sean blanqueados en el básico”. Para valorar lo que significan los montos no bonificables ni remunerativos en el salario del trabajador de la educación en Misiones, señalan “tenemos ese básico en blanco remunerativo de $7000 y el 78% restante está el negro. Eso es lo nos hace llegar a algo que el gobierno nacional llama piso salarial de $23.250 y que para los misioneros se transformó en un techo de $23.250”.

Cerca de las 16 de ayer y con un triunfo parcial bajo el brazo, los delegados emprendían el regreso a sus respectivos lugares. Luego de la audiencia concertada para el miércoles, el próximo encuentro será el viernes 20 en Aristóbulo del Valle. Asamblea a la que los trabajadores de la educación en lucha esperan arribar con una propuesta salarial digna de ser analizada.

Modificado por última vez en Domingo, 15 Marzo 2020 13:35