sindicatotv

Lunes, 05 Octubre 2020 18:28

Chomsky advierte "riesgos inminentes de guerra civil" en Estados Unidos

Escrito por Santiago Mac Yntyre

El lingüista, filósofo, historiador y politólogo norteamericano lanzó graves advertencias en su intervención en la cumbre de la Internacional Progresista, al referirse a la profunda crisis que atraviesa Estados Unidos  como consecuencia de las políticas antipopulares y particularmente agresivas de la administración Trump contra la comunidad afrodescendiente, latinoamericana y los trabajadores en general. La desastrosa gestión de la pandemia, la crisis económica, su complicidad con grupos racistas y su desafío abierto al sistema democrático en caso de perder las elecciones, encienden la alarma en amplios sectores. Ante la proximidad de las elecciones de noviembre, Chomsky considera que "en ausencia de una victoria de Trump muy clara hay riesgos inminentes de guerra civil".

"Es un momento de confluencia de distintas crisis muy fuertes, la vida humana está en peligro directo, los grandes poderes imperialistas del momento están enfrentándose (...) Entonces, para la significación del futuro es importante ver qué pasa en la hegemonía global, disminuida por los delirios de Trump, pero en noviembre se van a determinar muchas cosas. El resto del mundo está preocupado. Por ejemplo, Martin Wolf, del Times financiero, habló de una crisis seria ante una posible reelección de Trump, sería una crisis final, una crisis terminal", anticipó el reconocido intelectual, en un discurso que reflejó la preocupación y la incertidumbre que generan las políticas y los próximos pasos del magnate que dirige los destinos de la Casa Blanca.

Es que la mayoría de los diagnósticos sobre el resultado de las políticas aplicadas por el jefe republicano y la posibilidad (aunque mínima) de una continuidad no hablan de otra cosa sino de catástrofe: "En cada año que ha pasado Trump en el poder nos hemos acercado a la medianoche. En enero pasado, los minutos se volvieron segundos, un par de segundos hacia la medianoche", dijo Chomsky, para quien "son las mismas crisis de siempre: la amenaza creciente de una guerra nuclear, la catástrofe ecológica, la destrucción de la democracia, estas son las crisis principales que estamos enfrentando, que nos están acercando a la exterminación".

"Desde enero pasado estas tres amenazas han ido en aumento gracias a las políticas de Trump, ha ido desmoronando las políticas de control de las armas, ha disminuido las protecciones contra las amenazas de una guerra nuclear, ha desarrollado armas más peligrosas todavía dentro de la industria militar y se ha dedicado a destruir el medio ambiente y cualquier sustento de la vida, ha abierto de los últimos lugares que están protegidos contra la exploración petrolera por ejemplo; entonces, son políticas sistemáticas de desmantelamiento de las políticas de regulación para proteger el medio ambiente y proteger a las poblaciones de las contaminaciones tóxicas ante la exploración petrolera de la energía fósil. Y hemos visto que estas cosas se han puesto peor durante esta pandemia del Covid 19", analizó.       

El desmanejo institucional es otro de los temas sobre los que pone la lupa el filósofo estadounidense. Su abuso de poder y las propias declaraciones de Trump hacen temer una posible violación del orden democrático: "Legalmente, en Estados Unidos el presidente debe estar confirmado por el Senado, pero Trump le dio la vuelta y pone sólo gente temporal en los puestos de Gobierno, sin aprobación del Senado, y los va cambiando para que estén dispuestos a seguir sus voluntades. Es decir, no hay voces independientes. El Congreso había establecido hace mucho tiempo un inspector general para que pueda monitorear el trabajo de la rama ejecutiva, pero viendo la mazamorra de corrupción que ha creado Trump en Washington podemos ver claramente que eso no está funcionando".

"Incluso Trump ha empezado a decir que si no le gusta el resultado de las elecciones entonces no va a dejar su puesto; es una amenaza directa a lo básico. Es sólo algunos de los ejemplos de las amenazas y de falta de respeto total", graficó Chomsky.

La situación llegó a tal punto que, "la jefatura militar de Estados Unidos ha hecho una carta en la cual revisaban su responsabilidad, recordando su deber constitucional de sacar del poder un presidente que no quisiera dejar el poder".

"Pero tenemos que asustarnos de las unidades paramilitares que se han ido repartiendo, diseminando en el país para asustar a la población", dijo Chomsky alarmado ante la presencia de  grupos paramilitares de extrema derecha como los denominados Proud Boys, y continuó: "Ése es el tipo de juego de guerra que se ha ido estableciendo alrededor de las elecciones de noviembre. Y los expertos mediáticos, los estratégicos, todos los expertos del mundo han ido llamando la atención sobre este riesgo real, incluyendo políticos famosos de los dos partidos. Es decir, en ausencia de una victoria de Trump muy clara hay riesgos inminentes de guerra civil".

La crisis ambiental es otro de los problemas sobre los que expuso el autor de ¿Quién domina el mundo?: "La destrucción del Antártico y del Ártico (...) nos están acercando a la catástrofe. Nos avisaron los mejores científicos del mundo que había que alarmarnos, hace rato, que no había tiempo que perder y que no se estaba haciendo lo suficiente".

En ese sentido, Chomsky sostuvo que "el mundo está dirigido por gobiernos que no sólo no están tomando las medidas necesarias, sino que de manera deliberada aceleran el problema con una negligencia criminal" y resaltó que "claramente la Casa Blanca está en la vanguardia de ese proceso de negligencia criminal. No sólo son los gobiernos; las industrias, ¿quiénes están financiando la industria de la energía fósil?, ¿quiénes se están beneficiando?", se preguntó.

Frente a esto advirtió, citando "un memo interno del principal banco de Estados Unidos" que "la sobrevivencia de la humanidad está en peligro (...) Hay maneras de manejar la crisis pero no tenemos mucho tiempo dice el memo".

Chomsky resaltó el carácter internacional de la actual crisis y si bien admite que pueden existir diferencias en varios países también llama la atención sobre "troncos comunes", puntualmente sobre "un ataque desde hace cuarenta años" que, según dijo, fue explicitado por el propio expresidente de los Estados Unidos en ese momento: "Ronald Reagan (...) cuando empezó este ataque combinado, declaró que los Gobiernos son los problemas, no la solución, lo que eso significa es que las decisiones ya no deberían ser tomadas los gobiernos que por lo menos estaban bajo control o control público y este poder de decisión se debería mover a los poderes privados que no están bajo el control de ningún tipo de lo público"; nada más descriptivo del discurso que hoy pregonan alegremente, en Argentina, un puñado de economistas mediáticos ultraliberales con espacios privilegiados en canales de TV, pese a la catástrofe que esas viejas recetas sobre la destrucción de lo público y de los derechos laborales ya provocaron en nuestro país, sobre todo a partir de la sangrienta dictadura cívico-militar.

 "Las administraciones de Reagan y de Thatcher con mucha consistencia empezaron a destruir el movimiento sindical, el movimiento de los trabajadores, porque sabían que eso era el primer impedimento en poder imponer su hegemonía de clase", recordó Chomsky, con otra definición que podría aplicarse sin temor a imprecisiones a ciertos discursos en boga en nuestro país.

Publicado en Río Bravo el 5 de octubre de  2020

Modificado por última vez en Martes, 06 Octubre 2020 00:36

845x117 Prueba