sindicatotv

Domingo, 23 Agosto 2020 11:18

Muga, titular Enacom Entre Ríos: “la pandemia confirmó que el acceso a internet debe ser un derecho”

Escrito por Río Bravo

El sábado 22 de agosto fue publicado el decreto presidencial que anunció un día antes, vía twitter, el Presidente Alberto Fernández. Mediante la medida se congelan las tarifas de los servicios de telefonía móvil e internet hasta el 31 de diciembre de este año y se declara “servicio público esencial” a la telefonía móvil, Internet y la televisión por cable, por lo que, incluso después de esa fecha, las empresas tendrán que justificar sus pedidos de aumento y el gobierno los tendrá que autorizar o no.

La decisión de declarar a las comunicaciones digitales como un servicio público (algo que existe en la mayoría de los países de Europa y América del Norte, aunque el coro de la oposición plantee así nos “aislamos del mundo”) se basa en la indiscutible centralidad que adquirió la actividad en vinculación con muchos otros derechos esenciales. Hoy, sobre todo aunque no exclusivamente en tiempos de pandemia, la educación, la salud, la justicia y otros derechos son difíciles de pensar, gestionar y conseguir con poblaciones desconectadas de las redes digitales de comunicación.

Desde ya, los medios hegemónicos (con importantes intereses creados en el rubro) pusieron los gritos en el cielo y plantean que la decisión tiende a la censura, ya que las empresas del rubro dejarán de invertir porque las reglas de juego no son claras. Esto es insostenible en un rubro que, según datos del Enacom, en los primeros tres meses de este año generó ingresos por más de $148.000 millones (telefonía fija y móvil, Internet y tevé por cable), algo más de mil millones de dólares, y que presta servicios que todos los años, desde hace tiempo, lideran el ranking de denuncias de consumidores y usuarios.

Una medida necesaria

Sobre la cuestión, en diálogo con Río Bravo, Juan Claudio Muga, titular de la delegación Entre Ríos del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), manifestó que su valoración es “muy buena, porque es una medida diseñada para que el ciudadano común tenga acceso a Internet como un bien público.

Sobre el particular contexto y su relación con el tema, planteó que “esta pandemia puso blanco sobre negro las necesidades de muchos, sobre todo en los chicos que no pudieron estudiar, mientras los chicos que sí tenían todas las condiciones no quedaron tan atrasados en el aprendizaje.”

Las tarifas de estos servicios estaban congeladas por acuerdo con las empresas desde el comienzo de la pandemia hasta septiembre. Según Juan Claudio Muga, lo que cambia con esta medida es que “antes tenías que acordar con las empresas y ellas te decían si querían o no. Ahora va a ser exactamente al revés, la pelota la tenés vos y vos le vas a decir si corresponde o no corresponde el aumento. Al mismo tiempo podés hacer planes de inversión para llegar a todos, así como hay un plan de inversión en electricidad, en telefonía, tenés que hacerlo en internet, porque internet tiene que ser un servicio universal, no hay duda.

Publicado por Río Bravo el 23 de agosto de 2020.

845x117 Prueba